7 consejos para CONTROLAR la ansiedad por la enfermedad del Coronavirus (2da Parte)

Elizabeth Lombardo

Controlar la ansiedad por la enfermedad del coronavirus

Entonces, ¿Qué puede hacer? Aquí hay siete consejos para ayudarle a afrontar de forma óptima la ansiedad por la enfermedad del coronavirus:

  1. Sea proactivo en la reducción de sus niveles de estrés.

El estrés aumenta la ansiedad. Piense en el estrés como si estuviera un rango continuo de 0 (sin estrés en absoluto) a 10 (lo más estresado que jamás haya estado). Es una escala subjetiva, para mí, cualquier dato que esté en un siete o más alto lo considero “la zona roja”. Y cuando estamos en la Zona Roja, tendemos a pensar de forma más negativa. Eso prolonga la ansiedad, lo que aumenta los pensamientos negativos, y se convierte en una espiral descendente.

La clave no es esperar hasta que uno esté en la Zona Roja, sino más bien tratar el estrés antes de llegar allí. La gente tiende a mostrar signos de niveles más altos de estrés que son exclusivos de ellos. Tal vez sientan un dolor de cabeza, o empiecen a rechinar los dientes, o a rebotar la pierna de arriba a abajo.

Sea lo que sea, tome conciencia de sus “indicios”. Entonces, cuando note que su nivel de estrés aumenta, haga algo saludable y útil para reducir ese estrés. Salte sobre su cama, salga a caminar, ponga su canción favorita y baile, vea un video divertido que lo haga reír, lo que sea que lo haga sentir más aliviado.

  1. Recuerde, no está indefenso.

¿Alguna vez se ha mudado y ha tenido que esperar a que el tipo del cable aparezca para instalar los servicios? Puede que digan que estarán allí entre las 08:00 y el mediodía, ¿pero cuando aún no se sabe nada de ellos y son las 14:00? Eso le hace sentir, bueno, estresado.

Es un tipo de impotencia aprendida, un término de la psicología que básicamente se traduce como: “No hay nada que pueda hacer y eso se siente horrible”. La impotencia aprendida puede causar ansiedad e incluso llevar a la depresión.

Puede sentir que no hay nada que pueda hacer durante ese tiempo sin precedentes. Y aun así, es vital recordar que siempre hay dos estrategias para lidiar con cualquier problema. Una está enfocada en el problema, en la que uno cambia la naturaleza problemática de lo que está sucediendo. Aunque usted no pueda curar personalmente el COVID-19, puede hacer su parte participando en el distanciamiento social y en el lavado de sus manos.

La otra es una estrategia llamada adaptación centrada en las emociones. Eso implica cambiar su reacción emocional al evento. Mantenerse fuera de la Zona Roja, centrarse en formas de ayudar a los demás, practicar la gratitud… todas estas son formas de sentirse mejor emocionalmente. Aunque no pueda cambiar todo lo que está pasando, usted puede cambiar su reacción a la misma. Y eso puede ayudar a reducir su ansiedad.

  1. Actuar desde un lugar de lógica en lugar de emoción.

La preocupación puede perpetuar la ansiedad. El pensamiento de “¿qué pasa si” algo malo sucede, como “¿qué pasa si me quedo sin papel higiénico?” o “¿qué pasa si esto dura meses y meses?” puede perpetuar y aumentar la ansiedad. Cuando pensamos en términos de “qué pasaría si”, tendemos a reaccionar emocionalmente como si lo que tememos que pueda pasar es inevitable.

Yo equiparo esto a ponerse el abrigo de invierno en verano. Imagine que es verano y hace 30 grados centígrados afuera. Digamos que usted ve a alguien con un largo abrigo de invierno con una bufanda y un sombrero. ¿No le parecería que algo raro pasa con esa persona? Es probable. ¿Y si esa persona le dice que se está preparando para el invierno, que llegará en cuatro meses? Eso aún no tiene sentido, ¿verdad? Sudar durante cuatro meses hasta que haga suficiente frío como para tener que llevar ese abrigo causa molestias innecesarias. Y aun así eso es lo que hacemos cuando sufrimos el síndrome de “qué pasaría si”. Reaccionamos emocionalmente como si algo ya estuviera sucediendo, aunque no esté sucediendo.

Pero eso es diferente a tener ese abrigo de invierno en el armario para cuando lo necesites. Con esto quiero decir que es importante considerar los peores escenarios y tomar medidas para prevenirlos o establecer sistemas para implementarlos si se producen. Pero reaccionar emocionalmente como si esos temores fueran inminentes es como usar ese abrigo de invierno cuando hace calor.

