baraobam81.jpg

STEVEN ERTELT

Hoy, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley clave, para proteger los derechos de consciencia de los estadounidenses a favor de la vida, de modo que no se obligue a estar involucrados en los abortos, ya sea pagando por ellos o siendo requeridos para asistir como trabajadores de la salud.

Hoy, la Cámara votó 245 a 182 a favor de la Ley de Protección de la Consciencia, con 242-1 republicanos votando por ello, y 181-3 demócratas en contra.

En uno de los más notorios ejemplos del problema que el proyecto de ley pretende abordar, las iglesias en California son oficialmente sujetas a una regulación estatal onerosa, que les obliga a pagar por los abortos, gracias a un fallo de la Administración Obama, del mes pasado.

La situación preocupante comenzó en el 2014, cuando el Departamento de Atención Médica Administrada de California, reclasificó el aborto como un “servicio básico de salud,” bajo la Ley de Salud Asequible, y ordenó que todos los planes de seguro en el estado, comenzaran cubriendo los abortos quirúrgicos inmediatamente. Incluso las iglesias, no están exentas de financiar abortos.

Las iglesias presentaron una demanda en contra de la regulación, en octubre pasado, y se ha estado moviendo a través de los tribunales.

También pidieron que la Administración Obama respete la Enmienda Weldon – ley federal que protege los derechos de consciencia. Pero hoy, la Oficina de Derechos Civiles de HHS, dio a conocer los resultados de su investigación sobre el mandato de aborto en California, indicando que no encontró violación y cerrando su investigación  de quejas, sin ninguna acción adicional.

Como LifeNews reportó, la Administración Obama, erróneamente resolvió que los planes de seguro de salud, no tengan la habilidad de ejercer una oposición moral a financiar los abortos, y por lo tanto, los residentes, iglesias y profesionales de la salud de California, no tienen derechos tampoco.

Los grupos a favor de la vida, aplaudieron la votación.

“Las agencias estatales en California y Nueva York, están exigiendo la cobertura del seguro del aborto, y la Administración Obama, recientemente dejaron en claro que no reforzarán las leyes federales que prohíben tales mandatos,” dijo Carol Tobias, presidente de National Right to Life. “La Ley de Protección de Consciencia permitirá el acceso directo a los tribunales federales para las víctimas de las políticas coercitivas pro-aborto del gobierno.”

Durante el debate sobre el proyecto de ley, el Presidente de la Cámara, Paul Ryan discutió la necesidad de la misma y la situación problemática de California.

“Nadie debería ser obligado a violar su consciencia – y menos por el gobierno federal. Eso es todo lo que este proyecto dice. El gobierno federal – o cualquier persona que recibe el dinero de los contribuyentes – no puede discriminar en contra de los proveedores de servicios de salud, que no realizan abortos. Y si lo hacen, este proyecto dice que las víctimas tendrás dos vías de alivio: O bien, presentar una queja en el Departamento de Salud y Servicios Humanos. O, presentar una demanda civil en la corte. Eso es todo lo que hace este proyecto de ley,” dijo Ryan.

Continuó:

“Ahora, nuestros oponentes dicen que esta clase de cosas simplemente no ocurren. Nadie en su sano juicio podría forzar a alguien en contra de su voluntad, a ayudar con un aborto. Bien, díganle eso a Cathy DeCarlo. Ella fue una enfermera en el Hospital Mt. Sinai en la ciudad de Nueva York. Y hace unos años, fue obligada a ayudar con un aborto.

“Sr. Presidente, este no es un incidente aislado. Se han dado casos de enfermeras siendo suspendidas o amenazadas con ser despedidas, únicamente por el delito de seguir su consciencia. Y ahora, el estado de California exige que todos los planes de seguro de salud, cubran el aborto. Entonces, si estás en una iglesia o una universidad religiosa, no importa. Debes cubrir este procedimiento. Y si viola tu consciencia, qué pena.

“Sr. Presidente, esta es una tendencia perturbadora. Y lo que es incluso más preocupante es, que el gobierno federal no ha estado protegiendo los derechos de las personas. Ya hay leyes en los libros para proteger la consciencia de la gente. Pero después de que Cathy DeCarlo presentó una denuncia al HHS, esperó tres años por una resolución. Y cuando presentó una demanda, una corte de apelaciones dijo que ella no tenía posición y desechó su caso. Es por eso que este proyecto hace que sea perfectamente claro: Las personas de fe tienen una posición, y merecen asistencia.

Otros oradores pidieron que el Presidente Obama afiance sus palabras, pronunciadas en Notre Dame en 2009, cuando dijo que deberíamos ‘honrar la consciencia de aquellos que no están de acuerdo con el aborto’ y firmar la ley. Sin embargo, Obama ha emitido una amenaza de veto a la legislación.

