Por Ashley Willis

La pornografía es un GRAN problema para muchos matrimonios hoy en día. Casi todos los días, recibo mensajes de esposos y esposas que tienen el corazón roto por el hábito de la pornografía de su cónyuge. Están desesperados por saber qué hacer para ayudar a su cónyuge a romper su hábito y restaurar la confianza y la intimidad que se ha perdido en su relación. No soy ajeno a esta situación, como he compartido con ustedes en otros blogs muchas veces. Entonces, ¿Qué se supone que debemos hacer cuando descubrimos que nuestro cónyuge tiene el hábito de la pornografía? Bueno, es un proceso, y estos seis pasos son un buen comienzo:

1.       Intente mantener la calma.

Salmos 37:8 RVR 1960

Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo.

Salmos 37:8 NTV

¡Ya no sigas enojado!, ¡Deja a un lado tu ira! No pierdas los estribos, que eso únicamente causa daño.

Cuando descubres que tu cónyuge ha estado mirando porno, es fácil querer enloquecer contra él. Pero, eso no nos llevará muy lejos; de hecho, sólo empeorará las cosas. Claro, tenemos toda la razón para estar molestos y enojados, y es saludable dejar que las lágrimas fluyan. Sin embargo, no podemos permitir que la indignación se apodere de nosotros permaneciendo enfadados. En cambio, debemos orar y pedirle a Dios que nos dé una paz que supere el entendimiento. También debemos pedirle a Dios que nos dé las palabras para hablar con nuestro cónyuge sobre este tema y pedirle que prepare el corazón y la mente de nuestro cónyuge para que esté listo para confesar y abordar su hábito de la pornografía. Cuando oramos, Dios calma nuestro espíritu y nos da una visión más clara de cómo debemos abordar la situación.

Así que, por favor, sepa que está bien estar enojado y con el corazón roto por esto. Lo que su cónyuge ha hecho está mal y va en contra de su matrimonio. Sin embargo, su capacidad para abordar con calma la situación allanará el camino para su recuperación y la restauración de su matrimonio.

2.      Reconozca que la pornografía es un enemigo de su matrimonio, y aborde el asunto lo antes posible.

Mateo 5:28 RVR 1960

Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

Mateo 5:28 NTV

Pero yo digo que el que mira con pasión sexual a una mujer ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.

La industria de la pornografía es un monstruo. Traen más ingresos que todas las grandes cadenas de televisión juntas. Y, tienen la naturaleza humana pecaminosa de su lado. Cualquiera de nosotros puede caer en esta tentación si no tenemos cuidado. Durante años, la industria del porno ha tratado de convencer al mundo de que el porno es simplemente una forma de condimentar las cosas en tu relación o un medio para satisfacer tu apetito sexual. Quieren hacernos creer que es inofensivo, pero esto no podría estar más lejos de la realidad.

Los estudios han demostrado que el porno nos insensibiliza con el tiempo y, por tanto, cada vez hace falta más para satisfacer nuestro apetito sexual. Precisamente por eso es perjudicial para nuestro matrimonio. Somos casi incapaces de ser satisfechos sexualmente por nuestro cónyuge cuando nuestro hábito del porno nos domina.

Cualquiera de nosotros puede caer en esta tentación si no tenemos cuidado.

Por lo tanto, si usted encuentra porno en la computadora de su cónyuge, y él confiesa que tiene una adicción al porno, ambos deben llamar al porno lo que es: un pecado y un enemigo para su matrimonio. No puede desecharlo y actuar como si desapareciera por sí solo. Un hábito de la pornografía que no se controla a menudo se convierte en una adicción en toda regla. Por lo tanto, ambos deben abordarlo de frente y trabajar juntos para conseguir la ayuda que su cónyuge necesita para superar el hábito.

3.      Perdone a su cónyuge rápidamente.

Colosenses 3:12-13 RVR 1960

12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Colosenses 3:12-13 NTV

12 Dado que Dios los eligió para que sean su pueblo santo y amado por él, ustedes tienen que vestirse de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. 13 Sean comprensivos con las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros.

Fue San Agustín quien dijo: “Guardar rencor es como beber veneno y esperar que la otra persona muera”. ¿No es esa la verdad? Cuando nos negamos a perdonar, somos los más perjudicados. En consecuencia, nuestras relaciones se quedan estancadas. Para que se produzca la sanación, debemos perdonar.

Tu cónyuge rompió tu confianza al mirar porno, pero retenerlo en la cabeza no lo sanará ni a él ni a tu matrimonio. El perdón es lo que hace posible la sanación.

Perdonar a tu cónyuge por su hábito de ver porno no significa que estés de acuerdo con lo que hizo. Sólo significa que estás dispuesto a buscar la sanación por encima de la venganza. Estás dispuesto a darle una oportunidad para reconstruir tu confianza.