7 consejos para CONTROLAR la ansiedad por la enfermedad del Coronavirus (1ra Parte)

Elizabeth Lombardo

Controlar la ansiedad por la enfermedad del coronavirus

¿Se siente ansioso? ¿Estresado por los acontecimientos actuales? Quiero darle el poder de tomar medidas para controlar sus miedos, porque tener ansiedad por el coronavirus no le va a ayudar.

El estrés puede estimular su sistema inmunológico en pequeñas ráfagas. Sin embargo, cuando el estrés es prolongado, como el que enfrenta nuestro mundo actualmente, la eficacia del sistema inmunológico se desacelera y eventualmente cae en la dirección opuesta. Al igual que usted, su sistema inmunológico se agota y no puede funcionar óptimamente cuando se expone a un estrés prolongado. Y, dado que su sistema inmunológico es responsable de combatir los patógenos y mantener su cuerpo sano, un sistema inmunológico estresado puede resultar más susceptible a las enfermedades.

Esas son las malas noticias.

No obstante, las buenas noticias (y hay buenas noticias) son que independientemente de lo que esté sucediendo en el mundo, usted puede controlar su estrés y su ansiedad. Puede que no sea fácil o automático, pero es posible.

Como psicóloga clínica y entrenadora, que ha trabajado con clientes durante más de dos décadas para optimizar su forma de pensar (incluso en tiempos difíciles), he creado un sistema que llamo Entrenamiento Neuro-Regenerativo. En esencia, es una forma de recablear su cerebro para que funcione a favor y no en contra de usted.

La mayor parte del estrés y la ansiedad que experimentamos no es causada por factores externos, sino más bien por nuestra interpretación de los factores externos. por ejemplo, el mundo no se ha quedado sin papel higiénico al tiempo de escribir este artículo, y aun así la gente tiene pánico de que los estantes se queden vacíos. Y a pesar de las estadísticas actuales sobre el coronavirus, la ansiedad por contraer un caso grave es desenfrenada.

Esto NO quiere decir que debamos seguir con nuestras vidas como antes. Las cosas están cambiando rápidamente, y tenemos que adaptarnos. Es muy importante estar seguro y seguir las pautas de salud para protegerse a sí mismo y a los demás.

Sin embargo, estar abrumado por la ansiedad puede interferir no sólo con su salud sino también con su capacidad de desempeño. Un cerebro ansioso, por ejemplo, tiene una menor capacidad de concentración, de enfoque, de resolución de problemas y de resiliencia, lo que puede conducir a más problemas en su vida personal y profesional.

… 

3 principios que usted debe entender para LUCHAR CONTRA la lujuria (2da Parte)

Doug Weiss

Comprende que la lujuria es impotente contra Dios y puedes luchar contra ella.
(Foto de NeONBRAND en Unsplash)

Principio 3: La lujuria es impotente contra Dios. El enemigo natural de la lujuria es el miedo al Señor. Este es un consejo muy práctico, no uno lleno de doctrina religiosa. El cristianismo contemporáneo ha abandonado la idea de temer a Dios, abrazando sólo el amor de Dios por nosotros.

Si el padre que le crio era un hombre varonil, estaba ahí para ayudarle a no meterse en problemas. Si usted temía a su padre, tenía respeto por él, comprendía sus valores y sabía las consecuencias al violar sus valores.

Mi hijo sabe que lo amo, y se lo digo y le demuestro esto diariamente. También conoce mi valor de respetar a las mujeres, especialmente a su madre. Sabe que faltar el respeto a las mujeres sería inmediatamente algo muy doloroso. Tiene un gran respeto y un saludable temor a papá.

Respetar el valor a las mujeres que tiene nuestro Padre Dios es realmente útil para caminar sin lujuria. Sé que Dios me ama, pero también sé que odia la lujuria. Él sabe el dolor que causa en el interior y el daño que hace a los que nos rodean. Honre a su Padre y tenga temor de Él para mantener una vida libre de lujuria.

Tener valores y respetar a las mujeres en su corazón es un antídoto para la lujuria.

¡Es hora de luchar!

La lujuria no cederá y nunca abandonará la lucha por su alma. El enemigo de nuestra alma sabe que este es un punto débil para muchos cristianos. Por lo tanto, invierte mucho tiempo tratando de hacernos tropezar en esta área. Afortunadamente, Dios nos ha provisto de múltiples armas para luchar contra esto y un manual para ello en la Biblia.

