Joseph Mattera

(Foto de Free To Use Sounds en Unsplash)

Continuación …

4.      Ayunen de corazón y oren por un despertar espiritual global.

El mundo entero, con sus vastos avances científicos y tecnológicos y su creciente prosperidad, se está enfrentando a su fragilidad y debilidad. Continuamente descubren que hay muchas cosas que están fuera de su control. Creo que ha llegado el momento de un “Gran Despertar” global, ya que el orgullo de la humanidad se está derrumbando y masas de personas están siendo perturbadas por este virus y otros enormes desafíos.

5.      Oren por los líderes de nuestras naciones.

Una de las principales cosas que todas las iglesias deben hacer cuando se reúnen es orar por nuestros líderes políticos (ver 2 Tim. 2:1-4).

Un buen soldado de Jesucristo

Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.

Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

2 Timoteo 2:1-4 RVR 1960

Los problemas potenciales asociados con una pandemia están más allá del alcance de su aprendizaje y experiencia.

Los problemas actuales relacionados con la salud pública están afectando negativamente a los viajes globales, el mercado de valores, numerosos negocios y la seguridad nacional. A la luz de todo esto, es muy difícil planificar las contingencias adecuadas. Ahora más que nunca, el cuerpo de Cristo necesita interceder por los líderes y creer que Dios les concederá un espíritu de humildad, cooperación (en lugar de competencia política) y sabiduría al relacionarse con expertos en los campos de la salud, la seguridad nacional, el comercio y las relaciones internacionales.

6. Atención a los miembros vulnerables de la iglesia.

La Biblia deja claro que la iglesia está llamada a hacer el bien a todos los hombres, pero especialmente a la casa de la fe (véase Gal. 6:10).

Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Gálatas 6:10 RVR 1960

Debemos cuidar especialmente a los integrantes mayores y discapacitados de la iglesia que no tienen los recursos adecuados de sus familiares para salir adelante. También tenemos que asegurarnos de que tengan comida adecuada y suministros higiénicos si las compras de pánico impiden su capacidad de comprar estas necesidades.

Continuará …

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s