dmc_900

 

Supongamos que hay un jardinero que ha plantado y cuidado una cama de flores premiada. ¿Qué odiaría más: una hierba en el campo común o una hierba en la cama de sus flores premiadas? Obviamente, odiaría más la hierba en su lecho de flores porque ahoga la vida de sus flores premiadas y destruye la gloria de su obra. De la misma manera, Dios odia el pecado infinitamente más en la vida de los cristianos porque somos su viña, “las plantaciones del Señor”. Lo más maravilloso de todo es que nos ama con un amor eterno y nos considera perfectamente justos a causa de nuestra fe en Cristo y su obra en la cruz.

ORACIÓN

Padre, no quiero que las malas hierbas del pecado en mi vida ahoguen tu gloriosa presencia y poder. Muéstrame esos pecados y quítalos de mi vida. Solo quiero lo que es puro, santo y justo para ti.

Nada describe el aborrecimiento de Dios por el pecado en el malvado mejor que el grado de eterno castigo que Él prescribe para ello.

amando-a-dios-mike-bickle

 

Anuncios

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s