praying-man-alone

LEE GRADY

Nunca olvidaré dónde estaba sentado en el aeropuerto de Orlando en Florida hace varios años cuando escuché un anuncio inusual en el sistema de megafonía. Una voz masculina dijo: “George Mueller. George Mueller. Póngase en contacto con el servicio de asistencia para recibir un mensaje”.

George Mueller? Supongo que realmente había un hombre con ese nombre en el aeropuerto en ese momento. Pero no pude evitar pensar en el George Mueller de la historia, un valiente líder cristiano de Inglaterra que murió en 1898. Tenía su biografía, pero no la había leído en mucho tiempo.

En ese momento sentí como si el Espíritu Santo me estuviera tocando el hombro. Dios usó ese anuncio para recordarme regresar y leer la historia de Mueller nuevamente.

Vivió una vida que debemos recordar hoy.

Mueller es mejor conocido por su trabajo con los huérfanos. Durante su vida, alimentó y cuidó a más de 10,000 huérfanos, sin embargo, nunca le pidió dinero a nadie. Él confió en Dios por los fondos para alimentar a esos niños. También ejerció suficiente fe para establecer 117 escuelas cristianas durante su vida.

También fue un predicador increíble. A los 70 años se embarcó en un viaje misionero de 17 años que lo llevó de Inglaterra a otras partes de Europa a Canadá y Estados Unidos, luego a Europa, luego a Estados Unidos, luego a Egipto, Rusia, India. , China, Japón, Australia y luego de vuelta a Europa. En un momento antes de los aviones, viajó más de 200,000 millas y predicó el evangelio en inglés, francés y alemán.

Pero el mayor legado de Mueller fue lo que hizo sobre sus rodillas cuando nadie más estaba escuchando. Esperaba que Dios respondiera a sus oraciones. Es por eso que mantuvo diarios de oración, en los que registró más de 50,000 respuestas a la oración. ¡Afirmó que 30,000 de esas respuestas llegaron en el mismo día o la misma hora en que las oró!

Se cree que Mueller recaudó más de 500 millones de dólares en la moneda de hoy para administrar su trabajo ministerial. Y todo ese dinero vino en respuesta a la oración. Dijo acerca de su éxito en la oración: “El gozo que responde a la oración no se puede describir, y el ímpetu que otorgan a la vida espiritual es extremadamente grande”.

¿Cómo vio Mueller tantas respuestas a la oración? ¿Cuál fue su secreto? Escribió que durante muchos años lucharía por orar, y su mente a menudo vagaba. Pero luego aprendió a acercarse a Dios como padre y amigo, y hablaría con Dios sobre lo que estaba aprendiendo en las Escrituras.

El resultado fue una profunda intimidad con el Espíritu Santo. Esto llevó a Mueller a compartir con Dios sus peticiones, y rápidamente aprendió que Dios estaba ansioso por responder. Las bendiciones comenzaron a llegar, lo suficiente como para llenar cuadernos y cuadernos con respuestas. Mientras más respuestas experimentaba, más deseaba orar.

Su vida de oración cambió. Pasó de una rutina religiosa a una aventura emocionante.

¿Te gustaría experimentar este mismo gozo de oración contestada? Recientemente comencé un estudio en profundidad del libro de los Salmos. He leído los salmos muchas veces, pero esta vez me ha sorprendido la cantidad de veces que aparece la palabra “respuesta” en esa parte de la Biblia.

Nuestro Dios es un Dios que oye y responde. Él responde cuando le clamamos. David dijo: “Clamé al Señor con mi voz, y él me respondió desde su santo monte” (Sal. 3: 4). El Salmo 17: 6a dice: “Te he llamado, porque me respondes, oh Dios”. El Salmo 38:15 dice: “Porque en ti, oh Señor, espero; responderás, oh Señor mi Dios”.

La palabra “respuesta” aparece 27 veces en Salmos. Dios no nos desconecta ni nos ignora. El esta escuchando Él está esperando que compartamos nuestras cargas y peticiones. Él está siempre listo para demostrar su bondad. E incluso en nuestros peores días podemos experimentar la oración contestada. El Salmo 86: 7 dice: “En el día de mi angustia te llamaré, porque tú me respondes”.

Puedes sentirte distante de Dios. Puedes sentirte tentado a creer que Dios te ha abandonado a causa de tus fracasos. O tal vez la oración se haya convertido en una rutina aburrida. Regresa a los Salmos y descubre el secreto de George Mueller. Tú también puedes experimentar una aventura en la oración.

Comencé mi propio “diario de oraciones contestadas” y ya estoy grabando los milagros. Yo te animo a que hagas lo mismo. No pongas una tapa a tus oraciones. No seas tímido para presentar tus peticiones, ven ante el Señor con la audacia para preguntar. Atrévete a ser un George Mueller en esta generación.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s