Max Lucado

Dios considera al corazón agradecido. Él tomó a un niño pastor cantor de alabanzas y lo hizo un rey.

No hay un indicio de Dios saliendo de sí si no somos agradecidos. Pero, hay evidencia de que somos afectados nosotros por nuestra propia ingratitud. ¿Qué hay en los días desastrosos? ¿Las noches en que no puedo dormir y las horas que no puedo descansar? ¿Soy agradecido entonces? Jesús lo era.

La Biblia registra, “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan, y habiendo dado gracias, lo partió…” (1 Corintios 11:23-24). No es frecuente ver las palabras traición y gracias en la misma frase, y mucho menos en el mismo corazón. En medio de la noche oscura del alma humana, Jesús encontró un camino para dar gracias.

Cualquiera puede agradecer a Dios por la luz. Jesús nos enseña a dar gracias a Dios por la noche. Él nos dice, “¡Atravesarás esto!” Y lo haremos.

Vía: Max Lucado

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s