Por Jimmy Evans

Karen y yo tenemos padres y suegros maravillosos, pero seamos sinceros: ningún padre es perfecto. La crianza imperfecta que experimentan las personas mientras crecen conduce a un bagaje que puede dañar nuestros matrimonios.

Los dos tipos de bagaje más destacados son las iniquidades y los votos internos.

Injusticias. Éxodo 34: 7 cuenta cómo Dios inflige «la iniquidad de los padres sobre los hijos y los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación». Aunque Dios proclama Su misericordia anteriormente en estos versículos, también revela el impacto de largo alcance de la iniquidad de padres a hijos.

En el idioma hebreo original, la palabra que traducimos «iniquidad» es avon. Significa «doblar». Si alguna vez ha visto uno de los árboles escasos que crecen naturalmente en Texas Panhandle, donde crecí, notará que estos siempre parecen inclinarse hacia el noreste. Eso es porque los vientos dominantes soplan del suroeste.

Cuando el viento sopla constantemente de una dirección, el árbol crece bajo esa influencia. Se doblan y se retuercen. Eso también sucede en nuestras vidas. El camino de Dios es recto, pero a veces la gente crece torcida.

Giramos en cierta dirección debido a las presiones que nos infligen nuestras familias y padres. Hacemos lo que ellos hacen. Aprendemos lo que se nos muestra. A veces esto es positivo, pero otras veces puede ser una iniquidad, un pecado generacional.

Tal vez sea la rapidez con la que se enoja. Quizás sea abuso de sustancias. Puede ser chovinismo, sexismo o racismo. Incluso podría ser abuso físico o sexual. Los sistemas familiares transmiten estos rasgos negativos de generación en generación.

Nunca he conocido a una persona que no haya tenido iniquidades por seguir el ejemplo no bíblico de generaciones anteriores. La única forma de romper esta cadena es lidiar con ella.

Primero, reconozca el problema. En lugar de ponerse a la defensiva con respecto a su familia, llámelo como es: pecado. Asume la responsabilidad de tu comportamiento. Luego, perdona a tu mamá y a tu papá por transmitir esa iniquidad a tu generación. Perdonar a tus padres es el mayor problema para enderezar los lugares en los que estás torcido.

Los votos internos son malos y evitan que Jesús gobierne un área de tu vida… Nos hacen imposibles de enseñar.

Votos internos. Mientras que las iniquidades se transmiten de padres a hijos, los votos internos son autodirigidos. Estas son promesas que nos hacemos a nosotros mismos en respuesta a la dificultad o al dolor. Todos han hecho estos en algún momento de sus vidas:

Nunca trataré a mis hijos así.

Nunca volveré a ser pobre.

Nunca dejaré que otro hombre (o mujer) me hable de esa manera.

Nadie volverá a lastimarme así.

El problema con los votos internos es que asume el control personal sobre su vida. Cuando te haces una promesa, te conviertes en el Señor de esa área. Santiago 4: 15-16 dice: «En lugar de eso, debes decir:» Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello «. Pero ahora te jactas de tu arrogancia. Toda esa jactancia es mala «.

Los votos internos son malos y evitan que Jesús gobierne un área de tu vida. Al mismo tiempo, prohíben el aprendizaje y el crecimiento normales. En lugar de protegernos, los votos internos se convierten en nuestras más altas lealtades en la vida y terminan volviéndonos un poco locos. Nos hacen imposibles de enseñar. Nos llevan a extremos peligrosos.

Al igual que con las iniquidades, debemos identificar los votos internos, admitir el efecto negativo que tienen en nosotros y arrepentirnos de ellos ante Dios. Entonces debemos perdonar a la persona que nos lastimó y nos hizo hacer el voto en primer lugar.

Nunca estarás libre de los errores de tus padres hasta que perdones. Lleva ese asunto a Jesús y deja atrás las iniquidades dañinas y los votos internos.

Bendiciones

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s