valentine-leegrady

Lee Grady

Este año, cinco jóvenes amigos mío se están casando: Aníbal conoció a su futura esposa en su iglesia, en California; Vitaliy conoció a su prometida en el Instituto Cristo Para Las Naciones; KG encontró a David en el campo misionero; Ben conoció a Tiffany mientras estudiaba en Regent University; y Doug – quien ha estado esperando mucho más tiempo por su novia – se comprometió con Danya la pasada semana, en su cumpleaños 32.

Pero tengo muchos otros amigos, algunos jóvenes y otros no tanto, que todavía están esperando el gran encuentro. Por alguna razón, no han podido casarse. A los cristianos solteros, a menudo se les dice que, todo lo que deben hacer es “esperar en Dios” por su pareja. Pero creo que esa frase esta sobre utilizada y abusada. En muchos casos, una persona soltera, no necesita esperar en Dios; el Señor puede realmente estar esperándote para tomar acciones.

Si quieres casarte, aquí algunos simples pasos que podrían ayudarte a avanzar más lejos, en el proceso:

  1. Asegúrate de que Jesús está en el trono de tu vida. Nunca puedes ir mal cuando pones a Dios primero. Mateo 6:33 dice: “Busca primero Su reino y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” El matrimonio es una necesidad, y Dios está ansioso de suplirla. Y puesto que, probablemente esta la mayor decisión que tomes, ¿por qué confiar en tus propios instintos para escoger a la persona correcta? Dios es el mejor intermediario para unir parejas. Pídele a Él que te guie.
  2. Haz del crecimiento espiritual, tu prioridad. Un matrimonio es fuerte cuando ambos, el esposo y la esposa son fuertes cristianos. Si alguno es inmaduro espiritualmente, los problemas se multiplicarán. Es por eso que deberías pasar tus años de soltería, convirtiéndote en un discípulo maduro. Pablo dijo a los Corintios que, los creyentes solteros deberían buscar “devoción al Señor, sin distracciones” (1 Cor. 7.35). Involúcrate en una iglesia, estudia la Palabra de Dios y conviértete en un adorador apasionado.
  3. Haz una lista de tus preferencias en una relación. Está bien desear ciertas cualidades en un cónyuge. Tal vez, prefieres a una chica que sea baja de estatura, un muchacho mayor que tú, o alguien que tiene cierto trasfondo académico. El Salmo 37:4 dice: “Deléitate así mismo en el Señor, y Él te concederá los deseos de tu corazón.” Solo revisa tus motivaciones, y asegúrate de que tus deseos no sean egoísta o poco realistas.
  4. Deshazte de tus falsas expectativas y fantasías. Muchos solteros tienen ideas poco realistas acerca de lo que se trata el matrimonio y el romance. Algunas chicas han sido condicionadas por los personajes de Disney, para esperar a un muchacho que se lance a sus pies, y las lleve a su castillo de cuento de hadas. Eso no va a pasar. Tampoco sentirás el nivel de galantería descrito en las novelas románticas. La pornografía también ha arruinado el romance; algunos muchachos que son adictos a ella, no pueden siquiera experimentar una excitación normal, sin verla. Baja a la tierra y al mundo real. El matrimonio nunca se asemejará a tu mundo perfecto de ensueño.
  5. Establece tus estándares morales altos, y nunca los vendas. Todo cristiano soltero necesita una lista de no-negociables. Nunca hagas concesiones con tu pureza sexual. Si un muchacho, que habla dulcemente, que está en el equipo de adoración de tu iglesia, intenta atraerte a una situación de una noche, rechaza su encanto. Si te sientes atraído a una chica y, luego te das cuenta que ella coquetea con todos los muchachos, y no comparte tus valores, retrocede. Y nunca, siquiera salgas con un no creyente, con la intención de convertirle. La “cita misionera” muy rara vez tiene buenos resultados.
  6. Mantente ocupado con tu vida y carrera. Lo peor que cualquier soltero puede hacer es, sentarse a esperar por su pareja. La depresión no es atractiva – es lastimera. Dios te ama así como eres, y no necesitas un esposo o esposa para sentirte valioso. Vive tu vida. Termina tu educación, alcanza tus metas profesionales, e involúcrate en el ministerio. Es más probable que encuentres a tu pareja, mientras persigues tus sueños, que si estás sentado en una esquina, lamentando tu soltería. (Y recuerda: El amor no paga las cuentas. ¡Necesitas un trabajo, para casarte!)
  7. Busca sanidad emocional. Conozco solteros que saltan de una relación disfuncional a la siguiente, y nunca se dan cuenta que tienen serios problemas que tratar. No esperes hasta estar casado para darte cuenta que tienes adicciones, amargura o dolor sin resolver. Si no te deshaces de tu drama ahora, tu matrimonio estará lleno de drama. Busca al ministerio de oración en tu iglesia o un consejero.
  8. Cuídate físicamente. No tienes que ser una chica de tapa de revista o un galán de novela para encontrar una pareja. Venimos en todas las formas y tamaños, y tu cónyuge va a amarte con todas tus imperfecciones. Pero hacerte más atractivo o atractiva ¡no te hará daño! Si siempre pareciera que acabas de levantarte de la cama, pídeles a algunos amigos sinceros, que te ayuden con un cambio de imagen. Si necesitas perder peso, deja de dar excusas y comienza un plan de alimentación saludable, además de tener una rutina de ejercicios.
  9. Desarrolla una vida social activa. Algunos muchachos cristianos que conozco, tienen temor de pedirle a una chica que salga con ellos a tomar un café, sin embargo, juegan videojuegos todo el día, mientras se quejan de su soledad. ¿Hola? Nunca encontrarás una pareja en el vacío. Tienes que salir de tu caparazón y ponerte a disposición. No tiene que emparejar cuando te reúnas con un grupo de solteros para confraternizar. Muchas relaciones comienzan como amistades inocentes, y luego, una chispa romántica se convierte en fuego.
  10. Encuentra un mentor casado que te ayude a prepararte. No tienes que navegar en la aventura de las citas al matrimonio, todo por ti mismo. Busca un amigo mayor que tú, de confianza, para ayudarte. Haz preguntas. Comparte tus miedos. El matrimonio es una gran decisión, pero un mentor puede darte la valentía para abrazar tu futuro. Y entonces, estará animando tu boda, lo más fuerte posible, pues habrá jugado una pequeña parte en el milagro de Dios.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s