Maxwell

Esta semana, para un nuevo proyecto, tuve la oportunidad de sentarme y hablar de liderazgo con Rick Hendrick, en su sede en Charlotte, Carolina del Norte. Fue un día maravilloso, y me encontré con algo que quiero compartir contigo, pues creo que será de gran valor.

Ahora, si no conoces a Rick, está bien. Él es un buen amigo, y además de ser un hombre de negocios exitoso, también pasar a ser un líder fenomenal. De hecho, Rick es un gran líder, capaz de mantener dos empresas masivas, completamente independientes: Rick Hendrick Automotive Group, que comprende sus 120 concesionarios de automóviles en todo el sur de los Estados Unidos, y Hendrick Motorsports, que comprende varios equipos de carreras de autos.

Ambos logros son increíbles en y por sí mismos. Pero Rick no es la clase de líder que está feliz, siendo solo un propietario de negocios; está comprometido con la excelencia en todo lo que hace. Y esa es la razón por la que sus equipos de carreras NASCAR solamente, ha ganado 11 campeonatos, incluyendo un récord de cinco consecutivos,  por el corredor Jimmie Jhonson. El impulso de Rick se traduce en una visión que corre a través de sus organizaciones, y produce resultados sorprendentes.

Como te puedes imaginar, la oportunidad de sentarme con Rick y hablar acerca de liderazgo, ¡era algo que no podía dejar pasar!

Para nuestra conversación, Rick llevó con él a uno de sus corredores de la NASCAR, un joven muy ingenioso llamado Chase Elliott. Si eres fan de NASCAR, probablemente escuchaste su nombre – actualmente lidera a todos los novatos  para el premio de Novato del Año, y ha hecho un buen trabajo en muchas carreras. A pesar de que todavía está en búsqueda de su primera victoria, después de solo unas horas con él, supe que la pregunta no era SI ganaría, sino CUANDO.

La razón por la que siento tanta confianza acerca de que Chase ganará, es por su perspectiva. Ahora, él es joven, solo tiene 20 años, y está siguiendo los pasos de un gigante. Chase se hizo cargo de 24 autos de Hendrick Motorsports, que anteriormente eran conducidos por el legendario Jeff Gordon. El padre de Chase pasa a ser Bill Elliott, quien también es un corredor legendario de NASCAR. En todas partes se ve a Chase rodeado de personas que han logrado éxitos a altos niveles de su profesión.

Podría sentirse abrumado. O podría asumir que, de alguna manera, está facultado para tener éxito. Pero nada de eso ha pasado. En su lugar, Chase tiene la mentalidad que todos los grandes líderes tienen: quiere aprender a ser grande.

De hecho, digo algo durante nuestro tiempo, juntos que simplemente me deslumbró. Fue una declaración fantástica de liderazgo que, inmediatamente le dije que iba a tomarla y usarla. (¡Y lo estoy haciendo!) Al estar hablando de la preparación que le toma para cada carrera, Chase explicó cuánto estudia lo que otros corredores hacen. Describió las horas de filmaciones que mira, las conversaciones que tiene, la forma en que constantemente, busca información que pueda hacerlo mejorar, que lo fortalezca. Y luego dijo esto:

“Después de todo, uno crea su propio destino.”

Me encanta esa frase. Es un concepto de liderazgo. Uno crea su propio destino. No solo te sientas, esperando que alguien abra la puerta para ti. No solo te sientas y esperas que las cosas buenas vengan al camino. Esperar no es una estrategia, y esperar no siempre es ganar. Los buenos líderes, los mejores líderes, están buscando constantemente estar a la vanguardia. Están aprendiendo todo lo que pueden, a fin de obtener nuevos conocimientos, escuchar frescas perspectivas, y ver nuevas oportunidades.

Lo que Chase ha aprendido a tan temprana edad, es que los líderes como Rick Hendrick, Jeff Gordon y Bill Elliott, tienen muchas cosas que enseñarle. Tienen mucha sabiduría, que Chase puede usar para prepararse y tomar ventaja de las oportunidades cuando vengan a su encuentro.

Lo mismo ocurre contigo. Estás rodeado de personas que tienen algo que enseñarte. Tienes líderes con sabiduría para compartir, y compañeros que tienen grandes conocimientos desde la experiencia. Toma ventaja de lo que ellos saben. Invítales una taza de café, y pregúntales. Se intencional acerca de llegar al corazón de lo que la gente sabe.

Porque cuando buscas intencionalmente la sabiduría y conocimiento de otros, comienzas a crear tu propio destino. A medida que aprendes y creces, comienzas a ver las oportunidades que habrías perdido de otra forma. No solo para avanzar en tu propia agenda, sino también, para añadir valor a otros, quienes te regresarán valor a ti. Esto es lo que separa a los líderes promedio de los buenos líderes. Y viviendo constantemente de esta manera, es lo que ayuda a los buenos líderes a convertirse en grandes líderes.

Como escribió el poeta Ralph Waldo Emerson una vez, “Lo que reside detrás de nosotros y delante de nosotros, son pequeñeces comparado con lo que reside dentro de nosotros.” Cuando tomas la decisión de, aprender intencionalmente de otros que te rodean, puedes ayudar a crear lo que necesitas para hacer las cosas que sueñas hacer.

Vía: http://www.johnmaxwell.com/blog

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s