estres-y-autocontrol

“Como ciudad derribada y sin muro
Es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda” 

— Proverbios 25:28

En la antigüedad, las ciudades a menudo estaban rodeadas por muros, para su protección. Si esos muros eran derribados de algún modo, la ciudad se hacía vulnerable a los ataques de una amplia variedad de enemigos. El mantenimiento de los muros, por lo tanto, era una constante preocupación.

Proverbios 25:28 compara el autocontrol con el muro de una ciudad. Cuando mantenemos el autocontrol, nos mantenemos a salvo de las fuerzas que pudieran desgastarnos, atacar nuestras debilidades, y alimentar nuestras fallas. La Escritura nos advierte que, perder nuestro autocontrol puede llevarnos a desastrosos resultados. Podemos tener tendencias a perder nuestro temperamento fácilmente, al chisme sobre nuestros vecinos y compañeros de trabajo, o criticar a aquellos en autoridad. Podemos tener un deseo insano de poseer muchos bienes, una adicción hacia la comida, o una obsesión con la televisión. Una palabra descuidada, un promesa rota, o una acción irrespetuosa, es una señal exteriorizada, de que nuestra muralla interna de autocontrol, ha colapsado. Un débil autocontrol, nos hace vulnerables a vivir una vida hipocresía, y entonces, perdemos toda credibilidad como testimonio de la libertad y gozo de la vida cristiana.

Pero desarrollar el autocontrol, no es solo una cuestión de disposición a un correcto comportamiento. Todos hemos experimentado la decepción del “solamente hazlo.” Decidimos que, finalmente, retomaremos el control de cierta debilidad personal, solo para encontrar que a los pocos días, hemos sucumbido otra vez a la tentación. El autocontrol no es un simple “hacerlo” o “no hacerlo.”

Pablo nos dice que, el Espíritu Santo desea guiar nuestras vidas. Solo él puede vencer nuestros deseos pecaminosos, y construir el autocontrol, con poder de permanencia. A medida que llevamos nuestros momentos a la dirección del Espíritu Santo, encontraremos que a menudo, somos más capaces de resistir aquellas cosas que se aprovechaban de nuestras debilidades. Es con el poder del Espíritu Santo solamente, que nuestras murallas de autocontrol, pueden mantenerse seguras.

Vía:www.ministrytodaymag.com

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s