Además, ha equipado a muchos hombres y mujeres de la iglesia que se dedican a luchar contra este malvado enemigo. La iglesia necesita hombres y mujeres que se pongan de pie y digan “¡No más!”

Este enemigo ha estado corriendo desenfrenado en la iglesia sin control durante demasiado tiempo.

¡Es hora de luchar!

3 principios que usted debe entender para LUCHAR CONTRA la lujuria (1ra Parte)

Doug Weiss

Comprende que la lujuria es impotente contra Dios y puedes luchar contra ella. (Foto de NeONBRAND en Unsplash)

 

Al emprender la lucha contra la lujuria, es importante entender a su enemigo. Hay muchos principios en contra de la lujuria y mucha guía de la Biblia sobre cómo ser victorioso.

En el artículo de hoy, quiero señalar tres verdades principales cuando se trata de lidiar con la lujuria. También he incluido pasos prácticos y bíblicos para luchar contra ella.

Principio 1: La lujuria impacta negativamente en su cuerpo. La lujuria tiene un extraño silencio sobre el impacto que tiene en el cuerpo. Usted cree que simplemente se siente bien. Pero la lujuria sabe cuándo va a usarla.

Cuando la lujuria entra en acción, las endorfinas y encefalinas que fluyen por su cerebro literalmente lo conectan y lo hacen anhelar esa imagen, fantasía o persona una y otra vez.

La lujuria entrena a su cuerpo para que se conecte a un cierto tipo de estímulo. Esta acción se llama refuerzo positivo. El cuerpo anhela el golpe químico a través de lo que ofrece la lujuria. Puede llegar a ser tan severo que se prefieran los pensamientos lujuriosos en lugar de estar en intimidad con su esposa.

Dios nos entrega la verdad en 1 Corintios 6:18: “Escapa de la inmoralidad sexual. Cada pecado que un hombre comete está fuera del cuerpo. Pero el que comete inmoralidad sexual peca contra su propio cuerpo”.

Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

Corintios 6:18 Reina-Valera 1960

Si la lujuria no se corrige, el refuerzo positivo puede ser cada vez más fuerte, conduciéndole a problemas de adicción y anorexia íntima.

Su cuerpo es un regalo increíble. Si usted permite que la lujuria mantenga este don, le llevará a lugares malos que normalmente no consideraría. Vivir una vida libre de lujuria permite que su cuerpo sea restaurado a la mente positiva y limpia que Dios le dio al nacer.

Principio 2: La lujuria no juega limpio. La lujuria quiere que usted crea que está ahí para usted y que le cubre las espaldas. La lujuria es el consuelo cuando usted tiene un día duro en el trabajo, una pelea con su jefe o su esposa, o incluso cuando usted está atascado en el tráfico.

La lujuria está ahí para decirle cuán querido, deseado y amado es usted. La lujuria le adorará durante el tiempo que le lleve desconectarse o sentirse mejor. La lujuria lleva muy bien el disfraz de ser una buena persona.

La verdad sobre la lujuria es que es depredadora. Cada vez que la lujuria siente debilidad en usted, o su ego se magulla, decepciona, frustra o abruma, la lujuria se mueve para perpetrar su trabajo en usted.

La lujuria intencionalmente lo deja sintiéndose más y más vacío, atascado, culpable y avergonzado. La lujuria actúa como un depredador que espera hasta que se encuentra con una víctima débil para atacar.

La lujuria sabe que su voz no es agradable, así que se cubre de bondad. La intención es capitalizar sus momentos de debilidad con el propósito expreso de crear debilidad en su vida. Eso es lo que hacen los perpetradores. Crea en la verdad la próxima vez que la lujuria intente decirle lo agradable que es. Simplemente dígale a la lujuria que está mintiendo y que llevará su debilidad a Jesús, donde siempre se hará más fuerte.

… 

Ahora en juego…

Mark Rutland

En esto pensad

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4:8 RVR 1960

El cerebro humano es un componente asombroso de nuestros cuerpos. Con él, somos capaces de sentir, reconocer, entender y recordar innumerables cosas. Nuestro cerebro lleva la cuenta de innumerables detalles importantes (como los latidos del corazón) que nos mantienen vivos. Todo ello sin decisiones conscientes por nuestra parte. Incluso con los productos más avanzados de la investigación científica, no hemos sido capaces de competir con lo que nos ha dado Dios con el regalo de la vida.

Una cosa que debemos tener en cuenta es el tipo de material al que damos acceso a nuestros cerebros. Como el cerebro es como una esponja, retiene toda la información que recibe. Hace unos años, Denny Gunderson, ex presidente de Juventud con una Misión, hizo una pregunta interesante: ¿Te sentirías cómodo si tus pensamientos se mostraran en una pantalla de cine para que todos los vean?

