validation-father-son

Eric Speir

Muchos hombres pasan toda su vida buscando algo que solo pueden obtener de sus padres. Es el eslabón perdido de la vida de muchos hombres.

Lo único que un hijo necesita de su padre es validación.

El diccionario describe validación de esta manera, “reconocer, establecer, o ilustrar la dignidad o legitimidad de.” Dicho de otra manera, los hijos necesitan saber que son los suficientemente buenos y aceptados por sus padres.

Muchas culturas han alentado la validación a través de varios ritos de transición del joven al hombre. Los jóvenes judíos varones son confirmados a la edad adulta, a través de la celebración de un bar mitzvah. Una tribu africana, exige que sus jóvenes vayan a la selva a matar un león, con solo una lanza. Los antiguos espartanos, envían jóvenes guerreros a ver cuántos esclavos podrían matar con solo un cuchillo. Todos estos ritos de transición, fueron diseñados para validar a un joven hombre, de la niñez a la adultez, y probarse a sí mismo entre su tribu.

Los jóvenes todavía tienen la necesidad de ser validados hoy en día. Esta es una de las razones por las que las pandillas son tan populares. Cuando un joven no tiene un hombre en su vida, que le ayude a navegar por este proceso, buscará en sus compañeros para hacerlo. Si no lo consiguen en ti, verán otro lugar para conseguirlo.

No tengo todo esto resuelto todavía, pero he pasado la mayor parte de mi ministerio, preparando jóvenes, hombres y mujeres, para la vida y ministerio. También tengo un hijo en casa, que me ha enseñado algunas lecciones en el camino.

Aquí, cinco prácticas maneras de validar a tu hijo:

  1. Llámalo “Hijo.” Tu hijo necesita escucharte llamarlo por su nombre, pero también necesita escuchar que le llames, “Hijo.” Incluso Jesús necesitó escuchar esto de Su Padre Celestial. En Mateo 3:17, en Su bautizo, Su Padre dijo, “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.” Si Jesús necesitó escuchar esto, ¿cuánto más tu hijo?

Un hijo necesita escuchar a su padre, hablar identidad y propósito sobre su vida. Cuando le llamas “Hijo,” esto habla de tu aprobación y aceptación. Tu hijo sabrá que te pertenece.

  1. Involúcrate en sus rutinas diarias. Él necesita sentirse querido. Necesita saber que fue hecho con un propósito, y para producir algo. Mi hijo me ayudó en el patio el otro día, y para ser honesto, me estorbaba más que ayudar. Odio admitirlo, pero me retrasó. Al sentirme un poco frustrado, miré su rostro y lo decía todo. Él tenía la más grande sonrisa en su cara, mientras hacía lo que podía para ayudarme. Tuve que dar un paso atrás y mirar la situación un poco más allá. Él estaba aprendiendo que los hombres emprendedores, trabajan duro. Le estaba enseñando una ética de trabajo.
  1. Lucha con él. Él necesita probar su fuerza. Necesita ser probado. En esencia, necesita sentir la resistencia. La fortaleza física se construye solamente a través de la resistencia añadida. Cuando te involucras con él en los deportes, lo pones en un entorno donde puede enfrentar desafíos, y aprender a crecer a través de ellos. Proverbios 27:17 dice, “Hierro con hierro se aguza; Y así el hombre aguza el rostro de su amigo.” Esto le permite enfrentar y resistencia y dificultad, sin las consecuencias negativas. Puede aprender estas lecciones tempranamente, en lugar de más delante de su vida, cuando las consecuencias potenciales, sean más costosas.
  2. Evita consentirlo. Hay momentos en los que va a caer y a hacerse daño. Es natural querer asegurarse que está bien, pero no significa que tengas que ser el padre helicóptero en vuelo estacionario. Necesita saber que, hay momentos en los que necesitará levantarse y sacudirse el polvo, por sí mismo. Las madres son naturalmente más protectoras que los padres, pero los padres necesitan ser valientes para desafiar a sus hijos. Necesitan aprender a jugar a través del dolor. Hay momentos cuando un hombre necesita descansar, pero hay otros cuando tiene que hacer lo que sólo él puede hacer.

Le estás enseñando a tener coraje y no darse por vencido cuando la vida se pone difícil. Estoy convencido que esta es una razón por la que muchos hombres renuncian y abandonan sus familias. Nunca se les enseñó a vencer la dificultad, con perseverancia y capacidad de recuperación.

  1. Programa el “tiempo de hombres” con él. Él necesita tiempo a solas contigo. Podría significar llevarlo a almorzar, o a tomar un helado. Necesita tu atención exclusiva, donde pases tiempo con él, participando de una actividad donde compartas la vida.

La personalidad de cada niño, es diferente, así que tendrás que tomarte algún tiempo para averiguar qué le gusta hacer. Es un momento para que hables acerca de la vida. ¿Por qué no hablar a propósito sobre el tema?

Yo prefiero que mi hijo aprenda de la vida de mí, a que tenga que aprender de un programa de TV, o de alguien a quien no le importa tanto como a mí.

Si bien, nadie es un padre perfecto, podemos hacer nuestro mejor esfuerzo para ayudar a nuestro hijo a crecer, para ser el hombre que Dios desea que sea. Estoy tratando de ayudar a mi hijo a navegar en este proceso, pues prefiero ser su guía en el viaje a la adultez, a que vague solo y sin rumbo por el camino de la vida. Él solo tiene una oportunidad de ser un hombre, así que quiero estar allí.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s