brazos-extendidos

“Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, Que son perpetúas. De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; Conforme a tu misericordia acuérdate de mí, Por tu bondad, oh Jehová”

Salmo 25:6-7

Cuando Dios me vio recorriendo hacia Su trono, mi cabeza se inclinaba en vergüenza, de repente me di cuenta que Él, como el padre del pródigo, era movida con amor y ternura hacia mí. La asombrosa verdad llegó estallando dentro de mi alma, ¡encendiendo la luz en mi corazón! Yo había estado luchando para complacer a Dios, de modo que le agradara, cuando todo el tiempo mi Padre celestial me había amado como mi papá me amó, ¡solo que mucho más!

Oración

Padre, nadie, ni siquiera mi padre terrenal, me ha amado nunca de la manera que Tú me amas. Como un niño, quiero arrastrarme hasta Tus brazos, y sentir que alejas de mi vida, las ataduras de pecado. Tú eres mi Abba, mi Papá, mi Padre celestial.

Sus brazos estaban extendidos, buscándome, anhelando capturarme en Su amoroso abrazo.

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s