Personas Dejando Iglesia

Dan Reiland

¿Por qué piensas que la gente se va de tu iglesia? ¿Por qué crees que la gente deja las iglesias en general? Hemos leído razones (y he escrito acerca de esto también), tales como:

  • “Simplemente no recibo nada de los mensajes.”
  • “La iglesia me ha abandonado en momento de necesidad”
  • “Mis hijos no sienten que el ministerio de jóvenes este trabajando por ellos.”
  • “La música de adoración no es mi estilo y es demasiado fuerte.”
  • “El pastor parece estar demasiado ocupado para mí.”

Comentarios como esos, sinceramente vienen de gente de la iglesia que en algún momento debería considerar ir más allá de sus propios deseos y comenzar a invertir en las vidas de los demás.

No me malentiendas. Las iglesias lo hacen, y tú y yo necesitamos hacer nuestro mejor esfuerzo por aquellas que llamamos nuestras iglesias hogares.

Pero la gente que no va mucho a la iglesia (o nada) típicamente no hace esa clase de comentarios. La gente que está lejos de Dios o desvinculada de la iglesia no es tan exigente. De hecho, ellos quieren saber en lo que nosotros estamos, y les encanta el liderazgo valiente. Llegan hambrientos, heridos o esperanzados. Tal vez un amigo les ha insistido tanto durante meses, y finalmente llegan. No están preocupados acerca de la maestría en la comunicación del mensaje. Se están preguntando si todo eso será demasiado extraño, o si serán avergonzados de alguna manera.

Cuando llega gente que no está involucrada en la iglesia, creo que hay tres grandes razones por las cuales se van (o no regresan) que son:

  • Expresiones Apologéticas. A nuestra iglesia llegan muchos emails semanalmente de gente que está considerando si asistir o no, y de quienes han asistido por primera vez. Quieren saber en lo que creemos, si serán aceptados, y prueban nuestra determinación. No todos regresarán a nuestra iglesia o a la tuya, pero quienes vienen no desea respuestas suaves o apologías. Están buscando gente que realmente crea lo que predican. Quieren un liderazgo valiente. Quieren saber si es algo real y genuino.
  • Impresiones Tentativas. Las primeras impresiones son todos. Cuando la gente llega al parqueo, saluda o experimenta con el ujier, todo puede haber sido dicho. Las primeras impresiones no deben fallar, no deben ser inciertas o tímidas por falta de entrenamiento o pasión por la misión. Tus primeras impresiones necesitan ser inteligentes, energéticas y hacer que la gente sientan que han tomado una buena decisión al salir de la cama y llegar a tu iglesia esa mañana.
  • Conexiones No Sinceras. Las primeras buenas impresiones son vitales, pero deben ir rápidamente de una calidad sonrisa y una bienvenida alegre a genuinos mensajes acerca de cómo conectarse con los nuevos amigos. No estoy sugiriendo que deberías ser demasiado agresivo. La gente necesita tiempo para encontrar su manera. Algunas veces el siguiente paso es solo ofrecer una taza de café. Pero tus líderes necesitan tener sus corazones listos para recibir nueva gente tanto como tú necesitas estructuras como una clase para nuevos creyentes o grupos pequeños para que la gente haga conexiones relacionales genuinas.

¿Cómo evaluarías tu iglesia en estas tres áreas? ¿Dónde necesitan mejorar?

Vía: Ministry Today

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s