Dad-Son-Teen-Son

PATRICK MORLEY/MAN IN THE MIRROR

¿Tu papá te dio “la charla”? Si eres como la mayoría de nosotros, probablemente no.

Le pregunté a los varones en el estudio bíblico de The Man in the Mirror (El hombre en el espejo), “¿Cuántos de ustedes recibieron “la charla” de sus padres?” De más de 100 hombres, solo cinco levantaron sus manos.

Mi “charla” se trató de mi madre deslizando silenciosamente un folleto hacia mí, un día que manejaba de casa a la escuela. ¡Eso fue todo! Papá nunca dijo ni una palabra.

Hoy eso no ha cambiado. De hecho, tener la charla es algo raro. ¿Qué es lo común? Es una conversación progresiva acerca del sexo.

Por eso, aquí un artículo que puede ayudarte a contestar las preguntas que tu hijo tiene acerca del sexo. Sé que estas son sus preguntas, porque he pasado un día y medio con muchachos de secundaria de 15 años, y les pedí que escribieran en forma anónima, sus preguntas, en pequeñas tarjetas.

Una visión general para una conversación progresiva

Un muchacho preguntó, “¿Qué cosas debería saber alguien de mi edad, acerca del sexo?” Otro quería saber, “Si el sexo es tan bueno, ¿por qué deberíamos tener que esperar?” Buenas preguntas.

La Biblia enseña que el sexo es algo completamente bueno y hermoso. El sexo es uno de los regalos más grandes de Dios, a la raza humana, cuando es usado de acuerdo a Su plan.

Dios creó el sexo para dos propósitos: hacer bebés, y para que la pareja casada pueda disfrutar de intimidad física entre sí.

Usar el sexo para recreación – de la manera como se ve en la TV y en las películas – secuestra algo que Dios hizo para bien. San Agustín escribió que todo lo malo, es una corrupción de algo que originalmente fue creado para bien. Cuando el sexo es usado fuera del plan de Dios, muchas cosas pueden y desde ya, salen mal: enfermedades de transmisión sexual (algunas de las cuales son incurables – aproximadamente 1 de cada 3 adultos tiene una enfermedad de este tipo, incurable), infertilidad, cáncer cervical, SIDA, pérdida de reputación, depresión, disciplina de parte de Dios, y embarazos fuera del matrimonio.

En realidad, Dios no pone límites en el sexo. Él pone límites en la inmoralidad sexual.

Ya que el sexo es para la propagación de la raza humana, las mujeres quedan embarazadas. Muchas familias conocen el dolor causado por un embarazo adolescente. Dios puede redimirlas, pero soy lo suficientemente viejo para haber visto cómo esto produce mucha tristeza.

Las decisiones planteadas por un embarazo adolescente inesperado son abrumadoras:

  • ¿La muchacha deja la escuela?
  • ¿La muchacha desaparece por un tiempo, hasta que tiene el bebé?
  • ¿Entonces el aborto es asesinato a los ojos de muchos cristianos?
  • ¿Dar al bebé en adopción?
  • Si el bebé se queda, ¿quién será el responsable principal?
  • ¿Alterarán su estilo de vida los abuelos, para ayudar?
  • ¿De dónde vendrá el dinero?
  • ¿Se involucrará el padre, o desaparecerá?
  • Si el padre está dispuesto a estar involucrado en la crianza, ¿está la madre dispuesta a dejarlo?

Por desgracia, estas consecuencias potenciales, nunca ocurren a muchos jóvenes, hasta que toman decisiones reales sobre un embarazo real.

La razón número uno por la que Dios tiene directrices para la sexualidad humana, es que el sexo funciona muy bien para su propósito principal – hacer bebés.

Preguntas específicas hechos por los jóvenes varones

Puesto que “la charla” no está de moda, y tener una conversación progresiva sobre el sexo, es lo que sí está, trata de discutir estas preguntas con el tiempo – y reforzar. He incluido mis breves respuestas, pero también puedes buscar por tu lado, preguntar a papás con más experiencia, cómo manejaron estos asuntos, y anota algunas razones para apoyar los valores familiar que deseas promover.

