fire-in-my-bones-lee-grady

weight-health-priority

Hace un año enfrenté una triste realidad en el espejo: estaba engordando. Estaba comenzando a parecerme a los predicadores gordos que había visto devorarse todo lo que podían comer, en una tarde de domingo.

Al principio traté de ignorarlo, cortando las fotos y ajustando mi cinturón. Pero los números en la balanza no estaban mintiendo. Me dije a mí mismo que no tenía tiempo para ejercitar o comer bien, porque mi ministerio me mantenía demasiado ocupado. Tenía más cosas “espirituales” que hacer, que ejercitarme.

Pero finalmente tome una poderosa decisión para retomar mi vida. Me sentí determinado, algo así como cuando Jesús entró en el templo con Su látigo. Corté con el pan blanco, azúcar, comida chatarra y gaseosas en mi dieta. Me inscribí al gimnasio. Comencé una rutina de ejercicios que puedo hacer en cualquier parte, incluso en una habitación de hotel.

Después de un año, he perdido peso y he ganado musculatura, y me siento mejor de lo que me he sentido en años, incluso cuando he enfrentado un enorme estrés este año. Mi progreso me ha motivado a lograr aún más este 2017. Y me ha ayudado a darme cuenta que la condición física no es algo opcional.

No ganaré un concurso de popularidad por decir esto, pero es cierto: la iglesia en EE.UU. está gorda, y los ministros son algunas veces, los más grandes pecadores cuando se trata de sobrealimentarse. Esto puede ser una de las razones claves por las que no abordamos el tema de los malos hábitos en la comida, desde el púlpito. Si un predicador está escondiendo su enorme estómago con su saco de domingo, ciertamente no va a lanzar un sermón acerca de la glotonería.

Así que, aquí está mi intento de confrontar el problema. Aquí están tres razones por las que la condición física necesita subir en la lista de tus prioridades para este nuevo año:

  1. Porque deberías glorificar a Dios con tu cuerpo. Conozco cristianos a quienes les gustaría ir en un viaje de misiones, participar en un ayuno de tres días, o liderar un grupo semanal de discipulado para adolescentes. Pero nunca hacen estas cosas porque están limitados por sus habilidades físicas. Algunos de nosotros estamos simplemente demasiado gordos, demasiado cansados o demasiado fuera de forma, como para participar de cualquier tipo de ministerio riguroso.

Sin embargo, el Nuevo Testamento enseña que nuestra espiritualidad no puede estar separada de lo físico. El apóstol Pablo escribió: ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” (1 Cor. 6:19).

Las poderosas palabras de Pablo, en su contexto, se refieren a la importancia de la pureza sexual. El pecado sexual está mal porque nunca deberíamos hacer con nuestros cuerpos lo que ofendería al Espíritu Santo que mora en nosotros. Entonces, si es así para los tipos inmorales de sexo, ¿no lo es también cuando llenamos nuestro cuerpo de drogas, alcohol o alimentos poco saludables?

En tiempos del Nuevo Testamento, los herejes gnósticos enseñaban que un cristiano puede amar a Dios, y sin embargo, participar en cualquier clase de pecado inmoral, pues es físico, no espiritual. Sin embargo, Pablo denunció esto diciendo: “Glorificad pues a Dios en vuestro cuerpo” (1 Cor. 6:20). Hoy en día, todavía predicamos en contra del pecado sexual, sin embargo la glotonería no es más considerada un pecado en la mayoría de las iglesias. En lugar de eso, nos reímos de cómo pasamos de la torta de chocolate y los aros de cebolla.

  1. Porque cómo controlas tu apetito, afectas cada otra área de tu vida. Parte del fruto del Espíritu Santo es el autocontrol (lee Gál. 5:23). Sin embargo, en la iglesia de hoy, hemos creado una cultura de sobrealimentación, y luego nos preguntamos por qué algunos cristianos caen en la adicción a la pornografía, adulterio o al juego. La verdad es que hemos sancionado la adicción a la comida como “carne aceptable,” y estamos sufriendo las consecuencias.

El hermano de Jacob, Esaú, vendió su primogenitura por un plato de lentejas, debido a que su apetito controló su juicio. Muchos cristianos han hecho lo mismo. Perdemos ciertas bendiciones espirituales simplemente porque no podemos decir no a la comida.

  1. Porque quieres vivir una larga y fructífera vida. Decidí tomarme en serio el tema del estado físico el año pasado, porque me estoy haciendo más viejo, y quiero dejar la mayor marca posible en mi generación, antes de morir. Es una mentira que no puedas estar en forma a tus 50 o 60 años. Quiero ser como el bíblico Caleb, que testificó que fue estaba tan fuerte a los 85 años como a los 40.

Dios ha prometido a los justos, una larga vida, pero eso no es una garantía automática. Una larga vida requiere sabiduría, que incluye comer saludable, ejercicio regular, descanso apropiado y manejo del estrés. Cuando estamos regularmente con las pizzas, gaseosas y azucaradas donuts y llenamos nuestro cuerpo de alimentos procesados llenos de químicos, no deberíamos sorprendernos de terminar con diabetes, dolencias del corazón, presión alta y un temprano funeral. No comas para el momento. Ten siempre en mente el mañana cuando estés leyendo el menú.

Jesús llamó a Sus seguidores, discípulos, un término que significa “disciplinados.” Sin embargo, ¿cuántos de nosotros honestamente diríamos que somos disciplinados en el área de la comida y el estado físico? Te desafío a que hagas esta tu meta para este año. Sé un discípulo. La decisión que tomes hoy para tener salud, cosechará beneficios incontables, no solo para ti, sino también para aquellos que amas

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Un comentario »

  1. Walter Agreda Coca dice:

    Pastor TOTITO buenísimo. Eso es como el carro debe estar perfectamente balanceado. Muchas gracias
    Walter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s