Mirarte

Megan Breedlove

Puedes aprender mucho de no saber nada acerca de la ciencia.
Déjame explicar.
El otro día, Kenny me preguntó si una “tormenta espacial” era lo mismo que un agujero negro. Sin saber lo que era una tormenta espacial, le pregunté, “¿Qué es una tormenta espacial?”, “Bien,” dijo Kenny, “una tormenta espacial hace esto y esto.”, “No, no lo que hace, sino ¿qué es?” pregunté.
Una vez más, Kenny trató de responder, diciéndome cosas que ocurrían dentro de una tormenta espacial. “Kenny,” dije, “¿De qué está compuesta? ¿Cuál es su esencia?”, “Hmm,” dijo Kenny. “Bueno… no lo sé.”

No lo culpo. Es mucho más difícil definir la esencia de algo, que discutir lo que hace. ¿Podrías definirte a ti mismo en cuanto a tu propia esencia? ¿Podrías describirte, al margen de cualquiera que te conozca, de cualquier cosa que posees, o que haces?

Hay muchas razones por las que, algunas veces, nos confundimos acerca de quienes realmente somos. Los pecados pasados pueden parecer definirnos, porque no podemos olvidarlos. Yo soy la persona que…Las ocupaciones o roles presentas en la vida, parecen como que son perfectamente adecuados para clasificarnos. Soy un estudiante. Soy un abogado. Soy una mamá. O tal vez, es lo que poseemos lo que nos imparte una identidad. Soy rico. O nuestros talentos: Soy cantante. O nuestros atributos físicos: Soy linda.

Todas estas cosas pueden ser ciertas. Todos tenemos pecados en nuestro pasado. Todos tenemos roles en el presente. Y todos tenemos adjetivos que nos describen. Pero nada de eso es lo que somos. ¿Cuál, entonces, es nuestra identidad?

Mi amigo, si estás “en Cristo” – en otras palabras, si tienes una relación personal con Jesús – aquí está tu identidad:

  1. Tú eres limpio (Juan 15:3). “Mentiroso” o “adúltero” o “drogadicto” no es tu identidad.
  2. Tú eres sano (Isaías 53:5). “Herido” no es tu identidad.
  3. Tú eres escogido (Colosenses 3:12). “No deseado” no es tu identidad.
  4. Tú eres nueva creación (2 Corintios 5:17). Ya no eres quien solías ser.
  5. Tú eres capaz (Filipenses 4:13). “No lo suficientemente bueno” no es tu identidad.
  6. Tú eres poderoso donde una vez fuiste débil (2 Corintios 12:10). “Inútil” o “ineficaz” no es tu identidad.
  7. Tú eres victorioso (1 Corintios 15:57). “Perdedor” no es tu identidad.

¿Puedo ofrecerte un poco más?

    8. Eres amigo de Cristo (Juan 15:15). Eres completo (Colosenses 2:10). Eres hijo de la luz (1 Tesalonicenses 5:5),  ungido por Dios (1 Juan 2:27), y heredero con Cristo de las riquezas de Dios (Romanos 8.17). Tienes el derecho de llegar confiadamente al trono de Dios, para encontrar misericordia y gracia en tu momento de necesidad (Hebreos 4:16).
Que nada terrenal te defina – ni lo que hayas hecho, ni lo que otros dicen que eres, ni quien te conoce o qué talentos posees. Eres mucho más que cualquiera de esas cosas.
Eres lo que Dios dice que eres.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s