Amando a DIOS - Mike Bickle

“Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.”

—Cantares 8:6

La llama sagrada de Dios es implacable y consumidora. Con el tiempo, incendiará que nos centremos en Jesús con las emociones de amor por Él.  Sin embargo, estamos demasiado ocupados para pedirle y esperar por eso, entonces esta llama se apaga. A pesar de que nuestra descuidada vida causa que esta llama del Espíritu se apague, esto no significa que el amor de Dios por nosotros, ha disminuido. La llama a la que nos referimos aquí, no representa el amor de Dios por nosotros; representa la pasión y celo por Su Hijo que Él imparte en nosotros. Podemos perder nuestra pasión por Jesús sin perder el amor de Dios por nosotros.

Oración

Sí, Padre, el fuego de Tu amor ha hecho que la llama dentro de mí se despierte, ese fuego que busca amarte más y conocerte más.

Debemos negarnos a creer la sutil mentira del enemigo que dice que, el amor de Dios por nosotros disminuye y se acaba, con nuestros propios sentimientos espirituales vacilantes y méritos.

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s