plantar

Steve Greene

No hay muchos líderes de organizaciones que no hayan experimentado división en medio de ellos. Uno de los más profundos dolores que un líder soporta, es ver cómo líderes auto-ungidos siembran discordia.

Sembrar discordia parece preceder al eventual “arrastre” del que se habla en Hechos 20:30.

“Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.”

Los líderes mundanos y espirituales, se acercan a cada decisión en la organización desde diferentes posiciones. Los líderes espirituales sirven en sumisión a la autoridad de Jesucristo, y construyen la organización a través de una actitud de servicio.

Un líder del mundo, no tiene interés en la sumisión a cualquier autoridad. El líder está en ello para sí mismo. Su pensamiento guía es “¿qué es lo mejor para mí?” Él no piensa dos veces antes de sembrar discordia y catalizar la división.

Aprendí muy pronto en mi carrera, que la división es algo común. Me parece que la unidad espiritual, es rara.

Pablo nos enseñó a esperar divisores y división. Nos ofreció algunos consejos para reducir el impacto de los cismas mundanos:

De Hechos capítulo 20:

  1. “Porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios” (verso 27).

Permanece enfocado en el tema espiritual. Con aplomo en tus pies firmemente plantados en los principios de Dios.

  1. “Mirad por vosotros, y por todo el rebaño” (verso 28).

El instinto de conservación es una cosa, pero la salud del rebaño no puede ser olvidada. Cuando nos vemos atrapados en la auto compasión del “por qué me hacen esto a mí,” es fácil perder el enfoque en cómo los disidentes afectarán la organización en general.

  1. “Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces… Por tanto, velad”(versos 29, 31).

Pablo nos recuerda que “ellos” vendrán. Algunos líderes simplemente niegan la existencia de los lobos. No son capaces de ver y entender el impacto de las células cancerosas. Velar, es una palabra poderosa.

  1. “No he cesado de amonestar con lágrimas” (verso 31).

Barney Fife aconsejaría a los líderes a “cortar de raíz.” Es más fácil cortar de raíz un brote, que un bosque.

Durante un tiempo de división, el verdadero líder permanecerá enfocado en su propia sumisión al Señor. El esquema de resolución del conflicto puede o no puede ser efectivo. Nuestro objetivo general es alcanzar la paz y la unidad.

Lamentablemente, “¡Yo soy pacífico; Mas ellos, así que hablo, me hacen guerra!” (Salmo 120:7)

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s