4.      Ayude a su cónyuge a tener responsabilidad.

Proverbios 15:22 RVR 1960

Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman.

Proverbios 15:22 NTV

Los planes fracasan por falta de consejo; muchos consejeros traen éxito.

Este paso es esencial para romper el hábito o la adicción a la pornografía. Mi marido y yo somos grandes fans de XXXChurch.com, que ofrece increíbles recursos y programas de rendición de cuentas para ayudar a las personas a recuperarse de su hábito al porno y sanar su relación. También hay un montón de recursos para aquellos que tratan de hacer frente al hábito de la pornografía de su cónyuge y la recuperación. Incluso puedes hablar con alguien por teléfono que te guíe en esta tarea inscribiéndote en grupos de apoyo en línea.

Perdonar a tu cónyuge por su habito de ver porno, no significa que estés de acuerdo con lo que hizo.

Hagan lo que hagan, asegúrense de que ambos tomen medidas para hacerlos responsables de su adicción al porno. Esto puede significar que tu cónyuge no tenga acceso a su smartphone o al ordenador de casa durante un tiempo. Es posible que su cónyuge tenga que unirse a un grupo de apoyo para aquellos que intentan recuperarse del hábito del porno. Incluso puede que tenga que empezar a ver a un consejero cristiano con regularidad, también. Cualquiera de estos pasos, o todos ellos, ayudarán a tu cónyuge a avanzar hacia la sanación, y como su cónyuge, puedes animarle a obtener la ayuda que necesita.

5.      Sepa que el hábito de la pornografía de su cónyuge NO es su culpa.

Santiago 1:14 RVR 1960

sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.

Santiago 1:14 NTV

La tentación viene de nuestros propios deseos, los cuales nos seducen y nos arrastran.

Cuando encontré porno en la computadora de mi esposo hace muchos años, me sorprendí y se me rompió el corazón. No podía creer que él estuviera mirando esos sitios repugnantes. Estaba muy enfadada y dolida, y empecé a sentirme insuficiente. Me preguntaba por qué había sentido la necesidad de mirar porno, y sentía que yo era la culpable. Todos estos pensamientos negativos empezaron a llenar mi mente diciéndome que no era lo suficientemente guapa, ni lo suficientemente sexy, ni lo suficientemente capaz de satisfacer a mi marido. Me culpaba a mí misma.

A lo largo de los años, he hablado con muchas mujeres en esta misma situación y me he dado cuenta de que es un sentimiento común. Como cónyuges, anhelamos tanto ser deseables para el otro. Por eso, cuando descubrimos que nuestro cónyuge ha buscado satisfacción sexual a través de la pornografía, nos sentimos completamente indeseables. Nos molesta mucho. A veces, necesitamos sentarnos y hablar con un consejero para procesarlo.

Por favor, sepa que usted no hizo nada malo. Usted no llevó a su cónyuge a desarrollar una adicción a la pornografía. No es su culpa, es un pecado. Vivimos en un mundo saturado de sexo y lleno de oportunidades pecaminosas, y su cónyuge, como el mío, cayó en ello. Como seres humanos, no somos perfectos. A veces, somos fácilmente tentados, y fallamos miserablemente. Quedamos atrapados en redes que ni siquiera sabíamos que estábamos tejiendo activamente antes de estar completamente enredados sin una salida fácil. La buena noticia es que servimos a un Dios de segundas oportunidades. Él no nos deja sufrir en la vergüenza y la desesperación. Nos ofrece el perdón, la sanación y una nueva vida a través de Jesús.

6.      Recuerda que la recuperación y la sanación requieren tiempo, oración y paciencia, pero llegarán cuando ambos se nieguen a rendirse.

Salmos 147:3 RVR 1960

El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.

Salmos 147:3 NTV

Él sana a los de corazón quebrantado y les venda las heridas.

Aunque no es fácil, debe hacer todo lo posible para ser paciente con el proceso de recuperación de su cónyuge y su sanación emocional. Es posible que tenga sentimientos encontrados sobre la posibilidad de intimar con su cónyuge después de descubrir que tiene un hábito pornográfico, y eso es comprensible. Vaya poco a poco. Hable con su cónyuge sobre cómo se siente usted y pregúntele cómo se siente él también. Mantenga el diálogo, y esto les ayudará a ambos a mantenerse conectados y a avanzar hacia la sanación. Hay esperanza para que su cónyuge se recupere de la pornografía. Su corazón sanará, y su matrimonio y su intimidad se restaurarán a través de la oración, la paciencia y la persistencia para buscar la sanación a través de estos pasos. Usted no está solo ni sola.

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s