Water-lillies

Dr. Steve Greene

Muchos líderes tienen un escaso conocimiento de sus fortalezas personales. Como era de espera, parecer estar más conscientes de sus debilidades.

Se ha escrito mucho sobre el tema de encontrar la fortaleza. Peter Drucker escribió que “las cosas más importantes que un individuo puede saber está en sus fortalezas personales.”

El uso de las fortalezas de un líder puede catalizar el cambio en una organización. Cualquier clase de enfoque sobre las debilidades, tiene poco impacte sobre la persona o la organización. Si llevamos a cabo un análisis sobre las revisiones del desempeño, encontraremos mucho más énfasis en las debilidades de los empleados, que en edificar fortalezas.

Creo que Dios nos dio los dones y la unción para conducirnos con excelencia en el lugar donde fuimos plantados. Él nos guía con los dones y Su paz. El problema es que, muchos de nosotros no reconocemos nuestras fortalezas y por lo tanto, no operamos dentro de ellas.

En mi observación, muchos líderes operan en lo que QUIEREN que sean sus fortalezas. Por lo tanto, la conclusión es que, cuando trabajamos fuera de nuestras fortalezas, tenemos poca paz. Nos esforzamos y luchamos. Rechinamos los dientes.

Peter Drucker cree que los jesuitas, una orden católica fundada por San Ignacio de Loyola, y los calvinista, un movimiento de la Reforma Protestante fundad por Juan Calvino, ambos de la mitad del siglo XVI, desarrollaron una muy valiosa técnica llamada “Análisis de Retroalimentación,” para ayudar a sus sacerdotes y ministros, a encontrar sus fortalezas y crecer de la manera a la que eran llamados.

“Cada vez que un sacerdote jesuita o un pastor calvinista hace algo de importancia (por ejemplo, tomar una decisión clave), se espera que escriba cuales son los resultados que espera. Nueve meses después, se retroalimenta a partir de los resultados reales a esas anticipaciones… Yo mismo he seguido este método, ahora por 50 años. Esto manifiesta cuáles son las fortalezas de uno – y esto es lo más importante que un individuo puede saber acerca de sí mismo. Esto trae mejoras donde es necesario, y la clase de mejoras que se necesita. Finalmente, pone de manifiesto lo que un individuo no puede hacer y por lo tanto, no debería siquiera tratar de hacer. Conocer las fortalezas de uno, para saber cómo mejorarlas, y conocer lo que no puede hacer – son las claves para un continuo aprendizaje.” – Peter F. Drucker (de la Revista de Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, 10 Must Reads on Managing Yourself)

El análisis de retroalimentación proporciona una visión valiosa. En este último año, hice notas diarias de decisiones claves que tomé. Ahora estoy entendiendo el impacto de aquellas decisiones, y ajustando mi pensamiento de acuerdo a ello. Claramente, veo áreas de fortalezas y debilidades.

El análisis de la retroalimentación ofrece evidencia de las fortalezas. Hay algo de sesgo emocional en la revisión histórica. Los hechos parecen predicar buenos sermones. Nuestra personalidad puede impulsarnos hacia un proyecto, pero son nuestras fortalezas las que impulsarán el éxito.

Los líderes hacen lo mejor cuando encuentran su camino y trabajan en ello.

El Espíritu Santo nos guiará. Solo necesitamos aprender a escuchar Su voz.

Me consuela saber que Él me conoce mejor.

Vía: Revista Ministry Today

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s