Joseph Mattera

(Foto de Rod Long en Unsplash)

Continuación …

6. Gálatas 3:28:

Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Gálatas 3:28 RVR1960

En la carta de Pablo a los Gálatas hizo esta asombrosa declaración contracultural: “No hay judío ni griego, no hay esclavo ni libre, y no hay hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús.” En esencia, Pablo proclamó la total igualdad entre el hombre y la mujer en el contexto de la altamente patriarcal sociedad romana/helenista. El efecto resultante fue que las naciones más influenciadas por el Cristianismo elevaron a las mujeres y les otorgaron el derecho a ser educadas, trabajar e incluso ¡liderar!

7. 1 Corintios 11:5:

Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado.

1 Corintios 11:5 RVR1960

En el contexto de una reunión de la iglesia, Pablo permitió que las mujeres profetizaran. Esto desafía el paradigma de aquellos que distorsionan las Escrituras para inhibir a las mujeres de hablar o enseñar en la iglesia (¡la profecía también es considerada por muchos como una forma de predicación!). También, un pasaje más adelante en la carta usada para silenciar a las mujeres (1 Cor. 14:34-40).

34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.

35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

36 ¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado?

37 Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.

38 Mas el que ignora, ignore.

39 Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas;

40 pero hágase todo decentemente y con orden.

1 Corintios 14:34-40 RVR1960)

…. tiene que ser leído en el contexto del capítulo 10. Ya que Pablo nunca se contradice diciendo que en un versículo una mujer puede profetizar y en otro debe ser silenciada, debe significar otra cosa. Una lectura contextual más profunda de 1 Corintios 14 muestra que la instrucción tenía que ver con una esposa (que probablemente se sentaba separada de su marido en las reuniones de la iglesia) que interrumpía los servicios haciendo preguntas a su marido. No se refería a que las mujeres en general guardaran silencio. Por eso Pablo las amonestaba a que hicieran preguntas a su marido en casa si querían aprender algo (v. 35).

Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

1 Corintios 14:35 RVR1960

Otro pasaje 1 Tim. 2:12-15:

12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

13 Porque Adán fue formado primero, después Eva;

14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.

15 Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.

1 Timoteo 2:12-15 RVR1960

…. usado para silenciar a las mujeres en general también tenía que ver con una dinámica de marido/mujer. Esta sección de 1 Timoteo no se refiere genéricamente a las mujeres (sólo hay una palabra griega para mujer y esposa) ya que el ejemplo utilizado es Adán y Eva, una pareja casada. Aquí Pablo está diciendo que no permite que una esposa ejerza una autoridad reveladora (bíblica) sobre su marido. Además, el gran erudito del Nuevo Testamento NT Wright dice que la lectura exacta de este pasaje es “No digo que las mujeres deban enseñar a los hombres, o tratar de dictarles, sino que deben ser dejados sin perturbar” (2:12 en la traducción del “Reino del Nuevo Testamento”).

8. Efesios 5:21-25, 33:

Someteos los unos a los otros

21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.

22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

Efesios 5:21-25, 33 RVR 1960

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s