DSCN1912

Porque yo soy el SEÑOR, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; yo soy quien te dice: “No temas, yo te ayudaré”.

—Isaías 41:13

Si realmente no tenemos instrucción y fuerza del cielo para lo que hacemos periódicamente a lo largo del día, entonces ¿para quién estamos trabajando realmente? Si no confiamos en la capacidad y la sabiduría de Dios a cada minuto de cada día para llevar a cabo las tareas que tenemos ante nosotros, ¿bajo la fuerza de quién estamos operando? ¿Realmente creemos que podemos trabajar sin el increíble poder de Dios para superar los problemas que afronta nuestro mundo? Si es algo que podemos lograr sin necesidad de orar cada treinta minutos o algo así, si podemos, en esencia, hacerlo en nuestra propia fuerza y sabiduría, ¿estamos realmente luchando por lograr algo muy significativo?

Padre, en el nombre de Jesús, yo decreto y declaro que espero pacientemente para oír las instrucciones de los cielos. Presento un pedido en los recursos del cielo. Tú eres la fuente de mi fuerza. Declaro que mi espíritu está abierto y listo para recibir de ti. Yo decreto y declaro que mi espíritu está lleno de la sabiduría y del discernimiento de Dios y que seré mayordomo de estas bendiciones con excelencia. Gracias, Dios, por mí equiparme para lograr lo imposible. En el nombre de Jesús, amén.

Tomado del Devocional:Declara Bendición sobre tu Vida-Cindy Trimm,

Casa Creación

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s