WEB-Reuters-Burn-Flag

Dr. James Goll

En la sociedad mundial hoy en día, con la escalada de violencia, los tiroteos rampantes, disturbios, momentos económicos tumultuosos, guerras y rumores de guerras ocurriendo casi todos los días, tenemos algunas decisiones básicas que tomar.

¿Qué es lo que me guía? ¿Qué es lo que te dirige? ¿El temor o la fe? ¿A dónde se dirigirán nuestras naciones?

“Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.”  (Mat. 17:19-20)

Muchas personas viven en el pasado (¡Pregúntame cómo lo sé!) Yo honro el pasado y confío que tú lo haces también. Pero la fe no está presente allí. Muchos creyentes viven en y para el futuro. Tienen gran revelación acerca de lo que viene. (Confío en que todos la tengamos.) Pero la fe no está activada en el futuro. La fe está en tiempo presente, ¡ahora! Hebreos 11:1 dice, “Ahora es la fe…”

Recientemente, publiqué en mi red social, una cita de Corrie Ten Boom, “¡No hay pánico en el cielo! Dios no tiene problemas, solo planes.” Si la iglesia está presionando el botón de pánico en lugar del de la fe y la confianza, de la oración y seguridad en Dios, ¿qué podemos esperar que haga el mundo? ¿Crearemos una cultura de temor o de fe? ¿Cuál será? ¿La cultura de la iglesia, afecta la cultura de la sociedad? La manera en la que leo las Buenas Nuevas, ¡con seguridad que sí! Necesitamos el don de la fe, para ser completamente operacionales en la iglesia y en nuestras vidas, hoy y todos los días.

La fe es. La fe no se trata de ayer y ni siquiera de algún momento en el futuro. Para recibir y liberar esta preciosa mercancía llamada el don de la fe, tienes que estar viviendo en tiempo presente de “ahora.” “Ahora la fe es.”

¡Toma el Escudo de la Fe!

“Vestíos de toda la armadura de Dios” (Efe. 6:11), escribió Pablo a los miembros de la iglesia en Éfeso. Su consejo se aplica a cada miembro del cuerpo de Cristo. Eso significa que, cada uno de nosotros, debemos vestirnos cada pieza de la armadura espiritual, diariamente (Efe. 6:14-18). Como parte importante de esa armadura, los cristianos bien equipados llevan un “escudo de la fe” (verso 16).

Sin el escudo de la fe, puede que lleguemos a ser bajas en el campo de batalla. Con él, podemos extinguir los dardos de fuego del maligno, así como ayudar a proteger a nuestros compañeros soldados. Pero debemos tomarlo por nosotros mismos para usarlo. Debemos ejercer nuestra medida de fe, fielmente (la palabra en inglés para fiel es faithfully faith – fully, así que debemos tomarlo en ambos sentidos de la palabra). Una vez más, Judas nos exhortó, “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe” (Judas 1:20).

El Taco de Salida

El punto inicial es la fe básica que todo creyente debe tomar diariamente. La llamamos nuestra “medida de fe” (Rom. 12:3; Rom. 14:1-2; Efe. 4:12-13). Cuando nuestra medida de fe es ejercida fielmente, crece y lleva fruto abundante.

Puede comenzar muy pequeña, pero puede lograr grandes cosas. Jesús dijo, “Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.” (Mat. 17:20) Aquí está una clave importante: ¡es un reino activado por lo que hablas!

Tus “músculos de fe” nunca crecerán si no usas tu escudo. Si eres un espectador de la fe – te encanta ver a otros ejercer su fe – entonces te convertirás en un adicto a la tv de la vida cristiana. Has nacido con la misma serie básica de músculos físicos que todos los demás, pero si no los ejercitas, te convertirás en un debilucho insignificante en lugar de una personan fuerte.

