header_fimb_604w

28-09-2011

Lee Grady

Mi amigo Kelechi es un valiente evangelista nigeriano, quien ha sido secuestrado muchas veces, así que pudo compartir a Cristo con los militantes armados. Más recientemente ha estado involucrado en esfuerzos de evangelismo peligrosos, al norte de Nigeria, donde los yihadistas islámicos han asesinado a 17,000 personas en los últimos cinco años.

Hace unos días, Kelechi me envió un email alarmante, pidiendo oración. Acababa de saber que un joven al que estaba discipulando, Boulous, fue asesinado por militantes, mientras trataba de sacar a algunos cristianos del pueblo que había sido determinado como blanco para un ataque sorpresa.

Kelechi escribió: “Por favor, ¿orarías por mí y pedirías a tus amigos que nos levanten en oración delante del Señor? Es un tiempo muy difícil. Somos los únicos haciendo trabajo evangelístico allí, así que no podemos detenernos. También ora por mí, ya que voy al área la siguiente semana, que creo que será más seguro.”

Me siento impotente tratando de dar a conocer la causa de Kelechi. Una de las peores olas del terrorismo sobre el planeta tierra, ha golpeado Nigeria, sin embargo, los medios de comunicación del mundo, le dan poca atención. El grupo islámico operando allí, Boko Haram, mató a más personas en el 2014, que los terroristas de ISIS en Siria. La semana pasada, en la ciudad nigeriana de Dalori, militantes islámicos bombardearon casas y quemaron vivos a los niños.

El número de muertos en Dalori fue de 86. Pero ¿escuchaste algo acerca del ataque? No fue algo que se escucha en cualquier canal de noticias. Todas las grandes redes estaban hablando sin parar sobre Donald Trump, Hillary Clinton, y la reunión electoral presidencial en Iowa, junto con la controversia agitada por el nuevo video de Beyoncé.

En abril del 2014, Boko Haram secuestró a 276 colegialas cristianas, de la ciudad nigeriana de Chibok, y por unas pocas semanas, la gente de este lado del Atlántico, prestaron atención, especialmente después de que la Primera Dama Michelle Obama, twiteara su respaldo a las niñas.

Han pasado casi dos años, y las niñas todavía están desaparecidas. Es más probable que estén viviendo como esclavas en el campamento de Boko Haram, en la frontera con Chad. Lo más seguro es que hayan sido obligadas a casarse con sus secuestradores. Y la mayor parte de la gente, se ha olvidado de ellas.

Todos estos problemas extranjeros, son simplemente demasiado estresantes para pensar en ellos. Y están demasiado lejos. Además, nosotros tenemos un Super Bowl que mirar.

No estoy tratando de poner culpabilidad sobre las espaldas de nadie. Soy bendecido al vivir en los Estados Unidos, y no hay mucho que pueda hacer para detener a Boko Haram, que siga incendiando pueblos africanos. Pero me preocupa que muchos de nosotros, estemos completamente ajenos a las necesidades del resto del mundo.

Hace solo unos días, los terroristas islámicos vinculados al grupo Al Shabaab, mataron a cuatro cristianos en Kenia. Uno de los creyentes fue decapitado. Tengo que confiar en un servicio de noticias relativamente oscuro, cristiano, en esta información, pues los medios de comunicación corrientes, rara vez informan sobre la persecución cristiana.

Guerras se llevan a cabo hoy en Siria, Afganistán, Pakistán, República Democrática del Congo, Libia, Ucrania, Israel, Irak, Nigeria y Sudán del Sur, donde también se batalla con la hambruna. Pero cuando reviso los más recientes titulares en el USA Today, en enfoque de las noticias está en las primarias presidenciales de New Hampshire, y el legado de la estrella de fútbol, Peyton Manning.

¡Y la última! Beyoncé que actuará durante el medio tiempo del Super Bowl.

Es una vergüenza. Especialmente cuando haces números y te das cuenta que los Estados Unidos tiene una población de 319.4 millones, mientras que la población mundial está cerca de los 7.2 billones. Eso equivale a un 4.4 por ciento de la población mundial. ¿Quiénes nos creemos que somos?

Nosotros no somos el centro del universo.

No voy a contener la respiración hasta que los medios de comunicación, mejoren sus reportes. La agente siempre va a estar más interesada en lo más reciente del show de Kim Kardashian, que en cómo podemos detener el tráfico sexual mundial, cómo podemos ayudar a las mujeres abusadas en Somalia, o cómo podemos proteger a los refugiados de Siria, mientras huyen del terror en su país.

Pero a los cristianos debería importarles. Podemos vivir en países como Estados Unidos, pero somos ciudadanos del reino de Dios, y estamos llamados a orar, y a preocuparnos, por el mundo entero. Pablo le dijo a Timoteo: “En primer lugar, te ruego que ores por todos los seres humanos. Pídele a Dios que los ayude; intercede en su favor, y da gracias por ellos. Ora de ese modo por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos tener una vida pacífica y tranquila, caracterizada por la devoción a Dios y la dignidad.” (1 Tim. 2:1-2, NTV)

Por favor, se un cristiano global. Mira la figura completa. Mantente informado de los eventos mundiales, de modo que puedas orar con entendimiento. Haz amigos con gente de otras culturas, y mira el mundo a través de sus ojos. Ora por las naciones.

Puedes comenzar orando por Nigeria, y por mi amigo Kelechi, quien estará arriesgando su vida, para compartir el evangelio, mientras millones de observan un show de medio tiempo de 17 minutos, que costará 12 millones de dólares.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s