Fire In My Bones - Lee Grady

Collage-president

J. LEE GRADY

La contienda presidencial estadounidense del 2016 se ha convertido en una telenovela sin fin: parte drama, y parte comedia, con giros sorprendentes y un elenco de personajes de todos los colores, que incluye a la esposa de un ex presidente acusado de mentir, un magnate excéntrico que gasta millones de dólares de su propio dinero en su campaña, dos conservadores de origen hispano que pelean diariamente con el magnate (y algunas veces, entre ellos), un neurocirujano afroamericano, y un senador socialista con acento de Nueva Inglaterra, que suena como un profesor universitario.

Solo en EE.UU., puede tener tal cantidad de entretenimiento en una elección. Pero en noviembre, el teatro político terminará, y los votantes elegirán al próximo comandante en jefe, esperemos sin provocar recuentos. Y es de esperar que escojamos un líder que tenga las cualidades necesarias para guiar a esta nación sabiamente, por los siguientes cuatro años.

¿Cuáles son esas cualidades? Nunca he sido de la opinión de que, el presidente de los EE.UU. debería ser el “pastor” del país. Pero busco el carácter en el presidente, pues pienso que los líderes deberían tener valores morales. Llámame anticuado, pero todavía creo que las mejores calificaciones de liderazgo, se encuentran en la Biblia, y prefiero a los líderes que realmente exhiban esas cualidades.

Cuando el apóstol Pablo describió las calificaciones necesarias para un obispo en la iglesia, fue específico. Las cualidades de carácter que figuran en 1 Timoteo 3:1-6, podría ayudarnos a decidir quién es el mejor candidato para entrar en la Casa Blanca. De acuerdo a este pasaje, un líder calificado, es:

  1. Intachable. La palabra griega es anepilēmptosy significa “irreprochable.” El término moderno podría ser “absolutamente limpio.” Los buenos líderes, exhiben un estilo de vida coherentemente moral. No tienen esqueletos en sus armarios. Dicen la verdad, admiten sus errores, evitan los sobornos, pagan sus cuentas, y obedecen la ley.
  2. Fiel. Pablo le dijo a Timoteo: “si un hombre no puede dirigir a los de su propia casa, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?” (1 Tim. 3:5). ¿No debería ser la misma pregunta para un presidente? La manera en la que un líder administra su familia, no es un tema irrelevante. ¿Cómo está su matrimonio? Algunos artistas de Hollywood podrían cambiar esposos como vestimentas, pero los líderes del gobierno deberían mantener un estándar más alto.
  3. Templado.La palabra griega para esta cualidad, nēphalios,significa “sobrio,” la Biblia The Message, lo traduce como “frío y sereno.” Un líder debería controlar su temperamento, en lugar de exacerbarse. Y ¿no sería mala idea para el líder del mundo libre, usar la moderación, la dignidad, y el tacto, cuando se dirige a otros líderes mundiales, en lugar de ofenderlos con ligereza?
  4. Prudente. Esta palabra significa “auto controlado,” y como la templanza, se trata de poner freno a los deseos e impulsos. No necesitamos un presidente que sea adicto al alcohol o las drogas, que no pueda contener sus impulsos sexuales, o que sea tan orgulloso que no pueda nunca perdonar a un enemigo. Un líder que no puede controlar su vida privada, con el tiempo, quedará fuera de control en la escena pública.
  5. Respetable. La palabra griega kosmiossignifica “modesto o de buen comportamiento.” En términos modernos, un presidente debería ser un caballero, o en el caso de una líder mujer, una dama. Los buenos líderes reconocen que se les ha confiado un cargo público. Se ganan el respeto al hacer lo que es correcto.
  6. Amable.Todos queremos un líder audaz y decisivo, que tome decisiones difíciles y esté dispuesto a enfrentarse al mal. Pero los mejores líderes también saben cómo templar su fuerza. No la ejercen completamente, intimidando a la gente, o usando lenguaje incendiario para buscar pelea. Pablo le dijo a Timoteo que un buen líder no es un “pendenciero” (1 Tim. 3:3), lo que significa que no es contencioso, no es una persona conflictiva.
  7. Hospedador. La palabra griega para esta cualidad es philoxenos,lo cual literalmente significa “amor a los extranjeros.” En los días de Pablo, los buenos líderes mostraban compasión a toda la gente, incluyendo a aquellos de otros trasfondos raciales o étnicos. Un presidente que representa una nación tan diversa como los Estados Unidos, no puede permitirse ser racista o intolerante. Con la gracia de un embajador, debe promover la armonía, no la división.
  8. No codicioso. La palabra griega aphilargyrossignifica exactamente eso, “no codicioso.” Todos los candidatos en campaña este año, son ricos, pero ¿hay algunos candidatos que no han sido corrompidos por la riqueza, y que pueden todavía identificarse con los estadounidenses regulares? Considerando el hecho de que 45 millones de ellos viven bajo un nivel de pobreza, hoy en día, necesitamos un líder que realmente se preocupe por ayudar al pobre, proveyendo trabajos y oportunidad.

Haz tu propia evaluación. ¿Cómo los actuales candidatos – Carson, Clinton, Cruz, Kasich, Rubio, Sanders y Trump – se miden cuando se trata de probar el carácter? Si eres cristiano, el carácter debería importar cuando vayas a las urnas. No votes por un candidato solo porque te gustan sus discursos,  sus propagandas y ataques verbales, o las promesas desbordantes.

Vota por el carácter. Eso es lo que EE.UU. necesita.

Vía: Fire In My Bones – Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s