Discipulo - Pies - Flecha

Ron Edmondson

Jesús fue específico acerca de lo que se necesita para ser un buen discípulo. Esto no es un juego de adivinanzas.

Si queremos madurar en nuestro caminar con Cristo, debemos prestar mucha atención.

“Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” (Mateo 16:24)

De acuerdo a la Palabra de Dios, aquí están los tres pasos para convertirte en un experto discípulo:

1.  Debemos Negarnos A Nosotros Mismos. Jesús no está diciendo que no debemos poseer nada. O querer cosas buenas. Nos está pidiendo alinear nuestros deseos con Sus deseos, incluso cuando entran en conflicto. Nos está pidiendo priorizar nuestra vida, con Dios y los demás. (El primer y más grande mandamiento, y el segundo es semejante a este.) Al negarnos a nosotros mismos, estamos mirando a Jesús, y no nuestras propias habilidades, y confiamos en Él cuando no podemos encontrar nuestro camino sin Él. Que separados de Él, no podemos hacer nada.

Negar nuestros miedos. Negar nuestras incapacidades. Negar nuestras tentaciones pecaminosas, por el poder del evangelio. Negarme – por Él – sabiendo que todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

2.  Debemos Tomar Nuestra Cruz, Diariamente. Yo no tengo una cruz, al menos no literalmente. Pero Jesús nos anima a cargar Su cruz. Su agenda. Su misión. Debemos ser la sal de la tierra. Debemos esparcir las Buenas Nuevas. Debemos ser los embajadores de Cristo para el mundo, para que los demás vean a Jesús en nosotros. El mensaje y lo maravilloso de la cruz – el evangelio – tiene que ser evidente en nosotros. Debemos amar al difícil de amar. Perdonar a aquel que no merece perdón. Extender la gracia. Tratar de traer reconciliación a través de Cristo. Su cruz.

3.  Debemos Seguirle. Esto puede parecer lo más fácil, pero es tal vez lo más difícil. Sería más fácil escribir un montón de reglas de cómo se ve un buen cristiano. Pero solamente entraríamos en una clase de legalismo. Michael Yaconelli una vez escribió, “Jesús dijo, ‘Sígueme,’ no ‘Sigue mis reglas.”

Recuerdo cuando era más joven y jugaba “sigue al líder.” El chico de adelante hacía todos los movimientos. El objetivo era seguir al líder exactamente. Generalmente era más fácil verlo que practicarlo. Jesús es nuestro líder y todos los días, necesitamos imitar al Salvador. No será fácil. La cultura trabaja en nuestra contra. Algunos en la iglesia, querrán escribir más reglas. Pero ser un seguidor de Jesús siempre es lo mejor. Es parte de ser un discípulo. De hecho, es ser un discípulo.

¿Cuál de estos tres pasos necesitas aplicar más en tu vida, hoy?

Vía: Ministry Today Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s