ultrasound4d37

MICAIAH BILGER

Un médico abortista, de Colorado, enfrenta una demanda después de que presuntamente, practicara un mal aborto, dejando parte del cráneo del bebé antes de nacer, dentro del vientre de la madre, que finalmente quedó estéril.

Jennifer DeBuhr y su esposo, Jason, están demandando al abortista Warren Hern, por más de $75,000 por daños y perjuicios, por presunta negligencia médica, en el aborto del 3 de diciembre del 2013, según informa Denver Post.

En el 2013, esta mujer de Nebraska, hizo una cita en la clínica de aborto Boulder, en Colorado, después de enterarse que su bebé tenía “graves anomalías cerebrales” y una esperanza de vida de menos de un año, según informa el periódico. Estaba en su segundo trimestre.

“Después de difíciles conversaciones entre ellos y con sus proveedores de servicios médicos, Jennifer y Jason determinaron que lo mejor para la salud de Jennifer, era terminar con el embarazo deseado,” de acuerdo a la demanda presentada por los abogados en Denver, Kory George y Laura Sova.

Después de que Hern abortara a su bebé, DeBuhr comenzó a experimentar sangrado y dolores severos. La demanda de la pareja dice que Hern dejó un fragmento de 4 centímetros, del cráneo del bebé, dentro de su útero. Como resultado, DeBuhr tuvo que extraerlo, y ahora es estéril, de acuerdo al reporte.

Los abortos en avanzado estado de gestación son peligrosos para la madre, como para el bebé nonato. Muchas mujeres han muerto después de abortos mal practicados en esta etapa. Sin embargo, los DeBuhr dicen en la demanda, que Hern tampoco les informó sobre los riesgos asociados con el aborto.

El sitio web del negocio del aborto de Hern, la Clínica de Aborto Boulder, afirma que proporciona la “más segura atención posible en la terminación de embarazos por anomalías fetales, u otras indicaciones médicas.”

Hern se promociona como uno de los últimos abortistas de embarazos en avanzado estado de gestación, en los EE.UU. A principios de este año, LifeNews reportó la historia de una mujer que tenía 8 meses de embarazo y fue a Hern para abortar a su bebé.

Hern escribió una vez, un artículo par la Asociación de Médicos de Planned Parenthood, y describió en términos enfermizos, qué se siente desgarrar la extremidad de un bebé nonato, miembro por miembro: “Las sensaciones del flujo desmembramiento a través de los fórceps, son como una corriente eléctrica…”

En el 2013, una demanda similar a la de los DeBuhr fue presentada, después de que una mujer en West Virginia, alegara que el practicante de aborto, Rodney Lee Stephens, la obligó a proceder a un aborto contra su voluntad, y luego dejó la cabeza de su bebé en su vientre.

Vía: LifeNews

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s