Tengo un entrenador personal ahora mismo por primera vez en la vida. Estoy entrenando – ¡algunas veces, muy duro! Tengo que fortalecerme. Es lo mismo en lo espiritual, también. Necesitamos ejercitar nuestros músculos de la fe, para mantener nuestros valores y creencias, firmes. En el campo de batalla espiritual, cuánto más ejercites tu fe, determinarás el tamaño de tus “armas.”

Si eres verdaderamente lleno de fe, fiel, serás lleno de dos clases de fe: la fe en la habilidad de Dios para hacer cosas asombrosas; y la fidelidad, como dependencia. Esta segunda clase es un rasgo de carácter, un atributo de una persona de pacto de lealtad, cuya palabra es su vínculo. “El fruto del Espíritu es… fe” (Gál. 5:22).

Ambas clases de fe básicas, deberían seguir creciendo con el tiempo, pero eso solo puede ocurrir con el uso constante. La fe de cada uno funciona – y crece – a través del amor. “La fe que obra por el amor” es un asombroso principio del Espíritu (Gál. 5:6b). ¿No es maravilloso cómo todos los frutos y atributos de Dios trabajan junto con Sus dones? ¡Simplemente lo amo a Él y Sus caminos!

Definiendo el Don de la Fe

A veces puede ser difícil diferencial el don espiritual de la fe o la fe, de la medida de fe que es común en todo creyente, sin la cual, ni siquiera llegaríamos a una fe salvadora.

El don espiritual de la fe es como la fe con un cohete. Es una confianza que surge de manera sobrenatural, que hace posible que una persona ore o declare la voluntad de Dios, y por lo tanto, efectúa ya sea bendiciones milagrosas o maldición y destrucción. Preferiríamos pensar solo en las bendiciones y milagros creativos, pero recuerde que el poder de la fe también derriba montañas al mar, o marchita higueras en cuestión de horas. (Marcos 11:12-14, 20-24).

El don espiritual de la fe no es tu fe – es una impartición de una porción de la fe de Dios. Es por eso que lleva consigo tanta confianza y autoridad. Cuando Dios revela ciertos hechos concernientes a Su voluntad, en una circunstancia, y tu “sólo sabes” que sucederá, eso es el don de la fe. Es muy anhelado. Tal fe es irresistible.

Más Deseable que el Oro

Cuando tal conocimiento es declarado verbalmente, las palabras no regresan vacías (Isa. 55:11). Son más deseables que el oro:

“… Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.” (Sal. 19:8–10)

Dios da el don de la fe, generosamente, y quiere que reconozcamos cuando lo experimentemos, de modo que lo apreciemos y usemos sabiamente. Vamos todos a insistir en usar la medida de fe que se nos ha suministrado, regocijándonos grandemente si nuestras circunstancias o nuestra esfera de influencia requieren aún más.

Vamos a echar mano de Dios y dejar que Su fe sea depositada dentro de cada uno de nosotros, ¡en una medida cada vez mayor! Vamos a hacer una determinación: “¡Elegimos la fe sobre el temor!”

Querido Padre Celestial,

Te agradezco por la medida de fe que cada uno recibimos, y estoy agradecido además por la oportunidad de crecer en el fruto del Espíritu llamado fidelidad. Pero ¡quiero más, Señor!

Libera el don de la fe en mi vida, para traer milagros para la gloria del santo nombre de Cristo Jesús en la tierra. Me comprometo a guardar la Palabra de Dios en mi corazón, al posicionarme para crecer en fe. Quiero hablar a las montañas en el nombre de Jesús ¡y verlas moverse! Elijo crear la cultura de la fe, por encima del temor, ¡en el nombre de Jesús!

Vía: www.charismamag.com

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Un comentario »

  1. rafael enrique dice:

    buenos dias, que Dios siga bendiciendoles

    Existe la posibilidad que me puedan mandar material relacionado con conflictos de matrimonios por favor.

    De ante mano muchas gracias.

    Atte Rafael.

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s