salud-emocional-134-1

Podemos albergar secretos porque la verdad acerca  de un acto pasado o un mal hábito continuo, es demasiado vergonzoso para decirlo, o podemos guardar nuestros secretos ocultos, porque no tenemos ningún verdadero amigo que escuche genuinamente. De cualquier manera, nos quedamos solos, aislados, y desesperados por mantenerlos ocultos.

¿Matarnos? Podrías objetar. Seguramente no es tan grave. A veces sí lo es. Cuando los líderes no tienen lugar para ventilar sus frustraciones, y a nadie para que entienda su dolor, ellos internalizan todas sus heridas, miedo, confusión, e ira. Algunos experimentan severos problemas psicológicos, que pueden resultar en una enfermedad prolongada y una muerte prematura. Y otros se desalientan por completo. El suicidio puede convertirse en una alternativa atractiva para los líderes que no pueden ver ninguna luz en su futuro. Sienten total aislamiento y absoluta desesperanza. Cuando necesito gasolina para mi automóvil, voy a una estación de servicio. Cuando necesito comida, voy a la tienda de comestibles o a un restaurante. Todo líder debe preguntarse: “¿Quién está llenando mi tanque emocional? ¿Quién me está dando el sustento de esperanza, gozo, y entendimiento?”

Los líderes en negocios, organizaciones e iglesias, necesitan desesperadamente encontrar a alguien que no tenga agenda, excepto escuchar, sin juzgar, y en amor, sin ningún tipo de condiciones. La angustia existencial de desesperanza y desesperación, solo puede ser tratada en comunión – relaciones cercanas con al menos una personas, preferiblemente unas cuantas, que genuinamente se preocupe por nosotros. No hay otra alternativa.

Casi tres de cada cuatro pastores, dicen que piensan regularmente en dejar el ministerio, muchos porque no tienen un solo amigo cercano. Sólo unos pocos han sido solitarios toda su vida. La mayoría de ellos, tenía conexiones maravillosas y significativas en el pasado, pero algo ocurrió: la gente se fue, el estrés del trabajo absorbió el tiempo y la vida, de uno, o de otro, o de ambos; la gente estuvo demasiado ocupada, y dejó de llamar, o buscar, o un simple malentendido se convirtió en un cisma irreparable; o la traición que destrozó un vínculo de confianza. Cualquiera que sea la causa, la mayor parte de los pastores no tiene en quien apoyarse, ninguna tabla de salvación, ningún oído que entienda, y ningún hombro para llorar.

El dolor puede ser efectivamente manejado, solo en una comunión confiable, afirmante y honesta – no necesariamente una extensa, pero al menos unas cuantas personas que genuinamente entiendan. La mayor parte de los líderes, tiene que soportar las tormentas temporales, que luego pasan. Para los pastores, sin embargo, las tormentas nunca paran. Los torrentes siguen llegando. Sin una comunidad fuerte de apoyo, los pastores colapsan bajo la presión. Considera las siguientes preguntas:

  • ¿Quién “te motiva” en tu vida, y no piensa que eres débil o raro cuando luchas con las complejidades de tu rol?
  • ¿Quién te escucha sin sentirse obligado a darte consejos?
  • ¿Quién te hace una segunda y una tercera pregunta para sacar conclusiones, en lugar de darte respuestas fáciles, recetas simples, y fórmulas fáciles?
  • ¿Quién es tu refugio seguro donde puedes ser completamente honesto y abierto?
  • ¿Quién llena tu tanque de gasolina espiritual y emocional?

La respuesta a esas preguntas, identifica a tu compañero en el dolor – el amigo  más querido. En mi consejería, me esfuerzo por ser una persona de confianza con la que la gente pueda compartir honestamente su dolor.

Las personas estresadas, son frágiles, quebradizas y ariscas. No son las personas más pacientes, pero mantener amigos requiere ser pacientes con la gente, cuando está molesta, difícil y a la defensiva; ¡gente justo como nosotros! necesitamos sabiduría para saber cuándo hacer notar a un amigo su necedad y cuándo dejarlo pasar. Si pudiera ser un problema recurrente o uno que pueda causar un daño irreparable, necesitamos intervenir y hablar, luego apoyar y estar con nuestro amigo mientras procese lo que le hemos dicho. Pero más a menudo tenemos que dejar que las palabras ofensivas, se evaporen en el calor de nuestro amor y comprensión. Si Dios nos mellara por cada cosa necia, egoístas u ofensiva que pensamos o decimos, no tendríamos un minuto para pensar en nada más. Dios trata con nosotros todo el día, todos los días. Su Espíritu acoge cuidadosamente los momentos para convencernos. Deberíamos hacer lo mismo con nuestros amigos. Gran parte del tiempo, solo necesitamos callar y ser un apoyo.

Necesitamos invertir nuestro corazón y nuestro tiempo, en la reconstrucción de la relación que ha sido rota. Y si somos amigos de mucho tiempo, los malentendidos y conflictos son inevitables. La sanidad no solo ocurre. En el cuerpo humano, los glóbulos rojos de la sangre, constantemente llevan nutrientes a cada parte, y cuando hay una enfermedad o una herida, los glóbulos blancos se encargan de las propiedades curativas del lugar preciso. Invertimos en la amistad, enfocándonos ahora en lo bueno y admirable de nuestro amigo – en lugar de aporrearlo en nuestro corazón, como hemos hecho antes que empezara el proceso de sanidad. Recuerda lo que les hacía reír y era importante, antes de la ruptura. Quédate allí otra vez, y reaviva el fuego.

Cuando estamos heridos, lo último que queremos hacer es levantar el teléfono y llamar a alguien pidiendo ayuda. Todo en nosotros, grita, “¡Escóndete! ¡No seas vulnerable! ¡Protégete a toda costa!” Esa voz suena razonable, pero conduce a un mayor aislamiento, miseria y desesperación.

Cuando estés en problemas, no esperes. Levanta el teléfono. Llama a alguien y pide ayuda. Es esencial para tu salud mental y emocional, y es necesario para ser el líder, cónyuge, y padre que quieres ser.

Vía: Sam Chand

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s