pilotwhales

KEN ORR

La semana pasada , los medios de comunicación han liderado el luto nacional por la muerte de cientos de ballenas piloto que perecieron en la playa de Farewall Spit. Esta trágica noticia ha aparecido en las primeras páginas de los diarios, y como tema principal en los noticieros.

Los medios han contado cómo multitudes de voluntarios, han mostrado compasión conmovedora y han proporcionado cuidado dedicado a salvar estas preciosas vidas. Hemos visto conmovidos por la escena de muchos voluntarios cantando a las ballenas, para consolarlas y otros, llorando la muerte de aquellos que estaban buscando desesperadamente salvar.

Si bien es totalmente apropiado cubrir tan tristes acontecimiento, Right to Life cuestiona las prioridades de los medios.

Por un lado, allí están, presentando el tema de las ballenas como una gran noticia, y por el otro, el Comité de Supervisión del Aborto reportó en junio de 2016, que 13,155 inocentes e indefensos niños nonatos, fueron abortados en el año anterior, 2015, algo que apenas mereció la mención. Que ese asesinato deliberado de esos niños, con el consentimiento de y financiado por el gobierno, como un servicio básico de salud, sea virtualmente ignorado por los periódicos, la radio o la televisión, es algo insostenible.

Todas las ballenas en el mundo no son iguales al valor intrínseco e inestimable de un precioso niño no nacido, que es un milagro único e irrepetible de la creación amorosa de Dios.

Si el asesinato violento de 35 niños en el vientre, cada día, en Nueva Zelanda, no es un problema, tenemos que cuestionarnos muchas cosas a nosotros mismos.

Como dijo Joseph Stalin, uno de los más grandes asesinos en masa de la historia, el asesinato de una persona es una tragedia, pero el asesinato de decena o miles, es solo una estadística. Esa mentalidad explica la aceptación silenciosa de nuestra comunidad, con respecto al asesinato de 500,000 niños en el vientre, en Nueva Zelanda, desde 1978.

¿Por qué los medios de comunicación callan sobre el asesinato de nuestros propios niños?

Es una grave injusticia y un crimen en contra de la humanidad, que el gobierno autorice y financie la matanza de más de 13,000 niños en el vientre, cada año, bajo una ley que se supone, es para protegerlos. El gobierno por otro lado, está apoyando vigorosamente la extensión del Santuario de Ballenas del Océano Austral, para proteger su vida, cría y alimentación. Si el gobierno es realmente serio acerca de proteger la vida, ¿por qué está determinado en proteger ballenas, y sin embargo, no está preparado para proteger a nuestro más precioso recurso, nuestros propios hijos?

Vía: LifeNews

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s