016_se enfrio tu pasion por dios PARTE 2

Por Alberto Salcedo

En el antiguo testamento el Espíritu Santo no permanecía todo el tiempo en la vida de una persona; sino que bajaba según la voluntad de Dios y ungía a un profeta a un rey. Una de las oraciones más íntimas de David a Dios es aquella donde le decía: Padre Jehová no quites de mi la unción de tu Santo Espíritu; porque él lo había visto en la vida de Saúl.

En la Biblia hay muchas historias de este tipo, donde las personas creen que continúan bajo la unción del Espíritu Santo, pero él ya no está ahí. En 2 Reyes, la palabra nos cuenta acerca de un encuentro entre Eliseo y Joás, que es el Rey. En ese momento, Eliseo le pide a Joás que golpee el piso con unas saetas, pero Joás lo hace solamente 3 veces y esto desata la ira de Eliseo que le dice: si hubieras golpeado 6 o 7 veces hubieras derrotado a Siria, pero ahora solo los derrotarás 3 veces. Eliseo se enojó, porque veía a un Rey acomodado, que no tenía el fervor y ardor que necesita para el combate. Joás no tenia la pasión para defender al pueblo que le había sido encomendado.

Así somos muchos, ahora que Dios nos dio herramientas, nos llenó de su Espíritu, actuamos apáticamente y no nos comprometemos para dar nuestra vida por otros. Donde quiera que Dios te haya puesto tienes la responsabilidad de bendecir ese lugar a través de la iglesia local.

En el nuevo testamento, los discípulos que caminaban hacia Emaús y se encuentran con Jesús ya resucitado, los corazones de ambos ardían cuando lo escucharon hablar, la pregunta es ¿arde tu corazón por predicar el evangelio?

Un día, alguien movido por Dios tuvo la misericordia de hablarnos de Él, porque había pasión en su corazón, por eso estamos aquí. Por esto, es importante que busques la pasión y el fuego ardiente del Espíritu Santo; no lo dejes apagar por el miedo, el cansancio, la religiosidad y el juicio. No hay nada más importante ni más fuerte que lo que podríamos hacer para Dios.

Tu espíritu tiene que estar lleno del Espíritu de Dios para servirle, para llevar más personas a sus pies, porque, aunque no lo creamos, eso es lo que el mundo busca. Es más luz, más esperanza, porque en estos días de oscuridad, los encargados de dar luz en la tierra somos nosotros los hijos e hijas de Dios, los encargados de dar sal a la tierra somos nosotros.

Elías era un hombre sujeto a las mismas pasiones de nosotros, pero oró ferviente creyendo para que no lloviese, y no llovió tres años y medio. ¿Te imaginas que pasaría si sólo un puñado de dos o tres nos reuniéramos a orar? Podríamos revolucionar el mundo, después de todo Jesús lo hizo con pocas personas, pero que estaban llenas de fe y pasión.

Somos de los que tenemos respuesta de Dios para el país o la ciudad donde estemos; una respuesta basada en su amor, en la muerte en la cruz, en su salvación, en su resurrección, en la llenura del espíritu Santo, de esos somos.

Por eso tenemos que entender la importancia de la doctrina del Espíritu Santo, hemos abandonado la fuente de poder de amor, del fruto del Espíritu que es templanza por el fruto de la carne que es contienda, lascivia, peleas, blasfemias, hemos dado un gran fruto de la carne y un pequeño fruto del Espíritu.

Hoy en día, hay una generación lista, pero está callada, no avanza y no actúa, y las tinieblas están avanzando en sobre cada rincón porque no hay gente activa y apasionada por su Reino.

Sobre Génesis y Apocalipsis, que son el inicio y el final de la Biblia, el Espíritu se ha paseado y conoce todo lo que ha sucedido. Por eso salió una generación de fervorosos que nos les importo la muerte, la cárcel, el flagelo, la carne, ese eres tú, ese es tu llamado para hacer, hay una prioridad grande, no por las obras, para declarar las buenas obras del Evangelio.

La moraleja es que la tibieza te va a negar tu éxito, vas a fracasar cualquier cosa que hagas si estas tibio, la temperatura de tu corazón es lo que va a determinar cualquier resultado en tu vida, tu éxito depende de la pasión que tengas.

Oración

Padre queremos darte gracias por este tiempo, pedimos tu bendición para todos nosotros. Perdónanos por toda la maldad que hayamos hecho, dicho o escrito. Bendice nuestra semana, derrama de tu fuego en nuestra imperfección, sacúdenos, para despertar antes y ponernos en oración, que el mundo se llene de tu sanación y de tu palabra, que se llene del conocimiento de la verdad. Espíritu Santo, visita cada uno de los hogares para realizar la misión de Jesús.

Amén

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s