Reuters-Oregon

MICHAEL BROWN

Cuando un supremacista blanco asesinó a feligreses negros en Charleston, Carolina del Sur, hubo indignación nacional, que condujo a la prohibición de la bandera confederada y una discusión fresca sobre las relaciones de raza en EE.UU. Pero cuando los cristianos son el blanco y son asesinados en un campus en Oregón, gran parte de la nación, bosteza.

Según testigos presenciales, el tirador en Oregón, preguntó a los estudiantes cuál era su religión, y si decían “cristiana,” les disparaba en la cabeza. Sin embargo, los medios seculares, en su mayor parte, se están enfocando más en las leyes de armas, que en la supuesta motivación anticristiana del tirador. ¿Por qué?

¿Puedes imaginarte qué hubiera pasado si el tirador entraba en una clase de artes creativas, pidiendo a los estudiantes que declararan su orientación sexual, y si a los que hubieran dicho “gay,” les disparaba en la cabeza?

Habría un frenesí en los medios masivos, con acusaciones de homofobia nacional, y citando a los líderes cristianos cuya falta de apoyo al “matrimonio” del mismo sexo, los haría de alguna manera, cómplices de la muerte.

Lo mismo habría sucedido si el asesino hubiera apuntado a musulmanes, con los cargos inmediatos de “islamofobia” gritados de costa a costa.

No es así, sin embargo, cuando son cristianos quienes son asesinados por su fe.

¿Es de extrañar entonces, que horas después de que se conocieran los relatos de los testigos, y que los medios de prensa conservadores informaran de la supuesta orientación de los cristianos, las agencias de noticias liberales no hayan dicho una sola palabra sobre la supuestas conexión anticristiana?

Bien podría ser que el tirador de Oregón sufriera de una enfermedad mental, lo que sugiera que no podemos leer demasiado en sus acciones. Pero, ¿por qué entonces, leímos tanto en  las acciones del asesino de Charleston, ya que sufría de una enfermedad mental, también?

El ataque en Oregón es también un incidente aislado, lo que sugiere que no podemos extra polarizarnos demasiado en términos de sentimientos nacionales hacia el cristianismo. Pero ¿por qué, entonces, nos extra polarizamos tanto en el caso de Charlestón, en términos de problemas de raza?

De la masacre de Oregón, todavía no tenemos todos los hechos, y en este punto, solo Dios conoce la motivación del asesinato. Pero sabemos que hay un clima creciente nacional, de extrema hostilidad hacia el cristianismo, y desde los medios de comunicación profesionales, a los medios populares, es temporada de caza de los comprometidos seguidores de Jesús.

Una cosa es tener un debate civil sobre el significado del matrimonio o un desacuerdo sobre lo que la Biblia enseña sobre la sexualidad, o tener diferentes perspectivas sobre la mejor manera de abordar las cuestiones transgénero.

Otra cosa completamente diferente es cuando tu falta de apoyo a la redefinición del matrimonio, o tu adherencia a la sexualidad bíblica, o tu oposición a los baños de género neutro, sea motivo para calificarte como un enfermo, fanático vil y digno de morir.

Hoy en día, no solo son los Bill Mahers y los Dan Savages del mundo, los que están destrozando el cristianismo, y vilipendiando a los creyentes conservadores. No solo son los profesores liberales en los campus universitarios los que continúan su ataque agresivo a las personas de fe.

Hoy, ir en contra de la Biblia y burlarse de los cristianos, es un pasatiempo favorito en las redes sociales, repletas de insultos no reproducibles, feos improperios y deseos de muerte por doquier. Simplemente se ha convertido en parte de la cultura pop más grande.

En un plazo de 72 horas, la semana pasada, al menos seis diferentes personas publicaron deseos de muerte en mi página de Facebook, algunas entraron en detalles gráficos (incluyendo a la persona que no supo cómo escribir páncreas), mientras que otras decenas de personas publicaron comentarios que eran tan horribles, que inmediatamente fueron bloqueados.

Casi al mismo tiempo, un revisor de mi más reciente libro (el cual, por cierto, tiene un capítulo entero llamando a los cristianos a tomar la más alta autoridad moral, y convertir el mal con el bien, y el odio con el amor) afirmó que, “Este libro está en perfecta y pura alineación con las opiniones de los grupos de supremacía blanca y el Ku Klux Klan.”

También por esta época, alguien publicó en mi página de Facebook, “Ah bueno, otro neo nazi fanático y loco, publicando sus (improperios) en mi muro.” (Realmente, nosotros publicamos cosas en nuestra página; nunca en los muros personales de otras personas.)

Por supuesto, esto no es nada nuevo para mí, o para otros creyentes conservadores, desde la ridícula retórica como esta, ha estado en nuestro camino por años.

El problema es que más y más personas, realmente creen en estas tonterías sin fundamento, y en lugar de que estos comentarios vengan de los grupos y personas extremistas anticristianos, son cada vez más habituales.

En resumen, no solo estamos tratando con el aumento del crimen hacia el cristianismo en América (para usar las palabras de Janet Folger y Mike Huckabee) sino con la demonización del cristianismo (y los cristianos) en América. Y si bien, esta no es la primera vez en los últimos 2,000 años que los creyentes han sido demonizados – ni mucho menos – puede ser la primera vez en la historia americana que, la hostilidad hacia la fe es tan vil, mezquina y generalizada.

En este punto, no tenemos idea de si este clima hostil contribuye a la masacre de Oregón. Pero lo cierto es que las palabras tienen consecuencias, que la gente odiadora hace cosas odiosas, y que cuando declaras una guerra ideológica en contra del cristianismo, los resultados podrían ser mortales – literalmente.

Esto llama a una fe renovada, valentía renovada y audacia renovada.

Mientras confesemos sin vergüenza el nombre de Jesús aquí en la tierra, Él confesará sin vergüenza nuestros nombres en el cielo.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s