Por Jimmy Evans

En Juan 8:36, Jesús promete libertad total: “Por tanto, si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres”. La libertad es nuestro derecho de nacimiento como cristianos. Desafortunadamente, demasiados creyentes hoy en día necesitan estar libres de un profundo desánimo y depresión.

No me refiero solo a tener un día de inactividad o un episodio que va y viene. Me refiero a una pesadez mental, emocional y física debilitante. Este tipo de esclavitud roba el gozo de nuestras vidas. La depresión crónica puede causar enfermedades físicas y llevar al consumo de drogas, al alcoholismo e incluso al suicidio.

Más allá de arriesgar nuestra salud, este tipo de esclavitud cambia la forma en que vivimos, arruina las relaciones, destruye nuestras vidas. La depresión es un gran problema en nuestra sociedad, pero la buena noticia es que la libertad total está disponible.

Comencemos leyendo Isaías 61, una profecía mesiánica sobre el ministerio de Jesús. Dice: “Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a proclamar libertad a los cautivos y apertura de la cárcel a los presos.” (Isaías 61: 1).

Este pasaje está dirigido muy específicamente al dolor y la depression, dice que el Mesías transformará la depresión en gozo: “Para darles hermosura por ceniza, aceite de gozo por duelo, manto de alabanza por espíritu de tristeza.” (Isaías 61: 3).

En los tiempos bíblicos, la gente se ponía cenizas para mostrar que estaba de luto, Dios promete reemplazar esas cenizas con “belleza”. En este contexto la palabra “belleza” significa algo así como un tocado o, en términos modernos, un sombrero de fiesta, Jesús ha venido a reemplazar el dolor crónico con un gozo inimaginable.

El primer paso hacia esa alegría es comprender las cinco causas de la depresión:

1. Problemas bioquímicos y de salud. Un ejemplo de esto es la depresión posparto, que puede ocurrir debido a cambios químicos en el cuerpo de una mujer mientras se recupera del parto. A veces, esto se trata con medicamentos, sin embargo, a menudo estas recetas tienen efectos secundarios no deseados; amo a los médicos y la medicina, pero a veces creo que vivimos en una sociedad con prescripciones excesivas.

2. Agotamiento emocional. El estrés crónico es el problema número uno en Estados Unidos en la actualidad, es la razón principal de las visitas al consultorio del médico y los medicamentos recetados. Jesús es nuestro Príncipe de Paz, pero conozco a innumerables cristianos que no están en paz, están abrumados por la ansiedad. Hay un viejo dicho: “Si el diablo no puede ponerse delante de ti y detenerte, se pondrá detrás de ti y te empujará demasiado rápido”.

3. Duelo y arrepentimiento crónicos. Dos cosas causan dolor crónico, uno es el arrepentimiento por haber hecho algo mal, junto con la falta de voluntad para perdonarse a sí mismo. Estás viviendo en el pasado y atado a una experiencia negativa, ya sea un divorcio, una aventura amorosa, una quiebra o cualquier otra cosa. No puedes escapar de ese dolor, pero si Dios nos perdona, debemos estar de acuerdo con Él y perdonarnos a nosotros mismos.

Otra fuente de dolor, obviamente, es la pérdida de un ser querido. Como ministro, he dirigido innumerables funerals, he observado lo que yo llamo “dulce dolor”, que sienten las personas que luchan cuando un ser querido se ha ido para estar con Jesús, y también he visto “dolor enfermo”. Este es el tipo que a menudo acompaña a un suicidio o una familia dividida, a menudo se expresa con ira. La única forma de resolver este tipo de dolor es dejar de preguntar por qué y confiar en Dios, Él es un Dios de amor y misericordia, y tenemos que creer eso.

4. Pensamiento tóxico. El diablo usa el pecado, el dolor y el trauma para incrustar pensamientos tóxicos dentro de nosotros, se desliza, nos susurra mentiras, y luego esas mentiras se alojan en nuestros cerebros y cambian la forma en que pensamos, empezamos a pensar “No soy digno de ser amado” o “No valgo nada” o “Nunca llegaré a nada”. La única forma de disipar estas mentiras es reemplazarlas con la Palabra de Dios, medita en las Escrituras, llena tu mente con la Biblia.

5. Espíritus demoníacos. Isaías 61: 3 menciona “el espíritu de abatimiento”. No todas las cosas negativas en nuestro mundo son causadas por demonios, pero algunas cosas sí, y creo que hay un espíritu demoníaco de pesadez y depresión. Algunas experiencias de depresión a menudo pueden tener otros factores contribuyentes, pero no ignore que el desánimo y la depresión también siempre tienen un componente espiritual.

¿Cómo podemos encontrarnos libres de un espíritu opresivo y demoníaco de pesadez? Tenemos que atarlo en el nombre de Jesús y tomar autoridad sobre él. Se nos ha dado la autoridad de Jesucristo, y todo demonio tiene que huir cuando le ordenamos. Luego le pedimos al Espíritu Santo que nos llene de gozo sobrenatural, que Gálatas 5 dice que es un fruto del Espíritu, reemplazamos el espíritu maligno con el Espíritu Santo.

Finalmente, como dice Isaías 61, se nos ha dado “el manto de alabanza por el espíritu de abatimiento”. Una prenda es algo que tienes que ponerte. Cuando abrimos la boca para alabar a Dios, declarando la victoria, el espíritu de tristeza huirá, la alabanza es una guerra espiritual que ata al enemigo y nos libera para vivir como deberíamos.

Cuando estás de acuerdo con la depresión, se profundiza, pero cuando te levantas contra él  puedes derrotarlo. Isaías 26: 3 aclara esto: “Tú guardarás en perfecta paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confíado”.

Cualquiera sea la causa de nuestra depresión y desánimo, podemos vencerla, pon tu mente en Él. Dios nos ha prometido a todos la paz y la libertad perfectas.

 Bendiciones

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s