Mujer - Telefono - Infidelidad

BJ Foster

Cuando estaba en la universidad, pasé un verano trabajando en una ferretería. Mi supervisor era un hombre fornido y mayor, afroamericano, llamado Rock, que tenía una voz ronca.

Era un hombre muy trabajador que tenía un apodo para todos y era un gran narrador de historias. Una de mis favoritas se trataba del día que se le pidió recolectar tornillos en el almacén.

Al parecer, la compañía estaba tratando de ahorrar dinero y tiempo para un proyecto de construcción que requería tornillos. El gerente de Rock, lo llevó al almacén y le señaló los altos estantes de acero. Luego le pidió que quite todos los tornillos que fijaban los estantes a las paredes.

Rock, diligentemente sacó una escalera y se puso a trabajar, moviéndose de derecha a izquierda. Con cada tornillo removido, los estantes permanecían en su lugar. Finalmente, bajó de la escalera y quitó el último tornillo del último estante. Cuando vio ese último tornillo en su mano, el estante se inclinó y se estrelló contra el de al lado. El resto fueron cayendo estruendosamente como fichas de dominó, dejando todo su contenido en un enorme desastre.

El gerente llegó corriendo para encontrar una pila de destrucción. Detrás de los escombros estaba Rock, de pie, tímidamente sosteniendo la escalera y un tornillo en su mano. Se contemplaron el uno al otro hasta que Rock rompió el silencio: “Esto es tu culpa.”

Las aventuras fuera del matrimonio, rara vez ocurren al azar. Son el resultado de creerse y justificar mentiras. En el matrimonio, creer las mentiras es como quitar los tornillos de fijación. Es peligroso, causa malas decisiones, y conduce a la rotura del mismo.

La exposición de las mentiras como lo que son, nos impide caer en sus trampas, y conocer las señales de advertencia de infidelidad, puede evitar la caída de las fichas de dominó.

Aquí, las peligrosas mentiras que conducen a la infidelidad. A pesar de que estoy hablando a los esposos, creo que estas se aplican igualmente a las esposas también:

  1. Mi Esposa Debería Hacerme Feliz / Merezco Ser Feliz. El matrimonio no se trata realmente de la felicidad. Puede ser parte a veces. El problema es que esta actitud es egoísta, así de simple. Cuando esta actitud es alimentada, culpar al cónyuge se hace rutinario; la amargura está a la vuelta de la esquina. La lista de cualidades negativas en el cónyuge se hace más y más larga. Todo esto es un intento de justificar la actitud egoísta, para que la persona sea libre de perseguir la felicidad o un pasto más verde. El matrimonio se trata de morir a uno mismo, entregando y amando en las buenas y en las malas. Es por eso que es tan difícil, pero también es muy gratificante.
  2. No Hay Nada Malo Con Un Pequeño Coqueteo. Es emocionante. Cuando alguien te encuentra sexualmente atractivo, se siente bien, particularmente cuando sientes de la misma manera hacia esa persona. Nadie quiere perder esa sensación, sino que continúe. Así que se justifican diciéndose a sí mismos: No significa nada. Sí significa. Es doloroso para el cónyuge ya que entrena al corazón para desviarse. Es natural tener aquellos sentimientos, pero jugar con ellos, le da a la persona equivocada un lugar inapropiado en el corazón. El coqueteo es como entrar en un río de poderosa corriente que desemboca en una gran caída al vacío.
  3. Mientras Ella No Lo Sepa, No La Heriré. Esta actitud puede echar raíces en la persona que está haciendo algo que sabe que podría molestar a su cónyuge. Reconocen que está mal, y probablemente se siente culpable, pero no quieren detenerse. En un intento de sentirse mejor, simplemente se dicen: No es como si estuviera lastimando a alguien. Sí lastima. Los secretos causan desconexión. El cónyuge puede intuitivamente sentir cuando hay una distancia, sin importar el grado. Puede que no lo aborden, pero lo sienten. Creer una mentira así es justamente el comienzo de permitir que la desconexión entre en la relación. La distancia solo se hace más y más grande, hasta que esta persona se conecta con alguien más.
  4. Tengo Necesidades Sexuales. La comida es una necesidad. El sexo no es una necesidad, es un deseo. Una actitud así, le da a los deseos sexuales, demasiado poder. También es una manera sutil para justificar la búsqueda de relaciones sexuales fuera del matrimonio. Una vez que se ha justificado en el corazón y mente de la persona, el actuar sobre eso se hace más fácil.
  5. Nuestros Problemas Matrimoniales Son SU Culpa. La relación en el matrimonio consiste en dos personas. Una persona puede ser más responsable, pero no completamente culpable. Esta es una forma conveniente de evitar la responsabilidad. Cada vez que una persona evade la responsabilidad, culpa a otros o se justifica a sí misma, se hace más fría. Las murallas de defensa se fortifican y comienza la separación. Nota: Hay ocasiones en las que una persona es completamente culpable, pero son raras.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Conductor del Programa "La Verdad" difundido por Xto TV de lunes a viernes a Hrs. 20:00 La Paz, Bolivia.

Un comentario »

  1. La infidelidad es por NO decidir firmemente.

    No decides porque no crees, no te cautiva, no te emociona, porque nunca soñaste con ser extremadamente y excesivamente ¡¡¡Feliz!!!

    Pero la mayor fidelidad lo aprendemos de ¡Dios, Jesús y El Espiritu Santo!
    ¡Aleluya!
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s