max-lucado-banner-2015

Cruz y Ocaso

¿Cómo puede Dios castigar el pecado y amar al pecador? Considera el logro de Dios. Él no tolera nuestro pecado, no transige su estándar. No ignora nuestra rebelión, ni suaviza sus demandas. Sino que, en lugar de ello, rechaza nuestro pecado, lo asume e, increíblemente, se culpa a sí mismo. La santidad de Dios es honrada. Nuestro pecado es castigado. Y nosotros somos redimidos.

Hebreos 10:14 explica, “Porque por medio de una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los que han sido consagrados a Dios.” Dios hace lo que nosotros no podemos hacer, de modo que podamos ser lo que no nos atrevemos ni a soñar… perfectos delante de Él. Él pago nuestra deuda. Él se llevó el acta de decretos que había en contra de nosotros y la clavó en la cruz. ¡Fue y es un inefable regalo de gracia!

Vía: Max Lucado

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s