istock-hell-mangojuicy

Kim Butts 

¡Venga tu reino, sea hecha tu voluntad en la tierra como en el cielo!

Todos hemos hecho esta declaración miles de veces, y sin embargo, hay tantas formas insidiosas en las que el enemigo de  nuestras almas, encuentra cómo alejar nuestros corazones de la voluntad de Dios para Su reino en la tierra.

Cuando me casé con mi esposo, estaba tan agradecida a Dios, al punto de permitir sin intención que Dave se convirtiera en un ídolo en mi vida. Esto es, creo, no una ocurrencia inusual cuando la gente está profundamente enamorada de alguien; sin embargo, nunca se me ocurrió que me había sucedido a mí, sino hasta que mi esposo lo señaló un día.

Con gran humildad me sentó y me explicó que yo estaba poniendo demasiada expectativa espiritual en que él supla mis necesidades, y había comenzado a enfocarme más en mi relación con él, que en mi relación con Dios. Cuando me abrió los ojos a este muy evidente hecho, supe al instante que era cierto. Mi amor por Dave había sobrepasado mi pasión por la presencia de Dios. Me había vuelto más y más dependiente de que mi esposo supliera cada necesidad y cumpliera cada deseo, dándome guía y consejo.

Parte de esta dependencia no es intrínsecamente mala, pero estaba creciendo al punto de convertirse en espiritualmente peligrosa para mí, así como para mi esposo. Dave estaba por supuesto halagado y feliz de ser mi “todo,” pero comenzó a ver una disminución en cómo su esposa buscaba la presencia de Cristo en todas las cosas. Cuán bendecida soy al haberme casado con este hombre, pues fue lo suficientemente modesto para guiarme de regreso a Aquel en el que mi corazón siempre debería estar plenamente cautivado. Mi vida y trabajo en el reino pudo haber sido dañada y/o retrasada por el intento del enemigo de distraerme, incluso con algo tan maravilloso como mi nuevo esposo. El diablo es tramposo y encubierto para cosas así, pero es tan acertado con muchos cristianos, yo incluida, y hacernos presa de él muy fácilmente.

Tal vez tu distracción no es una persona. Podría ser la tecnología, un pasatiempo, o los negocios de tu vida, haciendo el bien y cosas valiosas para el reino. El diablo sabe dónde somos débiles, y más probablemente tentados. Algunas veces, no toma mucho tiempo antes de ser atrapados física o mentalmente en la presencia de algo que Dios no quiere para nosotros. La clave es reconocer cuando esto está comenzando a ocurrirnos y encontrar la victoria. Para algunos de nosotros, significará un esfuerzo  mayor, pues ya nos hemos hecho adictos o ya estamos distraídos. Debemos ayudarnos y alentarnos unos a otros para ser unidos fielmente a Jesús, sobre todas las demás distracciones (incluso aquellas que parecen estar enfocadas en el reino).

Dicho esto, ¿cómo podemos orar para que la vida del reino de Dios mejore cada día? A continuación varias maneras en las que puedes comenzar:

Padre, ayúdame a tener un corazón arrepentido por todas las veces que he puesto a otros y otras cosas por encima de Ti. Dame un profundo deseo de sumergirme en Tu perfecta presencia, de modo que no querré nada más que a Ti. Perdóname por mi falta de atención y por mi negligencia. Perdóname por mi corazón y mis pensamientos errantes. Perdóname por apartarme de Tu reino, en favor del mío propio.

Lléname de tu gracia, Dios, y ayúdame a fijar mis ojos en Tu rostro, y mis oídos que escuche Tu voz. Ayúdame a no vacilar a derecha o a izquierda, sino a caminar por donde me guíes, por causa de Tu reino.

Padre, protégeme de las tentaciones y obstáculos que el enemigo pone en mi camino, para apartarme de mi curso trazado para llevar a otros que pones en mi camino, a las manos y pies de Jesús. Que nunca me distraiga de tal modo que olvide que tengo una cita divina o una tarea que has puesto delante de mí.

Espíritu Santo, ayúdame a poner a Cristo diariamente, y vestirme con la armadura de Dios todos los días, de modo que pueda estar preparado para la batalla. Que esté continuamente alerta para vestirme de la justicia de Jesús.

Señor Jesús, dame la fortaleza para alejarme de las cosas en las que tiendo a pasar mucho tiempo, que se han convertido o tienen el potencial de convertirse en ídolos en mi vida. Dame un rápido reconocimiento justo ahora, de todo a lo que necesito decir que no, a fin de decirte que sí a Ti. Ayuda a que cada día de mi vida, sea un reflejo de Tu reino en la Tierra, así como en el cielo.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Un comentario »

  1. Franz Reyes dice:

    Realmente es necesario desarrollar nuestros sentidos espirituales para discernir los caminos que debemos andar, puesto que no deseamos cumplir otra agenda que no sea la que Dios tiene para nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s