Lo que pensamos puede tener un impacto muy fuerte en la forma en que manejamos una situación o vemos una serie de eventos. Los pensamientos llevan a las acciones. Y, si se dejan sin control, pueden convertirse en rasgos de carácter negativos bastante rápidamente.

El Señor quiere que nuestras mentes sean puras y útiles para las tareas que ha planeado para nosotros. Es difícil servir efectivamente cuando una persona está considerando pensamientos de venganza, envidia u otra maldad. Pablo entendió esto y desafió a la iglesia filipina a pensar en cosas que fueran honorables, verdaderas, encantadoras, admirables y dignas de alabanza. De esta manera, sus acciones se ajustarían a sus pensamientos.

Se sentirían cómodos si sus pensamientos se mostraran en una pantalla de cine para que todos los vieran? No es demasiado tarde para permitir que Dios realice un poco de “edición” para que nuestro pensamiento esté en línea con el suyo.

La pregunta es si estás dispuesto a dejarle hacerlo. 

 

 

Cómo USTED puede estar preparado cuando el enemigo pelea sucio (2da Parte)

James W. Goll

¿Usted tendrá su armadura puesta cuando Satanás comience a pelear sucio? (Pixabay.com)

¿Cuáles son las tácticas favoritas de Satanás?

Satanás no es particularmente creativo. Ejerce su malicia de ciertas maneras predecibles (y, por lo tanto, resistibles). Con su limitado repertorio, todo lo que puede hacer es mezclar ingredientes estándar en variaciones de la misma receta. Aquí hay una lista rápida de sus tácticas favoritas contra los seres humanos:

Retrasar. Debilitarte y desgastarte. Para hacer que usted se extravíe en el camino (seguir el enlace Daniel 10:2-14).

Engañar. Descarrilar los propósitos de Dios convirtiendo los principios espirituales en un legalismo. Para moverlo de la estabilidad de la verdad a la inestabilidad del error (ver Apocalipsis 12:9).

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Apocalipsis 12:9 RVR1960

Distracción. Para romper su enfoque. Para hacer que se concentre en un asunto secundario. Un tiempo de gran intimidad con Dios puede convertirse en un tiempo de gran batalla (ver Prov. 4:27.)

No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; Aparta tu pie del mal.

Proverbios 4:27 RVR 1960

Decepción. Para magnificar las debilidades de otros; para ofenderlo y amargarlo (ver Salmo 55:2).

Está atento, y respóndeme; Clamo en mi oración, y me conmuevo,

Salmos 55:2 RVR 1960

Retraso, engaño, distracción y decepción. Cada una de estas tácticas es de acción lenta. Es posible que no las reconozcan al principio. A veces parece que Satanás es más paciente que usted, ya que invade su paz, pulgada a pulgada. No puede descarrilarte instantáneamente, aunque puede parecer abrupto cuando sucede.

Para detectar la invasión del mal con mayor rapidez, evalúe sus experiencias de vida para tomar conciencia de su talón de Aquiles personal, su punto de mayor vulnerabilidad. La mayor debilidad de algunas personas es la incredulidad. Para otros es la amargura o la venganza. Para otros, es el dejar de fumar, retroceder y renunciar. Cada uno es diferente. Una persona puede ser vulnerable debido a un momento de dolor o fatiga. Otros pueden ser propensos a la ira volcánica. Pídale al Señor que le muestre su mayor debilidad, porque ahí es donde el enemigo concentrará sus esfuerzos.

Sin embargo, una vez que apuntalen sus defensas en el área de mayor debilidad, otra área podría volverse vulnerable, y el enemigo volverá a dar la vuelta. Él está al acecho, esperando a que usted tropiece.

¿Cuándo Satanás golpea más fuerte?

El diablo trabaja en ciclos. Ataca y se retira. Golpea y luego se mueve hacia el otro lado. Esto puede ser desorientador (y él quiere que lo sea), pero usted puede anticipar sus movimientos. Puedes predecir las etapas de tu ataque.

Recordará lo que le pasó a Jesús al final de su tiempo de tentación en el desierto. Después de haber superado toda tentación.

El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Mateo 4:11 RVR1960

En otras palabras, el ataque de 40 días había terminado. Habría más batallas después, en otra ocasión. El enemigo se reagruparía. Aprovechando el respiro, los ángeles ayudaron a Jesús a reagruparse también.