Padre y Adolescente - Conversando

Kenny Luck

Cuando los niños pasan a la edad de adolescencia, desean dar el salto a la independencia. Esto, mezclado con un burbujeo conjunto de hormonas y un entendimiento cada vez mayor de la sociedad, puede hacer que la paternidad de los adolescentes sea una de las tareas más difíciles y emocionalmente cargadas para el hombre de Dios.

Sin embargo, es fundamental apoyarse en esos años sin desanimarse y no permitir el ritmo de la vida o las actitudes de ellos creen un desapego. He aquí el por qué: Aquí es cuando tus hijos están en la zona roja de identidad, y es tu responsabilidad llevarlos hasta el final de la zona de la adultez.

Por desgracia, leyendo entre líneas los siguientes informes de prensa, muchos adolescentes sufren de una carencia de padres apoyándolos y tomando su papel seriamente, que resulta en el sufrimiento involuntario pero muy real. Echa un vistazo a estos titulares en los últimos dos meses, junto con mi lectura “entre líneas”:

Adolescente acusado, segundo buscado en la muerte a golpes de veterano de Segunda Guerra Mundial, de 88 años, en Spokane.

Mi lectura entre líneas: Dos jóvenes desataron la ira reprimida para expresar el machismo, tal vez copiando lo que ellos experimentaron en casa por sus propios padres.

Adolescentes acusados después de presuntamente asesinar a estudiante australiano en Oklahoma, como “Diversión del día.”

Mi lectura entre líneas: La ausencia de padres está creando este tipo de muchachos por millones con las multiplicadas interacciones sociales, creando una ola titánica de injusticia para la gente inocente. Emocionalmente ignorados y socialmente aislados, estos muchachos no pueden conectar sus acciones con los sentimientos de los demás.

Padre e hijo tras rejas por tiroteo cerca de Purdue North Central.

Mi lectura entre líneas: Lamentablemente, el hijo adolescente está siguiendo el ejemplo de su padre traficante de drogas, aprendiendo cómo hacer “Justicia” cuando un trato no termina bien.

Aunque estos ejemplos no pintan un cuadro maravilloso de la paternidad, los adolescentes pueden también ser maravillosos, cariñosos y hasta sorprendentes hombres y mujeres que crezcan a pasos agigantados, justo frente a nuestros ojos. Ser padre de un adolescente puede ser un desafío, pero igualmente algo gratificante.

Aquí algunos consejos que he usado y recogido en los últimos años, de los expertos:

1. Comprende las fases de la paternidad. A medida que tu hijo crece, tu paternidad atraviesa algunas fases. Reconoce estas, de modo que puedas ajustar tu estilo de liderazgo. Las fases de la paternidad son:

  • Siervo: De infante hasta los 3 años
  • Instructor: Desde los 3 a los 12 años
  • Entrenador: Desde los 13 a los 19 años
  • Amigo: Desde los 19 años en adelante

Tenga en cuenta que cuando tu hijo se convierte en adolescente, tu rol debería ser más de un entrenador y menos de un instructor. Ese puede ser un cambio sutil, pero como entrenador tienes que guiar sin hablar. Aconsejar sin exigir. Liderar sin castigar. Hacerlo responsable con un sistema de recompensa en lugar de reforzar los límites con estricta disciplina.

2. Cultiva responsabilidad independiente – individualiza. Siempre que sea posible, empodera a tu adolescente para una propia responsabilidad y consecuencias, de modo que puedan hacer las cosas a su modo e individualizarse a sí mismos. Los adolescentes pueden ser innovadores y creativos, pero tienen que aprender por experiencia las repercusiones de los eventos.

Un ejemplo que uso con mis muchachos es señalar algo o responder con la frase “Eso es lo que un hombre hace” en lugar de “Deberías hacer…” Ayudarles a descubrir el papel del hombre sin decirles qué hacer, les da la pauta para individualizarse y seguir su propio rastro.

La libertad que tus muchachos disfrutan es un resultado de tu responsabilidad. Los papás no pueden simplemente darse el día libre. Los papás tienen que hacer una vida, proveyendo para la familia y sirviendo a los demás. Decir no a uno mismo y sí a los demás es la virtud de la disciplina y representa la vida del cristiano. Después de todo, Jesús fue enviado para servir, no ser servido.

3. Sé un modelo digno de copiar. Tus adolescentes están observando, evaluando y midiendo momento a momento. En los buenos y malos momentos, tus jóvenes están decodificando tu conducta y estableciendo precedentes en relación a cómo manejas las curvas de la vida. Permanece fuerte, espera en Dios y mantente en la verdad, y tus muchachos verán cómo se vence en la vida. Tienes que ser un modelo digno de copiar. Este puede ser el consejo más desafiante pero también el más valioso ¿Cómo se ve hasta ahí?

Ora por todo. Filipenses 4:6 dice, “No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración.” Tus hijos verán de dónde viene tu fortaleza y fe y seguirán tu ejemplo. Las presiones de la vida pueden resultar en un progreso en tu fe, usando la oración como la herramienta. Lamentablemente, muchos hombres ceden a la presión y actúan de manera poco sana. Recuerda, tus hijos te están mirando.

Escúchalos. En Santiago 1:19, la Biblia dice, sea pronto para oír, tardo para hablar.” Con los adolescentes, esto a menudo significa hacer preguntas abiertas, ya que no siempre quieren compartir lo que está en sus corazones y mentes. Si los escuchamos y les aseguramos que los hemos escuchado, ellos confiarán, compartirán y se sentirán respetados – y te devolverán el favor.

Desarma el conflicto. Efesios 6:4 resume la paternidad con: “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.” Los conflictos o bien pueden apartarte o conducirte a una intimidad y entendimiento más profundos. Desarma los conflictos con disciplina con templanza y bíblica instrucción. En el Salmo 23, David comparó la disciplina y la guía de Dios a una “vara y cayado” que proporcionan aliento.

4. Practica la oración de “Aterrizaje.” Mientras manejo a casa después del trabajo, antes de caminar hacia la puerta después de un día de trabajo, uso mi oración de “Aterrizaje” de modo que llegue a casa en un aterrizaje que me permita estar presente y disponible para mi familia. La trampa es quedarte atrapado en tu propio mundo, no el de ellos. Toma un momento antes de llegar a casa para orar y enfocar tu atención en Dios y tu familia, antes de atravesar la puerta. Esta es una oración de “reinicio” para la transición de tu mente, corazón y alma, para enfocarte en las necesidades de tu familia. Fija tu propia fatiga y problemas a un lado para estar disponible, para pastorear a tus hijos, ayudarlos con la comida, limpieza, etc.

5. Conoce la Palabra. Háblala. Las acciones pueden hablar mucho más fuerte que las palabras, pero hablar la Palabra “no vuelve vacía.” Criar a los hijos en los tiempos turbulentos de hoy requiere que los padres conozcan lo que la Biblia enseña y estén listos para hablar las Escrituras a sus vidas.

Vía: Charisma Magazine


Kenny Luck, fundador de Every Man Ministries y pastor de hombres en la Iglesia Saddleback Church, proporciona una enseñanza orientada a la Biblia y lideriza a hombres y pastores que buscan material pertinente, oportuno, que luche con los conceptos culturales mundanos, que amenazan a los hombres y a los hombres de Dios.

 

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Un comentario »

  1. Myriam Claros Pardo dice:

    Leelo…. es interesante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s