Niñas Riendose

Joyce Meyer

El Salmo 126:2,3 habla de risa y alegría. Una vez vi en un canal de televisión cristiano un programa de entrevistas en el cual los participantes conversaban sobre el avivamiento de la risa que ocurrió hace algunos años en varias partes del mundo al mismo tiempo. Alguien le preguntó al anfitrión del show si la risa era de Dios.

“¿Ofendió su mentalidad?”, le preguntó el anfitrión. “Sí, lo hizo”, respondió la persona que había hecho la pregunta. “Bien, entonces”, respondió el anfitrión, “probablemente sea de Dios”.

¿Notó usted que Jesús ofendía a la gente falsamente religiosa? Algunas veces, parecía hacerlo a propósito. En Mateo 15:12, los discípulos de Jesús le dicen: “¿Sabes que los fariseos se escandalizaron al oír eso?”. La respuesta que les dio Jesús fue: “Déjenlos; son guías ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en un hoyo” (Mateo 15:14). Si vamos a seguir a Jesús, debemos comprender que nuestras mentes no siempre estarán de acuerdo con todo lo que Él hace. Deje de estar controlando con su mente y comience a preguntar si resiste en su espíritu lo que está sucediendo. Frecuentemente, rechazamos cosas y movimientos que son genuinamente de Dios, simplemente porque nunca los hemos visto y no los comprendemos con nuestra mente.

Debemos cuidarnos del “Fariseísmo” en nuestros corazones y actitudes. Si se supiera la verdad, la iglesia de hoy está llena de fariseos. Yo he sido una de ellos. De hecho, era un jefe de los fariseos. Era rígida, legalista, aburrida, actuaba para impresionar a otros, sin humor, criticona y juzgadora. Estaba en camino al cielo, pero no disfrutaba de mi viaje.

Debemos dejar de ser tan rígidos. Jesús nos envió a este mundo, no para estar atados, sino para ser libres. Debemos ser libres para reír, disfrutar la vida, amar a la gente y no tener miedo de salir y probar nuevas cosas.

Ahora bien, esto no significa que vayamos por la vida tratando de ver cuán ridículamente podemos actuar. No estoy hablando de rarezas ni fanatismos; estoy hablando de libertad y alegría. Estoy hablando de seguir libremente la guía del Espíritu Santo. Vaya adelante, ríase un poco. ¡Dios nos se ofenderá, Él quiere que usted sea feliz!

 Tomado de La Biblia de la vida diaria, de Joyce Meyer.

Vía: Vida Cristiana

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s