unitedmethodistchurch5

MICAIAH BILGER

Cerca de una docena de organizaciones religiosas se unieron a grupos de defensa del aborto el miércoles para instar a los Senadores de los Estados Unidos a que sigan financiando al mayor proveedor de abortos del país, Planned Parenthood.

La Iglesia Unida de Cristo, los grupos metodistas, presbiterianos y judíos estaban entre los más de 150 grupos que firmaron una carta en la que manifestaban su apoyo a la expansión de la cadena de abortos, el Obamacare y el Medicaid. Un grupo llamado RED de Lobby para la Justicia Social Católica también firmó la carta.

“Le instamos a oponerse a cualquier derogación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, los intentos de cambiar la garantía de financiamiento de Medicaid de forma abierta en una subvención en bloque o por capitán per capita, y cualquier intento de dejar de financiar a Planned Parenthood”, escribieron los grupos en la carta a los Senadores de EE.UU. .

Afirmaron que dejar de financiar Planned Parenthood privaría a los pacientes de atención médica asequible, como control de la natalidad, pruebas y tratamiento de ETS, exámenes de detección de cáncer y exámenes de mujeres.

“Esta pérdida de fondos tendrá un efecto desproporcionado sobre las familias pobres y las personas de color que representan el 40 por ciento de los pacientes de Planned Parenthood”, escribieron. “El setenta y cinco por ciento de los pacientes de Planned Parenthood están en o por debajo  del nivel federal de pobreza y la mitad de sus centros de salud están en zonas rurales o subatendidas”.

La Cámara de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley en mayo para “defundir” el grupo de abortos de cientos de millones de dólares de los contribuyentes y derogar y reemplazar a Obamacare, pero el Senado de los Estados Unidos aún no ha tomado medidas.

Los esfuerzos para dejar de financiar a la cadena del aborto han estado creciendo desde que los vídeos encubiertos revelaron que Planned Parenthood puede vender ilegalmente partes del cuerpo de los bebés abortados. A principios de este año, una investigación del Congreso sobre el asunto,  recomendó que el Congreso deje de financiar a Planned Parenthood. Las investigaciones continúan.

El aborto es el negocio principal de Planned Parenthood, y sus líderes se han negado a renunciar a concentrarse en proporcionar atención médica real a las mujeres. En 2015, realizó 328.348 abortos en bebés no nacidos, casi 5.000 más que el año anterior.

También recibe aproximadamente medio billón de dólares de los contribuyentes cada año del gobierno federal. A principios de este año, los líderes de Planned Parenthood rechazaron una oferta por un aumento en la financiación de impuestos si dejaban de hacer abortos. CEO Cecilia Richards llamó la oferta “obsceno e insultante”, haciendo muy claro que los abortos – no la atención de la salud de la mujer – son el “servicio” clave de Planned Parenthood.

Planned Parenthood tampoco está realizando tantos servicios no abortivos, a pesar de haber recibido aumentos en la financiación de los contribuyentes durante los últimos años, de acuerdo con sus informes anuales. De 2010 a 2014, los informes de Planned Parenthood mostraron disminuciones dramáticas en los servicios de salud reales que proporciona, incluyendo exámenes de detección de cáncer de mama, pruebas de papanicolaou y pruebas y tratamientos de ETS. Al mismo tiempo, su número de abortos y la financiación de los contribuyentes se mantuvo estable.

La legislación para “Dejar de financiar”a Planned Parenthood ayudaría a asegurar que las personas tengan acceso a la atención sanitaria redirigiendo el dinero de los impuestos a las clínicas de salud comunitarias. Estas clínicas de salud federalmente calificadas sirven a pacientes de bajos ingresos y superan a las instalaciones de Planned Parenthood en más de 20 a uno. También proporcionan servicios de atención médica mucho más completos y no hacen abortos.

Los defensores de la vida pro-vida y los cristianos han sido algunas de las voces principales que piden que el gobierno deje de financiar a los contribuyentes a Planned Parenthood, pero hay algunas excepciones.

Los grupos religiosos que firmaron la carta, junto con Planned Parenthood y decenas de otros grupos pro-aborto, incluyen:

Doblar el Arco Acción Judía

Consejo Judío para Asuntos Públicos

Mujeres judías internacionales

Consejo Nacional de Iglesias

Consejo Nacional de Mujeres Judías

Red de Venezuela por la Juventud Social Católica

Presbiterianos que Afirman Opciones Reproductivas (PARO)

Iglesia Metodista Unida – Junta General de Iglesia y Sociedad

Iglesia Unida de Cristo, Justicia y Testigo

Unión para el Judaísmo de la Reforma

Sociedad Misionera Femenina Iglesia Metodista Episcopal Africana

Los organizadores clave de la carta fueron la Conferencia de Liderazgo sobre Derechos Civiles y Humanos, el Programa Nacional de Derecho de Salud y la Asociación Nacional para Mujeres y Familias.

Vía: Lifenews.com

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s