emotions.jpg

Jennifer LeClaire 

Hace poco, publiqué un gráfico en el Facebook, titulado “9 señales claras de que estás siendo emocionalmente manipulado.” En cuestión de minutos, pusieron “me gusta” y lo compartieron, más de 1000 veces, y alcanzó a más de 1 millón de personas en menos de una semana.

Vaya, supongo que la manipulación es un gran problema en el cuerpo de Cristo. Por supuesto, eso no es del todo sorprendente. Imagino que todos nos hemos topado con manipuladores, en nuestro caminar cristiano, y hemos sido tentados a manipular situaciones, en nuestro propio derecho. Puedes encontrar manipulación en los hogares, escuelas, lugares de trabajo – y en las iglesias. Antes de pasar a las seis formas en las que puedes enfrentarte con los manipuladores emocionales, veamos las señales seguras, en la publicación original:

(1) Te dan ultimátum; (2) Usan las lágrimas en tu contra; (3) Te da el castigo del silencio; (4) Juega a la víctima; (5) Te hace caminar sobre cáscaras de huevo; (6) Te echan la culpa; (7) Distorsiona los hechos; (8) Distorsiona tus palabras; y (9) Te chupa la vida.

¿Qué es la manipulación?

La manipulación – lo que Merriam-Webster define como “manejar o utilizar hábilmente; controlar o jugar a través del ingenio, de manera injusta o insidiosa, sobre todo para obtener ventaja; cambiar a través de medios ingeniosos o injustos, para propios propósitos – es una forma de brujería. La brujería es una obra de la carne, que aparece en la lista de Gálatas 6.

Rick Joyner tiene una de las mejores definiciones de la brujería, que he escuchado: “La brujería es la autoridad espiritual falsificada. Es usar un espíritu, que no es el Espíritu Santo, para dominar, manipular o controlar a otros. Cualquier autoridad o influencia que obtengamos por nuestra propia manipulación, o auto promoción, será una piedra de tropiezo, e impediré nuestra habilidad de recibir la verdadera autoridad de Dios.”

He sido víctima de la manipulación más de una vez. Cuando se cree lo mejor, es difícil creer que los hermanos y hermanas cristianas, pudieran aprovecharse de un espíritu controlador, para intentar ponerte bajo sus pulgares, manejarte o dirigir tus acciones. Pero pasa, y pasa a menudo. Necesitamos aprender, entonces, no solo discernir, cuando las personas están manipulándonos, pero cómo detener al manipulador de tener éxito en sus viles maniobras – sino también cómo asegurarnos que no estamos cayendo en ello, en esta obra de nuestra propia carne.

Además de las nueve seguras señales en mi gráfico, eventualmente discernirás manipuladores, debido al resentimiento que golpeará tu corazón. Puede que te sientas como que estás extendiéndote más allá de tus límites naturales, para ayudarles, pero ellos no están cuando los necesitas. Lo que el manipulador quiere en el momento dado, siempre parece más importante que lo que tú necesitas. En algún punto, tus amigos pueden comenzar a señalar la manipulación.

6 maneras de hacer frente a los manipuladores emocionales

Entonces, ¿cómo respondes? ¿Qué hacer cuando te has dado cuenta que has estado bajo el control de un manipulador emocional? ¿Cómo ser libre?

  1. Arrepiéntete. Pídele a Dios que te perdone por estar bajo una falsa autoridad. Sí, somos llamados a caminar en amor (Efe. 5:2) y preferir a los demás (Rom. 12:19), pero eso no significa tener que permitir que alguien nos haga esclavos emocionales. Hay una diferencia. Por la libertad con la que Cristo nos hizo libres (Gal. 5:1).
  2. Perdónate a ti mismo. Una vez que veas la manipulación, probablemente te enojarás contigo mismo, o te sentirás un tonto, por caer en la trampa del manipulador emocional. Perdónate a ti mismo (1 Juan 1:9). Le puede pasar a cualquiera. Has tenido un corazón amoroso y amable, y creíste lo mejor. Solo aprende la lección y detén el abuso.
  3. Aprende a ofrecer un diplomático “no.” Los manipuladores emocionales pueden enojarse cuando dejes de atender a sus necesidades, y te pongas de pie por ti mismo, pero mantente firme. No tienes que ser un mezquino cuando te niegas a someterte. Simplemente con educación pero con firmeza, diles que no. Como la Biblia dice, que tu sí sea sí, y que tu no sea no (Mateo 5:37).
  4. Haz preguntas como: “¿Parece razonable para ti?”, “¿Estás realmente esperando que hagas esto por ti?”, y “¿Puedo tener una opinión aquí?” Muchas veces, los manipuladores darán marcha atrás. Otras veces, argumentarán su caso. Como Pablo le dijo a Timoteo, no te metas en discusiones necias (2 Tim. 2:23-24).
  5. Despliega el amortiguador del tiempo. Cuando el manipulador te pida que hagas algo por él, que no es razonable, usa estas palabras: “Pensaré al respecto.” Esto es menos dramático que decir no, y puede ayudarte a evitar la ira del manipulador. Una respuesta suave, como Salomón dijo, aplaca la ira (Prov. 15:1).
  6. Confronta al manipulador. Los manipuladores emocionales necesitan ser confrontados. Esto puede sonar aterrador, pero recuerda que Dios no te dio un espíritu de temor, sino de poder, amor y dominio propio (2 Tim. 1:7). Si esperas salvar la relación, el manipulador necesita estar consciente de sus tácticas, y tener un espacio para el arrepentimiento. Jesús incluso, le dio a Jezabel un espacio para arrepentirse (Apoc. 2:21).

Si el manipulador no se arrepiente, puede que sea el momento de cortar los lazos. A menudo, los manipuladores emocionales, crean lazos del alma con sus víctimas, encontrando sus debilidades, y atendiendo sus necesidades, antes de que empiecen a hacer demandas. Puede ser difícil cortar el lazo. Otras veces, como en los matrimonios, no siempre puedes cortar el lazo. Ora y pídele al Espíritu Santo que bendiga al manipulador, con una revelación de Su amor y verdad, y pregúntale si debes permanecer o romper los lazos con tu amigo manipulador

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

»

  1. ¡Gracias por compartirlo!
    😉

  2. Me fascino me has echo el día gracias por compartirlo, lluvia de ricas bendiciones junto a tus los seres amados .

    Mil abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s