La semana pasada, dirigiéndose a la Convención de National Right to Life, la presidente Carol Tobias, expuso el caso para la votación.

A medida que la Administración Obama se acerca a su fin, el Presidente Obama y sus designados se han vuelto más y más descarados al pisotear el estado de derecho.

Donde tienen una meta ideológica que el Congreso no ha promulgado como ley, ellos fabrican sus propias leyes, en forma de órdenes ejecutivas, y desde directivas de distintas agencias federales. Donde hay una ley que encuentren ideológicamente chocante, se niegan a reforzarla, o la deshacen a través de una reinterpretación radical.

Hace dos años, el Departamento de Atención Administrada, emitió un decreto, obligando a que casi todos los planes de salud en el estado, deban cubrir todos los abortos. Bien, nosotros dijimos que no pueden hacer eso, pues desde el 2004, hemos tenido una ley federal, la Enmienda Weldon, que dice que, ningún estado gubernamental que reciba cualquier dinero federal de Salud y Servicios Humanos – y por supuesto pueda discriminar en contra de cualquier proveedor de atención de salud, por negarse a participar en la prestación de abortos. La ley explícitamente incluye la cobertura del seguro, y los planes de salud.

Varias iglesias y escuelas con afiliación religiosa, presentaron quejas con el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), de la Administración Obama, pidiendo que ésta aplique la ley federal, y por lo tanto obligue a California a retirar el mandato estatal que estaba obligando a estas iglesias y escuelas, a pagar por el asesinato de niños no nacidos.

Durante dos años, la Administración no hizo nada – a pesar de las muchas exhortaciones e incitaciones de los miembros del Congreso. Entonces, finalmente, el 21 de junio, HHS tomó medidas.

Pero no actuó para obligar a California a retirar su mandato. En lugar de eso, la Administración envió cartas a la gente en California que se había quejado, anunciando que no había ocurrido ninguna violación a la ley federal. Las cartas fueron escritas por una abogada del gobierno, cuyo anterior trabajo fue como vicepresidente de un centro legal de activismo pro-aborto. Ella anunció que HHS había decidido que la Enmienda Weldon solo se aplicaba a quienes presentaban objeciones al aborto sobre “fundamentos religiosos o morales,” y dijo que el departamento había decidido que, las compañías aseguradoras en California, no tenían tales objeciones. Las iglesias y empleados de afiliaciones religiosas que presentaron las quejas, tenían objeciones religiosas, pero no eran profesionales de la salud y por lo tanto no les cubría esta ley.

Ahora, no hay ningún idioma que sea en la ley Weldon que impongan una prueba religiosa, y la Enmienda explícitamente incluye “plan(es) de salud” dentro de su alcance – por lo que a primera vista, el decreto de California era una violación evidente de la ley federal como se podía imaginar. Para evitar esta conclusión, la Administración tuvo que engranar una flagrante fabricación, a fin de lograr su ideológicamente preceptuado fin. Y por si fuera poco, sugirieron que la ley Weldon – que no hace más que proteger en contra de la participación obligada por el gobierno, en la matanza de niños no nacidos – podría ser inconstitucional, una sugerencia no apoyada por ninguna decisión de la corte federal.

A la vista de este atropello, Paul Ryan, Presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., ha anunciado que se votará sobre la legislación que impida que los estados requieran que los proveedores de asistencia de salud, participen en abortos. Esta legislación, la Ley de Protección de Consciencia, prohibiría a cualquier nivel del gobierno, que ordene que éstos participen en los abortos. Protegería a estos profesionales, tales como doctores y enfermeras, y también entidades como hospitales y planes de salud (y sus clientes). Proporciona a las personas que son afectadas por mandatos de aborto, a presentar demandas privadas en los tribunales federales – de modo que, la cooperación de activistas ideológicamente hostiles firmando cheques para el Departamento de Servicios Humanos, ya no sea necesaria.

Esta legislación es urgentemente necesaria. Una agencia del estado de Nueva York, ya ha adoptado un mandato de aborto, similar al de California, requiriendo a grupos pequeños de empleados a cubrir toda clase de abortos. Y, en el mismo día en que la Administración Obama destruyó la Enmienda Weldon, una corte en el estado de Washington, dictaminó que los hospitales deben proporcionar servicios de aborto si ofrecen atención de maternidad.

Nadie debe ser obligado a participar en el acto brutal del aborto. Los gobiernos no deberían nunca exigir a doctores, enfermeras, hospitales, planes de seguro, o empleados, que paguen por los seguros que cubren y participan en el aborto.

Vía: www.lifenews.com

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s