  1. ¿Está mal tener sexo premarital, si realmente amas a la persona? Sí. El sexo está destinado por Dios para ser monógamo – un hombre con una mujer, dentro del matrimonio.
  2. ¿Está mal tener sexo oral? Sí. La Biblia enseña que nuestros cuerpos y los de las muchachas, son templos del Espíritu de Dios. 1 Corintios 6:13, 18-20 dice, “el cuerpo no es para la prostitución sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo… Huyan, pues, de la prostitución. Cualquier otro pecado que una persona comete, no afecta a su cuerpo; pero el que se entrega a la prostitución, peca contra su propio cuerpo. ¿No saben ustedes que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que Dios les ha dado, y que el Espíritu Santo vive en ustedes? Ustedes no son sus propios dueños, porque Dios los ha comprado. Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo.”
  3. ¿Cuánto es demasiado lejos? Tocar sus pechos o sentir debajo de su cintura es demasiado lejos. Que ella te toque por debajo de la cintura es demasiado lejos. Frotar sus cuerpos, incluso si están vestidos (sexo seco), es demasiado lejos. Hablar de forma destinada a despertar el deseo sexual en una mujer, o cualquier cosa que una mujer haga para despertar deseo sexual en ti, es demasiado lejos.
  4. Si ya has ido demasiado lejos, ¿qué puedes hacer para corregirlo? Si le has dado tu corazón a una jovencita, y han tenido relaciones sexuales, encontrarás difícil detenerlo. Lo mejor que puedes hacer es parar la relación, arrepentirte, y someterte a un proceso de restauración confidencial, con un mentor espiritual, como tú pastor de jóvenes. Lo siguiente es ponerse de acuerdo en que ambos quieren honrar a Dios, absteniéndose, confesando y arrepintiéndose, juntos, y luego, no permitirse siquiera estar en un lugar lo suficientemente privado, que pudiera hacer que caigan otra vez. Deberían contarle a alguien y pedirle que los supervise. Dios perdona, pero también espera que cambiemos, confiando en el sentido común y el poder del Espíritu Santo dentro de nosotros.
  5. ¿Es pecado masturbarse? ¿Está mal la masturbación si siento que puedo fortalecerme cuando salgo con mi novia (fortaleza para no pecar con ella)? La Biblia no aborda específicamente la masturbación, lo cual es interesante. La Biblia dice que evitemos la inmoralidad o impureza sexual. Para hacerlo, trata de mantener tu mente pura acerca de las mujeres y las relaciones sexuales.
  6. ¿Se cataloga como pornografía las revistas de trajes de baño y catálogos de Victoria Secret? ¿Debería verlas? No son pornográficas para las chicas heterosexuales que las ven, pero lo son para los muchachos, pues la única razón por la que un chico miraría esas fotos es para la estimulación sexual.
  7. ¿Cómo se puede vencer la lujuria? ¿Cómo controlas tus pensamientos y acciones sexuales? ¿Cómo puedo evitar encontrarme en situaciones sexualmente tentadoras? La lujuria es un deseo sexual fuera de control. Ese deseo se despierta en los hombres, mayormente por la vista. La mejor manera de controlarse uno mismo, es decidir de antemano, qué clase de hombre quieres ser. Entonces, no te pongas en situaciones que encuentres tentadoras. Por ejemplo, pídele a tu madre que filtre tu mail, de material sexualmente explícito. Otro ejemplo sería no sentarte en la playa a observar a las muchachas.
  8. Nadie hizo esta pregunta en mi investigación, pero sé que está en tu mente: ¿Hay algo malo en ti, si tienes una erección muchas veces al día? Es normal tener una erección muchas veces al día. Las erecciones pueden resultar de ver a una muchacha que encuentras atractiva, oler un perfume, una chica tocando tu brazo, el roce del cabello de una muchacha, o incluso leer estas palabras. Esto es normal, no ese lujuria. No hay nada malo contigo. Por otro lado, tener una erección porque tú estás buscando una estimulación sexual, sí es lujuria. Por ejemplo, buscar pornografía es lujuria (deseo sexual fuera de control), sea un anuncio de ropa interior en el periódico, o un sitio de internet.
  9. ¿Por qué está mal mirar pornografía? Porque esto despierta el deseo sexual basado en fantasías sexuales. En el 2012, Tru Research condujo una investigación entre 2,017 entrevistas online, con adolescentes de edades entre 13 y 17, y padres de adolescentes. 32 por ciento de los adolescentes admiten tener acceso intencionadamente a contenido desnudo o pornográfico en línea. De estos, el 43 por ciento lo hace semanalmente. Solo el 12 por ciento de los padres sabía que sus hijos estaban accediendo a la pornografía.
  10. ¿Cómo deberías tratar a las mujeres si no tienes una figura masculina que te enseñe? Trátalas como te gustaría que un jovencito tratara a tu hermana. Observa cómo los hombres a quienes respetas, tratan a las mujeres en sus vidas.

Que el Señor se complazca en cómo tenemos una “conversación progresiva” entre las generaciones.

Adaptado del libro de Patrick Morley, The Young Man in the Mirror

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s