rosa

El pequeño ícono con la flecha hacia atrás, en mis correos electrónicos, se ha convertido en uno de mis mejores amigos.

La función oficial del ícono es “deshacer lo que se ha escrito.” Pero para mí, a menudo es un salvavidas.

Empiezo a recorrer una conversación, entonces me doy cuenta de que necesito hacer un giro, y esa pequeña flecha me señala el camino.

He llegado a creer que uno de los horrores del aborto – además de la tragedia fundamental de pequeñas vidas de niños y niñas tomadas – es que es una de aquellas cosas en la vida que no pueden ser deshechas. Los malos entendidos pueden ser olvidados… los proyectos de ley pueden ser re-escritos… incluso la constitución del país puede ser modificada… pero no hay “vuelta atrás” cuando se trata del aborto.

El resultado final del aborto, la muerte de un indefenso, es devastadoramente permanente. Es verdad que una mujer puede encontrar esperanza y sanidad después de un aborto, pero nunca más en esta vida, descubrir las maravillas de su bebé – un bebé en particular, con una identidad y un ADN específico.

Es por esto que las leyes de consentimiento informado son tan críticamente importantes. Estas son las señales de “Precaución: Peligro a la vista,” que pueden ayudar a las mujeres a desviar el camino hacia una afirmación de la vida.

En Pensilvania, por ejemplo, en 1989, la legislatura del estado, aprobó la Ley de Control del Aborto, que exige que las mueras se les ofrezca un folleto que muestre el desarrollo del niño no nacido y los riesgos médicos del aborto. La ley también exige un período de espera de 24 horas, antes de que un aborto se lleve a cabo. Esa pausa puede darle a una mujer, tiempo para hablar con amigos y familia, quienes pueden estar dispuestos a ofrecer el tan necesitado apoyo para ella y su bebé. En la ausencia del apoyo familiar, un consejero de los cientos de centros de ayuda prenatal, pueden ayudar a una mujer con recursos materiales y emocionales, necesarios para enfrentar su futuro con esperanza.

Cinco años transcurrieron entre la aprobación de la Ley de Control del Aborto y su implementación, ya que el grupo de presión abortista trató de detener esta ley. Pero la razón y la lógica en última instancia, prevaleció, y una vez que la ley entró en vigor, las tasas de aborto en Pensilvania se desplomaron.

Los defensores del aborto, a menudo afirman que el movimiento a favor de la vida, quiere “volver atrás el reloj.” En realidad, es al revés. Son los proponentes del aborto quienes quieren regresar el tiempo a la época anterior a las leyes de protección de la vida, cuando las mujeres se apresuraban a tomar una decisión fatal, que podrían lamentar el resto de sus vidas.

Pro-vida es otro término para el progreso. El progreso que conduce a la toma de decisiones y el respeto tanto para la madre como para el hijo. La mentalidad pro-aborto, no ha servido al as mujeres ni a los niños, y, una multitud de jóvenes están abrazando la causa a favor de la vida.

Vía: LifeNews

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s