enfermedad-de-crohn

Jennifer LeClaire 

Cuando estaba escribiendo mi primer libro, sobre Jezabel, me enfermé seis veces en el período de un año. Sí, ¡seis veces! Apenas salía difícilmente de un resfrío o gripe, y volvía a enfermarme. Esto fue especialmente inusual, ya que no me había resfriado tanto en los últimos cinco años.

En esencia, estaba batallando con un ciclo de enfermedad, que superé. Estoy luchando con otro ciclo de enfermedad en este momento, y sé que otros están enfrentando ataques similares, por lo que pensé que era prudente desempolvar el entendimiento de la conexión entre la brujería y la enfermedad, de modo que no ignoremos las tácticas del diablo (lee 2 Cor. 2:11).

En esta época del ministerio, muchas veces, cuando hago un llamado al altar por sanidad, el Espíritu Santo me muestra que debo romper los poderes de la brujería, en las mentes de las personas, antes de orar por la enfermedad que está atacando sus cuerpos. Después de que esto ha ocurrido unas cuantas veces, decidí presionar en discernir la conexión espiritual.

El Espíritu Santo me mostraba que muchas veces, la brujería en contra de tu mente, puede causar que te enfoques demasiado en los síntomas que están atacando tu cuerpo, de tal manera, que no puedas extender tu fe para recibir el poder sanador de Dios. En otras palabras, si no tienes cuidado, cuando la brujería ataque tu mente, terminarás hablando y pensando en la enfermedad, en lugar de hablar y pensar en la sanidad, permitiendo que el enemigo siga manteniendo sus fortalezas.

Pero ¿puede la brujería causar enfermedad?

La Biblia habla acerca de Jezabel y sus brujerías en 2 Reyes 9:22. Creo que las enfermedades son parte de la brujería de Jezabel. La brujería o hechicería es una fuerza espiritual, uno de los poderes enumerados en Efesios 6, que el enemigo utiliza para atacarnos.

La palabra para brujería en 2 Reyes 9:22 viene del hebreo “kesheph.” Significa hechicería y brujería. Merriam-Webster define la brujería como “el uso de la hechicería o magia, la comunicación con un familiar.” La hechicería es definida como “el uso de poderes mágicos que son obtenidos a través de espíritus malignos.” La reina Jezabel, en el Antiguo Testamento, estaba influenciada por el espíritu que hoy llamamos “de Jezabel.” Ella estaba practicando brujería – hechicería – en contra de sus enemigos.

A veces, Jezabel lograba sus malvados planes, a través de ayunos impíos, como en el caso cuando usurpó la autoridad de Acab, que escribió una carta de mentiras, y mató a Nabot. Otras veces, Jezabel literalmente asesinaba a sus enemigos, como a los verdaderos profetas de Jehová, quienes no comieron en su mesa. Aún otras veces, ella lanzaba palabras de maldición, enviando a la gente al temor y la depresión, como lo hizo con Elías después del enfrentamiento en el Monte Carmelo.

¿Cómo funciona esto, literalmente?

Creo que la gente puede lanzar maldiciones de brujería en contra de ti. Más que creerlo, lo sé, porque mi bandeja de entrada está llena de ellas, cada semana. La gente me maldice, maldice mi familia, mi ministerio y más, con palabras maliciosas de su boca – la mayor parte de las veces, vienen de cristianos.

Una palabra de maldición de brujería viniendo de un cristiano, creo que es más poderosa que cualquier otra, porque las palabras de un creyente, llevan unción. Se supone que debemos romper los yugos con nuestras palabras, pero pienso que podemos lanzar yugos de enfermedad con palabras como, “Vas a enfermar si no reduces la velocidad,” o “Tu madre tiene todas estas enfermedades autoinmunes, y ese es tu futuro.” O “Dios realmente no lo sanará de esa enfermedad. Fue solo una remisión y ahora se está manifestando de nuevo.”

Por supuesto, estas maldiciones de brujería, no tienen que venir a través de los cristianos. El poder de la muerte y la vida están en cada boca de cada ser humano creado. Los doctores pueden lanzar palabras de maldición sobre ti, al tratar de ofrecerte un diagnóstico. Y sí, los brujos pueden lanzar formas de pensamiento negativo y maldiciones en contra de ti. Supe de un hermano que fue maldecido por un profeta bien conocido en África, y se le presentaron erupciones por todo el cuerpo, hasta que la maldición finalmente fue rota.

Tomando autoridad sobre las enfermedades de Jezabel

¿Qué debe hacer un creyente? Cuando se trate de brujería, tenemos que resistirla. La Biblia Amplificada dice “estad firmes en la fe, en contra de él, [enraizados, establecidos, fuertes, inamovibles, y determinados]” (1 Pedro 5:9). Es bastante fácil ceder a la brujería, especialmente si no sabes lo que está atacándote.

Así que, si sientes que estás por darte por vencido, cuando te sientas cansado sin razón, cuando tengas una fuerte confusión, cuando estés peleando una intensa batalla en tu mente, y cuando enfermedades se estén manifestando, podría ser brujería – y podría llevarte al umbral de la enfermedad. Resiste sus ataques. Échalo. Sométete a Dios. “Resistid al diablo [permanece firme en contra de él], y él huirá de vosotros.” (Santiago 4:7, AMP).

Dale gracias a Jesús, por Su sangre y por abogar por nuestra causa. Regocíjate en el Señor. Alábale y adórale. Eso, a menudo, cambiará el clima espiritual en tu hogar. Y la adoración es donde deberíamos comenzar, pues Él es digno de nuestra adoración.

Toma autoridad sobre la brujería en el nombre que es sobre todo nombre. Pero antes de hacerlo, asegúrate de no tener ningún terreno en común con el enemigo. Arrepiéntete por cualquier rebelión en tu corazón, y rinde tu voluntad de nuevo a Dios. Recuerda, somos más que vencedores en Cristo, y ningún arma forjada en contra de nosotros, puede prosperar – ni siquiera la brujería. Nuestro trabajo es estar discerniendo espiritualmente lo suficiente, para atrapar al diablo en su ataque, resistirlo, reprenderlo y alabar a Dios por la victoria. Algunas veces, la batalla es fiera y más larga de lo que nos gustaría soportar, pero ganaremos si no desfallecemos. Amén.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s