header_fimb_604w

warning-signs

Lee Grady

Un desesperado amigo, me contactó recientemente porque estaba preocupado de que su hijo esté bajo la influencia de un ministerio cristiano con doctrinas cuestionables. El líder del ministerio predica que, cualquier iglesia que no experimente sanidades regulares, no está siguiendo al verdadero Jesús, y sugiera que sólo su pequeña congregación, tiene un caminar con Dios. Afortunadamente, el hijo de mi amigo discernió que algo no estaba bien.

A Satanás le encanta llevar a los cristianos a extremos no saludables. Y los líderes cristianos inmaduros, algunas veces permiten que el orgullo juvenil, la avaricia, o la inseguridad, los lleven a una tóxica espiritualidad. El resultado siempre deja un sendero de personas heridas. En mis años de ministerio, he aprendido que hay muchas señales claras de que un ministerio se ha desviado lejos de la verdad, hacia el engaño. Estas son las más evidentes:

  1. No hay compromiso de rendir cuentas, espiritualmente. Los líderes saludables saben que necesitan rendir cuentas a mentores y asesores que puedan cuestionarles, si dan un paso equivocado. Proverbios 11:14 dice: “En la multitud de consejeros hay seguridad.” Pero si estás siguiendo a un maestro, profeta o apóstol que no se ha sometido a ninguna forma de rendición de cuentas, estás buscando problemas. Nunca te alinees con un Llanero Solitario, no importa cuán fogosos sean sus sermones. Probablemente, te conducirá a un precipicio.
  2. El énfasis excesivo en el dinero. Se podría pensar que hemos aprendido esto hasta ahora, después de tanto charlatán que ha estafado a la gente, quitándoles sus ahorros para construir sus mansiones. Pero la iglesia de hoy todavía es vulnerable a los extremos de los engaños financieros. Los líderes de Dios, siempre llaman a la gente a financiar la obra de la iglesia y la extensión del evangelio; los líderes no saludables, al contrario, manipulan a la gente con el fin de llenar sus propios bolsillos. No te sientas atraído cuando un predicador haga promesas extravagantes acerca de lo que ocurrirá si le das a él.
  3. Una actitud elitista. Todos los creyentes en Jesús son parte del cuerpo de Cristo. Sin embargo, los cristianos que experimentan ciertos dones o manifestaciones del Espíritu Santo, a menudo son tentados a pensar que son superiores. Si no tienen cuidado, este sutil orgullo espiritual, puede transformarse en un peligroso elitismo. De pronto, son los favoritos de Dios, con acceso especial a la revelación que nadie más conoce, y la autoridad que nadie más tiene. Algunos ministerios hoy en día, dicen tener información acerca de la profecía de los tiempos finales y el regreso de Jesús. En algunos casos, convencen a las personas a almacenar comida, e incluso armas, para prepararse para el Armagedón. Mirando hacia atrás, a la década de los 80’s, un predicador llamado Charles Meade convenció a mucha gente a seguirle hasta Florida, donde su iglesia enseñaba que, solo aquellos que se alineaban con el grupo de Meade, sobrevivirían a los últimos días. No dejes que nadie te lleve a esta clase de mentalidad sectaria.
  1. Un espíritu de control entre los seguidores. Un líder maduro sabe que los miembros de su iglesia no le pertenecen. Pero hay pastores inseguros sin entrenamiento, que usan la manipulación y amenazas para mantener la lealtad de sus miembros. Los verdaderos pastores no tienen que enseñar constantemente sobre la autoridad espiritual, para ganar el apoyo de su rebaño; pero un líder controlador, enfatiza constantemente que él está a cargo, y demanda total sumisión. Esta mentalidad puede llevar a un abuso espiritual muy grave.
  2. Hablar constantemente de milagros, sin ninguna documentación. Hoy en día, hay una gran hambre en el cuerpo de Cristo, por los milagros – y la fe va en aumento, para sanidades, profecía y una plena manifestación del poder del Espíritu Santo. Pero en el afán de ver el poder de Dios manifestado, algunas personas caen en la trampa de la exageración y el sensacionalismo, o incluso, la falsificación de los milagros, para captar la atención. Esto nunca lleva buenos frutos. En el 2008, miles de personas viajaron a Lakeland, Florida, para presenciar un “avivamiento” que supuestamente estaba marcado por noches de milagros. Sin embargo, muchas de las sanidades (e incluso resurrecciones) que fueron anunciadas desde el púlpito, nunca fueron verificadas – y todo abruptamente terminó, cuando el evangelista que llevaba a cabo estas reuniones, admitió su adulterio. Dios nos ayude a que nunca se repita esta tragedia.
  1. Extrañas revelaciones que carecen de fundamente bíblico. El apóstol Pablo nos advirtió hace mucho tiempo, de las olas de engaño que afectarían a la iglesia. “Porque va a llegar el tiempo en que la gente no soportará la sana enseñanza… Darán la espalda a la verdad…” (2 Tim. 4:3-4). Nunca sigas a un predicador que dice tener “la información privilegiada” de Dios, que nadie más conoce. No seas hipnotizado por sus enseñanzas – incluso si dice que un ángel le dio esta información, o que la recibió en una visión sobrenatural. La prueba de la verdad no es cuán espeluznante suene, sin, si está alineada con la Palabra de Dios. Muchos falsos profetas pueden decir, “Dios me mostró esto,” pero están mintiendo, si su mensaje contradice la Escritura. Si algo suena realmente fuera de esa línea, cuando lo escuches, no ignores tus sentimientos.

No te dejes engañar. Si eres un seguidor de Cristo, has sido equipado con un sistema de alarma interno que te advertirá acerca de cualquier enseñanza o ministerio que no sea saludable. Escucha al Espíritu Santo, quien es llamado el Espíritu de la verdad (Juan 16:13). Él puede darte el discernimiento para saber la diferencia entre la verdad y el error.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s