Max Lucado - Banner 2015

224070-atalaya

Max Lucado

Es gracioso cómo las Escrituras recuerdan a diferentes personas.

Abraham es recordado confiando; Juan amando; el lugar de Pablo es tallado por su escritura. Pero Simeón fue el hombre… ¡mirando! Ocho días después del nacimiento de Jesús, José y María llevaron a Jesús al templo. Y Lucas 2:27 contiene esta curiosa declaración: Y movido por el Espíritu (Simeón), vino al templo.” El verso anterior, 26, nos dice “Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.”

Simeón era un hombre que andaba de puntillas, con ojos muy abiertos, esperando por aquel que vendría a salvar a Israel. ¿No se nos ha dicho, como a Simeón, que Cristo volverá? ¿Estamos como Simeón, movidos por el Espíritu? ¿No anhelamos ver el mismo rostro?

Simeón nos recuerda que esperemos pacientemente, vigilantes, ¡siempre listos!

Vía: Max Lucado

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Un comentario »

  1. Walter Agreda Coca dice:

    Que tremendo Simeon, “de puntillas”.. Oh Dios quiero ser movido por tu Espirutu Santo.
    Lo creo y lo tomo en el nombre de Jesus.
    Muchas gracias Pastor TOTITO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s