Max Lucado

Cristo vivió la vida que no podíamos vivir, y tomó el castigo que no podíamos tomar, para ofrecer la esperanza que no podemos resistir. ¿Por qué? Jesús se enojó lo suficiente para limpiar el templo, se angustió lo suficiente para llorar en público, era lo suficientemente precioso para atraer a los niños, lo suficientemente pobre para dormir en la suciedad, responsable para cuidar de su madre, tentado lo suficiente para conocer el olor de Satanás. ¿Por qué? ¿Por qué el hijo más querido del cielo soportaría el dolor más terrible de la tierra? Para que pudieras saber que él es capaz… capaz de acudir al llamado de aquellos que están siendo tentados y probados.

Lo que sea que estés enfrentando, él sabe cómo te sientes. Cuando vas a Él por ayuda, corre para ayudarte. ¿Por qué? Porque ha estado allí. No se avergüenza de ti. Tus acciones no lo desconciertan. Tu aureola inclinada no es un problema. Así que ¡Ve hacia Él!

Vía: Max Lucado

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s