Provida - Pies y Manos - Corazón

Christinia Martin 

Christinia MartinEn la secundaria, soñaba con ser como Oprah. Cuando obtuviera una carrera, imaginé que sería algo genial ser presentadora de televisión. En la universidad, abracé la realidad y pensé que ser maestra podría ser una elección más sabia. Cuando visioné mi futuro, nunca pensé pasar ocho años de mi vida como una activista pro-vida. Créeme cuando digo que no estaba en mi radar.

No vengo de una familia conservadora. Mis padres se divorciaron cuando era demasiado pequeña para recordar. Pasé mis años de niñez dividida entre papá y mamá, viviendo en Connecticut y California. Fui amado y bien alimentada, y encontré refugio en los libros. En cuanto a la política, no discutíamos. Mis padres votaban, pero no era conversación en la cena. Llegué a la conclusión de que los blancos elegían demócratas, y eso era todo. Aún hoy no puedo nombrar a algún miembro de mi familia que vote a los republicanos.

Siendo joven adulta, el tema del aborto no tenía importancia para mí. En la universidad, recuerdo a un amigo hablándome acerca de las vidas que se pierden por el aborto. Recuerdo la sensación de que debería preocuparme, pero no lo hice. Es duro recordarlo ahora, ya que paso mi tiempo escribiendo artículos sobre el tema, aconsejando mujeres que están luchando con embarazos no planeados y ayudando a las mamás a obtener suministros que necesitan para sus hijos.

¿Cómo he llegado hasta aquí? No fui atrapada por un tornado como Dorothy, ni fui enviada a un nuevo mundo donde la gente pelea por los fetos y ora para que se termine el aborto. Mi camino fue más simple, y sin embargo profundo. Respondí a un llamado, aprendí y me involucré. A lo largo de los últimos ocho años, hechos, historias, oraciones, sueños, y lecciones, me han influenciado para mantenerme en esta vida. Mi camino es mío. Mis razones para oponerme al aborto pueden parecer sabias o tontas a tus ojos. Sin importarlo, son mías. Cada uno tiene creencias que forman sus acciones. Yo comparto mis razones contigo, esperando que ellas enciendan un fuego en tu corazón, como el que arde en el mío.

La Desconocida

Cuando estaba en mis veinte años, mi mamá me contó una historia que había mantenido en secreto toda mi vida. La historia era sobre una misteriosa conserje que se acercó a ella en el hospital, con ojos como charcos de agua. Ella miró a mi mamá, sentada, asustada, en su bata blanca, esperando su cita con el abortista. La señora con el trapeador, levantó la cabeza y dijo, “¿Quieres tener a este bebé?” Mi mamá dijo “sí.” Después de discutir con el médico que insistía en practicarme el aborto, mi mamá salió de ese hospital. No pudo encontrar a la desconocida en ninguna parte. Antes que mi mamá me dijera que casi fui abortada, dijo, “Antes de que tu nacieras, me encontré con un ángel.”

El Profeta

No hay nadie en este planeta que me haya influenciado más en mi lucha por la vida que Lou Engle. Él fue la primera persona que conocí, que habló sobre el aborto y el control natal. Yo era una estudiante en una universidad secular de Connecticut. Le escuché hablar en una iglesia cerca de mi campus. Su mensaje estaba lleno de pasión, fuego, y un anhelo de justicia. Él estaba llamando a un movimiento de jóvenes a orar y ayunar, para que se terminara el aborto. No me imaginaba que pocos años después, seguiría a Lou y a una compañía de otros, a D.C. a orar diariamente en frente de la Corte Suprema. Las oraciones pronunciadas hace años se unen hoy, gracias a la fidelidad de Bound4Lifers, quienes nunca han dejado la Corte y se niegan a dejar de orar.

Las Mujeres Heridas

Su cabello castaño pasaba sus hombros, mientras lágrimas rodaban por su rostro. “Yo estaba sola,” dijo. “Tomé la píldora RU-486 y maté a mi hijo.” El dolor todavía seguía grabado en su frente. Ella compartió una historia digna de una película de horror. Yo escuchaba y lloraba. Desde entonces, he llorado demasiadas veces como para contar. La rubia mujer que me contó de su aborto, y que quedó estéril. La mujer que compartió un aborto emocionalmente traumático, y que no había podido hablar al respecto durante 20 años. Aquella mujer que con ligereza dijo, “he tenido seis abortos y estoy bien.” Las palabras que lanzó hacia mí, que parecían tan huecas. Después de reunirme con mujeres heridas como estas, me pregunto, “¿Cuántas más hay allí afuera?”

Esta es solo parte de mi historia. Más adelante te contaré lo que aprendí del hombre que quiso golpearme y los hechos que se ocultan de mi generación.

