reuters-gay-pride-cr

Matt Barber

Si tu hija, hermana, madre o amiga “identificada” como una persona con sobrepeso, atrapada en un cuerpo peligrosamente esquelético – si ella verdaderamente creía que era obesa, pero, en realidad, sufría de anorexia – ¿afirmarías su “gordura” y le conseguirías una liposucción, o irías hasta el fin de la Tierra para ayudarla a alinear su subjetiva (y equivocada) identidad, con la realidad objetiva? Cuando alguien está involucrado en un comportamiento demostrable autodestructivo, no es amor, sino odio, alentarle a que persista.

Fue la, irónicamente, activista lesbiana y escritora, Dorothy Allison, quien una vez escribió, “Las cosas se separan tan fácilmente cuando han estado juntas con mentiras.” En validación de esta evidencia, una serie de estudios previamente revisados, acaban de ser lanzados, que sirven para desenmascarar y destruir los puntos clave de los “progresistas” activistas homosexuales.

“Sexualidad y Género: Hallazgos de las Ciencias Biológicas, Psicológicas y Sociales.”

Este estudio, realizado por los científicos de renombre mundial de la Universidad de Johns Hopkins, Dr. Lawrence S. Mayer y el Dr. Paul R. McHugh, es un meta-análisis de datos de más de 200 estudios revisados, con relación a la “orientación sexual” e “identidad de género.” Fue publicado en la edición de otoño 2016, de la revista The New Atlantis, y es, de lejos, el estudio más objetivo, exhaustivo y completo sobre el tema, hasta la fecha.

La investigación estableció, entre otras cosas:

  • “El entendimiento de la orientación sexual como innata, fijada biológicamente en los seres humanos – la idea de que la gente “nace de esa manera” – no es sustentada por la evidencia científica.”
  • La “orientación sexual” en los adolescentes, “con un estudio estimando que, aproximadamente el 80 por ciento de los adolescentes varones que reportan atracciones por el mismo sexo, ya no lo hacen cuando son adultos.”
  • “Comparados con los heterosexuales, los no-heterosexual son aproximadamente dos a tres veces más propensos a haber experimentado el abuso sexual, en su niñez.”
  • La gente identificada como “gay” están “en elevado riesgo de una variedad de adversidades en su salud, y resultados en su salud mental.”
  • Las personas identificadas como “gay,” experimentan “casi el 2.5 veces el riesgo de suicidio.”
  • La “hipótesis de que, la identidad de género es innata, una propiedad fijada en los seres humanos, que es independiente del sexo biológico – que una persona puede ser ‘un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer,’ o ‘una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre’ – no es sustentada por evidencia científica.”
  • “Los estudios que comparan las estructuras del cerebro de un transgénero con un no-transgénero… no ofrecen ninguna evidencia para una base neurobiológica de una identificación de género cruzado.”
  • “Individuos sexualmente reasignados, son alrededor de 5 veces, más propensos a intentar el suicidio, y cerca de 19 veces más propensos a efectuarlo.”
  • “La tasa de intentos de suicidio en todas las edades de individuos transgéneros, es estimado en un 41 por ciento, comparado al 5 por ciento de la población general en EE.UU.”
  • “Sólo una minoría de niños que experimentan la identificación de género cruzado, continuarán haciéndolo en la adolescencia o edad adulta.”

Para que no compres el pensamiento liberar que tanto dice que la “homofobia” es la que lleva a los altos índices de suicidio, y otras consecuencias devastadoras del estilo de vida “LGBT,” un reciente estudio en Suecia, disipa esta mito. La investigación, publicada en mayo, en European Journal of Epidemiology, encontró que, las personas que entran en un “matrimonio gay,” eran, como se refleja arriba, casi tres veces más propensas a cometer suicidio, que sus contrapartes heterosexuales.

“incluso en un país con un clima relativamente tolerante, con relación a la homosexualidad, como lo es Suecia,” observaron los investigadores, “los individuos casados con el mismo sexo, evidencia un más alto riesgo para el suicidio, que los demás individuos casados.”

Para tomar prestado de James Carville: Es el estilo de vida, tonto.

Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)

Mientras tanto, el CDC, sin bastión para el conservadurismo, acaba de lanzar este mes, un informe estableciendo y detallando los efectos devastadores de la identidad y comportamientos “LGBT,” en los adolescentes “grados 9-12.”

En un escrito en WND, la defensora de la niñez, Linda Harvey, expresó frustración debido a que, a pesar de sus irrefutables conclusiones, el CDC todavía insista en el uso de tales términos propagandísticos como “minorías sexuales” para describir a los adolescentes atraídos por el mismo sexo. Ella señala que “estos adolescentes no califican como ‘minorías’ más que los muchachos que comen comida chatarra,” y traspasa la cortina de human, para resumir las conclusiones del informe:

“Los adolescentes auto-etiquetados como homosexuales y bisexuales, son dos veces más propensos que los heterosexuales, a haber sido víctimas de violencia sexual o física, a ser fumadores, haber probado marihuana antes de los 13 años, haber usado cocaína, drogas alucinógenas, tomar medicamentos sin una receta médica, o haberse sentido triste o desesperados.

“Son más propensos a ser consumidores de marihuana que los estudiantes heterosexuales, más propensos a beber alcohol, y cuatro veces más propensos a usar metanfetaminas o heroína.”

“Son cuatro veces más propensos a intentar realmente suicidarse.”

“Los estudiantes homosexuales y bisexuales, son aproximadamente 25 por ciento más propensos a tener relaciones sexuales, y más propensos a ser activos sexualmente y haber tenido cuatro o más parejas.”

“Son dos veces más propensos a haber tenido relaciones sexuales antes de los 13 años. Podemos tan solo tener el corazón para preguntar: ¿con quién? ¿Eran adultas esas parejas? (también conocidos como abusadores).”

Es de destacar aquí que, en estudios anteriores, los investigadores del CDC, han descubierto verdaderamente que, los hombres “gay, son al menos tres veces más propensos a reportar ABI (Abuso Sexual Infantil), “mientras que los Archivos de Comportamiento Sexual, determinaron de manera similar en el 2001, que, cerca de la mitad de todos los varones identificados como “gay,” como niños, fueron abusados por un depredador homosexual: “el 46 por ciento de los varones homosexuales, y el 22 por ciento de las mujeres homosexuales, reportaron haber sido abusados por una persona del mismo género. Esto contrasta con el solo 7 por ciento de hombres heterosexuales y el 1 por ciento de mujeres heterosexuales, que reportaron haber sido abusados por una persona del mismo sexo.”

Considerando los hechos científicos, no sesgados, replicados, empíricos e irrefutables, no es de asombrarse que, un estudio anterior en el International Journal of Epidemiology (IJE), determinó que, la “esperanza de vida de 20 años para los hombres gay y bisexuales, es 8 a 20 años menos que para todos los hombres.”

Los comportamientos no naturales, engendran consecuencias naturales. “Gay” no es quien son. “Gay” es lo que hacen.

Crees que soy desalmado. Crees que odio. No lo soy y no odio. Amo a la gente identificada como “LGBT” con un amor más allá de mi propio poder. Los amo porque Cristo los amó primero. Los amo porque, como ellos, soy un pecador necesitado de un Salvador. Están bajo engaño. El enemigo del hombre es el padre de mentira, y él anda como león rugiente, tratando de engañar y devorarnos a todos.

Sé lo que es tener a alguien cercano, luchando con la atracción hacia el mismo sexo, y adoptar una identidad sexual aberrante. Tengo un miembro amado de mi familia, consumiéndose con el SIDA en este mismo momento. Al amarlo, también entiendo que, si hubiera afirmado su estilo de vida, y le hubiera ofrecido “compasión” bien intencionada, pero equivocada y peligrosa, lo estaría lastimando, no ayudando.

Ofrezco verdadera compasión. Ofrezco verdad, en amor.

Si realmente amas a alguien, nunca deberías alentarle, a una identidad destructiva y subjetiva, gay, lesbiana, bisexual o transgénero. Ámalos incondicionalmente, pero aliéntalos a encontrar la libertad de ello.

Porque, ya sea espiritual, física, o ambos, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Vía: http://www.charismanews.com

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s