4170

Inclina tu oído, y ven a mí. … Haré un pacto eterno con vosotros: las misericordias seguras de David. De hecho le he dado como testigo al pueblo.

-Isaías 55: 3-4

David se parecía mucho a muchos cristianos hoy. No sólo quería ser un hombre de obediencia e intimidad. Quería ver el poder de Dios liberado en su nación y en su vida personal. Esta búsqueda complace a Dios. El Señor en este mismo momento está buscando hombres y mujeres cuyos corazones puedan ser plenamente Suyos. Está buscando ese capital Sí en el espíritu de las personas. Algunos creen equivocadamente que deben estar sin debilidad para luchar y recibir el poder de Dios. Imaginan a una persona perfecta, totalmente justa, dotada del poder del Espíritu Santo, pero nunca se imaginan haciendo grandes obras de poder para Dios. Ellos conocen sus propios defectos demasiado bien. La buena noticia de la vida de David es que Dios no sólo nos permite acercarnos a Él en intimidad a pesar de nuestros fracasos, sino que también nos anima a perseguir Su poder aun cuando somos débiles.

ORACIÓN

Padre, dame tus ojos para verme como tu poderoso guerrero. Permítanme confrontar a los Goliat en mi vida con la confianza de David, diciendo: “Vienes a mí con fuerza humana, pero yo vengo ante ti en la fuerza de mi Dios”.

La vida de David es testigo de que la debilidad no nos descalifica de experimentar el poder de Dios.

amando-a-dios-mike-bickle

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s