El Flujo de Caja

Me enteré que la industria del aborto es una empresa de billones de dólares. Planned Parenhood, el proveedor de esta práctica, más grande de EE.UU., recibe cerca de $1.5 millones de los contribuyentes de impuestos, por día. El 51% de sus ingresos anuales en sus clínicas, provienen del aborto. La gente está haciendo dinero a costa de costillas trituradas y cráneos rotos de bebés. El ex doctor abortista Anthony Levatino, una vez dijo, “en el camino te encuentras con que hacer mucho dinero practicando abortos.” Carol Everett, quien una vez fue propietaria de una clínica de abortos, declaró, “Yo vendía aborto. Hice $ 150,000, y mi blanco en 1983 era lograr $ 260,000; y cuando abrí nuestras cinco clínicas, podía haberme llevado a casa cerca de un millón de dólares por año. Esperaba hacer más después de que realmente estemos funcionando.” Un artículo reciente de LifeNews informó sobre el abortista Willie Parker. Parker gana para Planned Parenthood $356,000, por tan solo los abortos que realiza en el principal centro abortista de DC. Nina Whitten, una ex secretaria de una clínica de abortos en Dallas, confesó, “Cada transacción que hice era en efectivo. No recibíamos cheque ni tarjetas de crédito. Si no tenías el dinero, olvídalo. No era raro en absoluto para mí, tomar 10,000 a 15,000 por día, del banco – en efectivo. Es una mentira cuando te dicen que están haciéndolo para ayudar a las mujeres, pues no es así. Lo hacen por el dinero.”

Mi madre me dijo que ella pensaba que el abortista peleó con ella por temor a que si ella desistía, otras mujeres lo harían. En su corazón, ella piensa que él estaba asustado de perder el negocio. El documental “Blood Money” proporciona más testimonios de aquellos que una vez estuvieron dentro de la industria del aborto, quienes admiten que su meta era hacer dinero, no ayudar a las mujeres. Estoy convencida de que la codicia que alimentaba el dinero haciendo comercio de esclavos en EE.UU., es similar a la que alimenta la industria del aborto de hoy.

La Violencia

Mido 1,56 m, apenas paso los 45 Kg, pero un hombre que me doblaba en tamaño, amenazó con apuñetearme una vez. Él estaba llevando a su novia a una clínica de aborto y no quiso esperar a que yo la hiciera cambiar de opinión. Con un furioso ceño fruncido, me dio un mensaje. El mismo mensaje que he visto que muchos hombres les dan a sus mujeres, para hacerlas desfilar por las clínicas. La presión es algo real. Los defensores del aborto dicen que es el derecho de una mujer a elegir, pero ¿son las mujeres las que eligen? El aborto les permite a los hombres controladores a deshacerse ellos mismos de un problema. Esto hace que sea más fácil para los proxenetas y pedófilos, seguir su juego. El aborto es un abuso y algunas veces mortal para una madre y su hijo. Mientras que los buenos padres que quieren a sus bebés, sus voces son a menudo silenciadas y su dolor pasa desapercibido.

La Historia Oculta

No sabía que uno de los calificativos que usó uno de nuestros Presidentes fue, “pequeños bastardos” cuando escuchó de su crecimiento en los estados. Sus conversaciones telefónicas grabadas están disponibles para el público. Aquí un extracto:

30 de marzo de 1972:

Nixon: La mayoría de la gente en Colorado votó por el aborto, creo que una mayoría de gente en Michigan es pro-aborto. Creo que en ambos casos, bien, sin duda en Michigan, votaron por él, pues piensan que los que van a ser abortados generalmente son los pequeños bastardos negros.

Personal No Identificado: Por supuesto

Todos mis profesores de historia, convenientemente dejaron esto fuera de sus lecciones. También olvidaron mencionaron que Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, practicaba una filosofía eugenesia. Una creencia centrada en mejorar la raza humana a través de la disminución de la población de aquellos con rasgos que ellos encontraban indeseables. No fue hasta el 2009 y el lanzamiento de Maafa21, que descubrí las raíces perversas de Planned Parenthood. Me enteré que una clase de élite adinerada de gente en los años 1930’s trató de usar métodos anticonceptivos y esterilización, como medio para lograr el genocidio de un pueblo, mi pueblo. El aborto es actualmente la causa nro. 1 de muerte de negros en Estados Unidos. Me entristece decir que el plan de Sanger está funcionando.

Biología y Tecnología

Una mujer de edad avanzada, quien lamentó haber practicado el aborto, me dijo esto, “Mi maestro me dijo que era una masa de células.” Me gustaría ver a un maestro tratar eso ahora. Un estudiante podría sacar su iPhone de repente y descargar una aplicación con hologramas del desarrollo fetal. Estamos viviendo en un mundo donde los ultrasonidos portátiles son más pequeños que las líneas telefónicas fijas de nuestros padres. El latido de un bebé puede ser detectado a las 5 semanas y a las 20, ellos pueden sentir dolor. Se nos ha dado una ventana al vientre de la mujer, y pienso que por eso, podemos contemplar la belleza de la vida. Fascinantes videos como este, sobre la fertilización, https://www.youtube.com/watch?v=BFrVmDgh4v4 confirma que estoy en la postura correcta. Solo el viaje de un esperma, para encontrarse con un óvulo, es increíble. Creo que es excesivamente cruel que violentamente cortemos el proceso de vida, después de todo lo que ya ha tomado lugar. En un mundo donde incontables mujeres darían todo por tener un hijo, encuentro muy doloroso que la mayoría de abortos hechos, son por razones de conveniencia.

Todos tenemos nuestras razones por las que creemos. Estas son algunas de las mías. Yo sobreviví al mayor decreto de muerte que ha visto mi país. En nombre de los millones de bebés en todo el mundo, que han perdido sus voces, continuaré hablando.

Vía: Life News

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s