Mujer Cocinando

Angela Howard

Los fracasos suceden. No solo a algunos, pero a todos. La pregunta es: ¿Escogeremos tener una visión optimista acerca del fracaso? ¿Aceptas el fracaso? O ¿estás escondiéndolos en un intento de parecer perfecto? Seamos verdaderos y honestos. El fracaso puede ser lo mejor que haya pasado.

No Soy Ninguna Donna Reed.

Podría parecerme a ella en mi delantal, pero no soy Donna Reed. Si no sabes quién es ella, entonces solo diré que no soy Martha Stewart. (Si no sabes quién es, ahí no puedo ayudarte). Ese delantal es pura inspiración. Me gusta comer más que cocinar, así que, estoy inevitablemente obligada a ser creativa en la cocina.

Sintiéndome particularmente inspirada un día, decidí tomar los tomates de mi pequeño jardín, pelarlos (¡esto me tomó una eternidad!), y hacer una salsa marinara. Puse los tomates, cebollas, especias, y varios sazonadores italianos en la olla eléctrica a baja temperatura, durante la noche.

Al probar a la mañana siguiente, sabía amargo, así que añadí un poco de azúcar (mi abuela ¡siempre ponía un poco de azúcar a todo!) y algunos otros condimentos. Esa noche en la cena, serví a mi familia ravioles y salsa “marinara.” Se quedaron en silencio mientras comían y después de probar el primer bocado, dije, “Sólo voy a tirar esto fuera de aquí. ¡Esta es la peor salsa que he probado!” Todos nos echamos a reír.

Y ese no es mi único fracaso en economía doméstica:

Fabricar jabón líquido para manos: Esa fue una gran idea de mi hermana Alison. Pero al hacerlo, me salía demasiado espeso, o demasiado suelto, y secó nuestra piel.

Fabricar jabón de lavandería: Obtuve esta idea del internet. Estaba determinada a hacer eso porque era increíblemente barato. Pero no hubo suerte. Volví toda mi ropa blanca, de color amarillo sucio.

Los Fracasos Pueden Llevar Al Éxito.

Por lo general, tendemos a esconder la cabeza cuando consideramos nuestros fracasos, especialmente cuando son más dolorosos que unas simples desgracias domésticas. Fallarle a la gente que amamos, puede ser desgarrador, pero no te rindas. Los fracasos pueden llevarte al éxito.

“Los fracasos son las señales en el camino al éxito.” —C.S. Lewis

Los arranques de ira o las palabras poco amables, son una oportunidad para construir relaciones a través del arrepentimiento sincero y la bondad.

Las prioridades mal puestas, son una oportunidad para considerar tus valores y aprender a establecer límites.

Ser despedido, una puerta abierta a perseguir apasionadamente tus fortalezas y desarrollar la perseverancia.

El camino al éxito es a menudo preparado con errores y contratiempos. Enfrentar la adversidad del fracaso, te permitirá cultivar la capacidad de recuperación, la creatividad, madurez y carácter.

“ Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.” (Romanos 5:3-5)

Finalmente, el fracaso puede llevarnos a la conclusión de que el verdadero éxito  está en conocer la profundidad del amor de Dios por nosotros, y compartir ese amor con los demás.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s