Joseph Mattera

(Foto de Free To Use Sounds en Unsplash)

Continuación …

9.      Manténgase al tanto de los acontecimientos actuales.

La iglesia está llamada a funcionar en la vanguardia de la acción profética proactiva, así como de la respuesta rápida. Para funcionar de esta manera, necesitamos actuar de manera similar a los “hijos de Isacar”, que eran hombres que entendían los tiempos y sabían lo que Israel debía hacer (ver 1 Cr. 12:32).

De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos.

                   1 Crónicas 12:32 RVR1960

Por consiguiente, todo creyente debe ser informado regularmente sobre los acontecimientos actuales y ser movilizado para servir en el lugar de trabajo, no sólo dentro de los edificios de la iglesia.

10.    No temáis!

Con el pánico permanente generado por la incesante propaganda mediática relacionada con la propagación del coronavirus, la población en general se ve envuelta en un espíritu de temor. Este es un momento oportuno para que los seguidores de Cristo se levanten y sean los ejemplos que operen en la fe y la sabiduría en lugar del miedo.

¿Cómo podemos hacer esto? ¿Es porque los creyentes abrazan una forma de fideísmo o misticismo, o nuestra fe está arraigada en la realidad?

Las Escrituras dejan claro que “no debemos temer” y que Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y de mente sana (véase Isaías 41:10 y 2 Tim. 1:7).

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Isaías 41:10 RVR1960

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

2 Timoteo 1:7 RVR1960

Esto se debe a que los creyentes están arraigados y cimentados en el Dios de la creación, que es el único que debe ser su confianza, fortaleza y fundamento de la fe. Por lo tanto, puesto que estamos enraizados en Aquel que creó el cosmos, se nos ordena no temer, incluso cuando la tierra está temblando y es inestable (véase el Salmo 46).

Dios es nuestro amparo y fortaleza

Al músico principal; de los hijos de Coré. Salmo sobre Alamot.

46 Dios es nuestro amparo y fortaleza,

    Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

2 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,

Y se traspasen los montes al corazón del mar;

3 Aunque bramen y se turben sus aguas,

Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah

4 Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,

El santuario de las moradas del Altísimo.

5 Dios está en medio de ella; no será conmovida.

Dios la ayudará al clarear la mañana.

6 Bramaron las naciones, titubearon los reinos;

Dio él su voz, se derritió la tierra.

7 Jehová de los ejércitos está con nosotros;

Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

8 Venid, ved las obras de Jehová,

Que ha puesto asolamientos en la tierra.

9 Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra.

Que quiebra el arco, corta la lanza,

Y quema los carros en el fuego.

10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;

Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

11 Jehová de los ejércitos está con nosotros;

Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Salmos 46 RVR1960

Además, como Jesús venció a la muerte mediante su resurrección y tiene las llaves del infierno y de la muerte, ¡también les dice a sus seguidores que “no teman”! (Ver Apocalipsis 1:17-18).

Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

Apocalipsis 1:17-18 RVR1960

En conclusión, los seguidores de Cristo no deben temer lo que el mundo teme (ver Jer. 10:2)

Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman.

Jeremías 10:2 RVR1960

… y no deben conformarse a este sistema mundial (Rom. 12:1-2).

Deberes cristianos

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Romanos 12:1-2 RVR1960

Cada vez que estalla una crisis mundial, la iglesia está llamada a discernir los tiempos, saber qué hacer y funcionar como la sal de la tierra y la luz del mundo.

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s