Promesas de Liderazgo - John C. Maxwell

“¿Por qué no morí yo en la matriz,
O expiré al salir del vientre?

¿Hasta cuándo no apartarás de mí tu mirada,
Y no me soltarás siquiera hasta que trague mi saliva?”

Job 3:11, 7:19

A Dios no le importan las preguntas; es la duda la que Él odia. Durante las muchas horas agotadoras, los tres amigos de Job – Elifaz, Bildad y Zofar – lo acusaron de toda clase de maldades. Ellos hablaron todo tipo de palabras necias que los sanos y mal informados, suelen hablar a aquellos que sufren. Pero Job quiso llevar su caso hasta el Señor mismo. Solo al final del libro, Dios rompe Su silencio, y aunque no responde las preguntas de Job, no lo castiga por hacerlas. Dios reprende a Job solo por una cosa: dudar de Su carácter justo.

Los líderes no deben tener miedo nunca, de hacer preguntas difíciles a Dios, pero tampoco deben demandar que Él responda. No importa cuán oscuras sean nuestras circunstancias, debemos resistir la tentación de dudar de la naturaleza santa de Dios. Cuando nosotros, como Job, a través de labios temblorosos, confesamos la asombrosa majestad de Dios, podemos al menos estar listos para la asombrosa bendición de Dios.

Extractado de “La Biblia del Liderazgo” de John Maxwell

Promesas de Liderazgo - Banner

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s